Cómo decirle a tu jefe que estás sobrecargado de trabajo, según un ejecutivo de RRHH que ha dirigido equipos en WeWork y Citigroup

Puede ser difícil decirle a tu jefe que no puedes asumir más carga de trabajo.
Puede ser difícil decirle a tu jefe que no puedes asumir más carga de trabajo.

Getty.

  • Los jefes deben estar atentos a la salud mental de los empleados, pero los trabajadores quemados deben decírselo a sus superiores.
  • El objetivo de la conversación debe ser asegurarse de que tú y tu jefe compartís las mismas prioridades. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En un trabajo anterior, Alex Seiler se apuntó a trabajar con un coach ejecutivo. Este comenzó con una revisión de 360 grados del rendimiento de Seiler (lo que significa que recibió comentarios de sus supervisores, compañeros y, sobre todo, de sus informes).

"Surgieron algunos comentarios que no había escuchado antes", ha comentado a Business Insider Seiler, director de personal de la empresa de asesoría GHJ, y que anteriormente dirigió equipos de recursos humanos en WeWork, Citi, Time y Blue Shield of California. Varias personas habían mencionado el agotamiento y el exceso de trabajo.

Cuando Seiler vio los comentarios supo que él mismo era en parte responsable de los problemas que tenía su equipo. "Me considero responsable de un alto rendimiento y, por tanto, también lo soy de mi equipo", ha dicho.

Pero creía que sus empleados también eran en parte responsables. "Deberían haber acudido a mí cuando empezaron a sentirse demasiado presionados", explica. En lugar de eso, el equipo esperó a que su trabajo estuviera fuera de control.

Alrededor de 4,4 millones de estadounidenses abandonaron sus puestos de trabajo en septiembre, el mayor número de trabajadores que lo hicieron en un solo mes desde al menos diciembre de 2000. En octubre, esa cifra descendió ligeramente hasta los 4,2 millones

Este "Gran Agotamiento Americano" y la subsiguiente "Gran Dimisión" se consideraron en su día como un cambio en el panorama laboral inducido por el cierre. Pero ahora, tanto las empresas como los trabajadores saben que el fenómeno no ha hecho más que empezar: un estudio realizado por Joblist en 2021 entre más de 26.000 empleados ha revelado que casi el 75% se plantea dejar su trabajo. 

Aunque no te sientas solo si estás quemado, puede ser difícil acercarte a tu jefe —la persona con poder para despedirte o rechazar tu petición de aumento— y decirle que no puedes manejar tu carga de trabajo, o que necesitas más apoyo.

En una conversación con Business Insider, Seiler ha ofrecido algunos consejos para hacerlo más fácil.

Cómo evitar que tu jefe se ponga a la defensiva 

En primer lugar, asegúrate de que no estás "adoptando una postura agresiva" ni enfocando la conversación de "forma adversa". En lugar de eso, Seiler recomienda dirigir la conversación con preguntas.

La clave aquí es no animar a tu jefe a ponerse a la defensiva. Puedes iniciar la conversación preguntando simplemente: "¿Puedo ser sincero contigo?", ha escrito Seiler en un correo electrónico. "Esto abre el diálogo y puede conducir a una conversación productiva de establecimiento de niveles en torno a la capacidad".

Seiler también ha sugerido preguntar sobre las prioridades para asegurarse de que usted y su gerente están en la misma página. "Eso ayudará rápidamente a un empleado a entender si está haciendo un trabajo que su jefe considera que añade valor o no", ha expresado Seiler.

"Si tú y tu jefe os dais cuenta de que estáis empantanados en algo relativamente poco importante o no urgente, podéis pasar a algo más valioso".

7 lecciones imposibles de olvidar de los mejores jefes

Los comentarios de Seiler recuerdan los consejos de otros expertos en carreras profesionales sobre cómo rechazar los encargos de tu jefe. Si ya estás sobrecargado, la experta en trabajo Lynn Taylor recomienda decir:

"Me encantaría hacer ese proyecto, pero eso podría significar que (cualquier otro proyecto en el que estés trabajando) tendrá que posponerse hasta mañana, porque en realidad iba a pasar las próximas tres horas terminando esa propuesta. ¿Quiere que la posponga?".

En cuanto a Seiler, ha puntualizado que cualquier director eficaz apreciará cuando su empleado plantee un problema de flujo de trabajo. Ha asegurado que "alguien que es un gerente verdaderamente racional y lógico apoyará mucho esa conversación".

Otros artículos interesantes:

Cómo detectar a un posible jefe tóxico durante la entrevista de trabajo

Solo una de cada 10 personas reúne las cualidades necesarias para ser un buen líder: 5 errores comunes que los nuevos jefes deberían evitar

La depresión por una amonestación del jefe en el trabajo puede considerarse accidente laboral, declara la Justicia; así influye en la prestación que se recibe

Te recomendamos