Los guionistas de Hollywood votan a favor de ir a la huelga: cómo de preparadas están Netflix, Disney, Amazon y otras plataformas de 'streaming'

| Traducido por: 
- Actualizado:
Fotograma de la serie de éxito de Netflix 'Miércoles'.
Fotograma de la serie de éxito de Netflix 'Miércoles'.
  • El gremio de guionistas ha votado mayoritariamente a favor de autorizar una huelga que llegaría en un momento arriesgado para Hollywood.
  • Netflix, Amazon y Disney tienen reservas de contenidos que podrían ayudarles en caso de huelga.
  • El CEO de Warner Bros. Discovery, David Zaslav, ha asegurado que la compañía es "optimista" pero "asumiendo lo peor desde una perspectiva de negocio; estamos preparados."

El sindicato de guionistas de Hollywood (WGA) ha anunciado este lunes que sus miembros han votado abrumadoramente a favor de autorizar ir a la huelga, una medida que llega en un momento delicado para la industria audiovisual y del entretenimiento.

La gente está dejando de pagar la televisión por cable antes de lo esperado, y el porcentaje de hogares abonados a este servicio de pago cayó por debajo del 50% el año pasado por primera vez, según Insider Intelligence. La hipótesis de que el negocio del streaming puede sustituir a la televisión tradicional como negocio rentable empieza a parecer dudosa, lo que ha llevado a las empresas audiovisuales a replegarse tras un aumento masivo del gasto en contenidos.

El 98% de los miembros de la WGA ha votado a favor de autorizar una huelga mientras prosiguen las conversaciones con los estudios de Hollywood y las empresas de streaming, por lo que ambas partes se preparan para lo que sería el primer paro de este tipo desde 2007-2008. Durante esa huelga de 100 días, más de 60 programas de televisión tuvieron que parar y las audiencias y las ventas de publicidad se hundieron. La huelga le costó al estado de California más de 2.000 millones de dólares y más de 37.700 puestos de trabajo.

El director de Warner Bros. Discovery, David Zaslav, se refirió a la posibilidad de una huelga durante una rueda de prensa celebrada el 12 de abril para anunciar la nueva plataforma de streaming Max: "Suponemos lo peor desde el punto de vista empresarial, estamos preparados... pero tenemos esperanzas y estamos negociando con gente a la que respetamos mucho".

"Para que esta industria tenga éxito, todo el mundo tiene que sentirse plenamente valorado y, de principio a fin, nuestro objetivo será que todo el mundo reciba una compensación justa por el trabajo que hace", afirmó.

Esta vez, según The Hollywood Reporter, las empresas audiovisuales se quedarían sin nuevas series y películas que producir más allá de los guiones que han almacenado en los últimos tiempos y cuya entrega han acelerado silenciosamente. Pero el panorama audiovisual ha cambiado mucho desde 2008. El público tiene muchas más opciones si su serie favorita no vuelve

Los datos de Reelgood muestran qué plataformas de 'streaming' se decantan por los contenidos guionizados frente a los no guionizados.
Los datos de Reelgood muestran qué plataformas de 'streaming' se decantan por los contenidos guionizados frente a los no guionizados.

Reelgood

Los acuerdos con los sindicatos que representan a directores y actores también se renovarán a finales de la primavera, lo que plantea la posibilidad de un cierre más amplio del sector del entretenimiento. Algunos expertos también creen que los estudios utilizarán la huelga para ahorrar dinero desechando acuerdos improductivos con algunos guionistas: "Es una forma de corregir el rumbo y forzar la anulación de muchos de estos tratos", afirma un agente de televisión.

El panorama de las opciones de entretenimiento es "mucho más competitivo que durante la última huelga de guionistas", cuenta a Business Insider el consultor audiovisual Peter Csathy. "Así que si te sientes frustrado como consumidor, es muy fácil ir a probar otra cosa". Eso podría incluir otros streamers u otras plataformas. "El tiempo de pantalla va a perder cuota de atención en favor de otros sectores del entretenimiento, incluidos los videojuegos. Los Activisions del mundo podrían beneficiarse de ello". 

La repentina caída de la televisión a lo largo de los años ha hecho más caro para los anunciantes llegar a su público objetivo. Así que una huelga podría acelerar también el cambio de los anunciantes a alternativas televisivas como YouTube TV o incluso TikTok, afirma el veterano analista de publicidad Brian Wieser. Sin embargo, con el auge de la televisión sin anuncios, la televisión con publicidad es hoy una parte menor del pastel televisivo, lo que podría mitigar el impacto de ese cambio, añade.

También hay que tener en cuenta el aumento de los realities y los contenidos internacionales, que no están cubiertos por el gremio de guionistas. Según Parrot Analytics, los programas de telerrealidad se encuentran por lo general entre los que acumulan más audiencia, mientras que los de fuera de EEUU han crecido hasta representar casi un tercio de la demanda estadounidense. La búsqueda de estos contenidos alternativos podría ayudar a suavizar el golpe para los estudios y las plataformas. 

 

Una huelga afectaría a algunos estudios de Hollywood más que a otros dependiendo de factores como el tamaño y la composición de sus bibliotecas, la disponibilidad de deportes en directo y la dependencia de la televisión durante la temporada de otoño. 

A continuación, este es un desglose de lo que ganarían o perderían 7 de los mayores estudios y empresas de streaming en caso de huelga basado en conversaciones con 7 fuentes de agencias, productores y analistas:

Netflix

Como mayor servicio de streaming, es quizás el mejor posicionado para capear una huelga. Netflix ha mostrado un apetito más voraz por el nuevo contenido, habiendo lanzado 811 títulos originales en 2022, según Ampere Analysis, más de 4 veces la producción del siguiente más grande, Prime Video de Amazon. Además, Netflix ha creado una sólida cartera de contenidos internacionales y ha apostado por programas de telerrealidad no guionizados. 

La decisión de la empresa de ampliar su oferta ha convertido a Netflix en una especie de servicio público que le protege de la pérdida de un programa en particular. "Tienen la mayor necesidad de producir contenidos, pero también más opciones", afirma Michael Pachter, analista de Wedbush Securities.

Amazon

Prime Video, de Amazon, también está bien situado, ya que es el segundo mayor streamer por detrás de Netflix, con 186 originales estrenados el año pasado, según Ampere. También tiene muchos programas internacionales doblados en lengua local de los que tirar en caso de huelga, y Prime Video acaba de aumentar su biblioteca con la compra de MGM

Como unidad de alto perfil pero relativamente pequeña de Amazon, que mueve más de un billón de dólares, Prime Video está en cierto modo aislada de las presiones financieras a las que se enfrentan sus competidores del ámbito del entretenimiento. 

Apple

Apple TV+ tiene la biblioteca más pequeña de los principales streamers y no es conocida por su huella internacional, lo que podría convertirla en una de las más vulnerables si los escritores van a la huelga. 

Pero, como en el caso de Amazon, el streaming no es fundamental para el negocio global del gigante tecnológico, por lo que el prestigioso streamer, el primero en contar con un Óscar a la mejor película, podría salir bien parado.

La oferta de lanzamiento SkyShowtime es irresistible, pero la plataforma tiene varios problemas

Disney

Disney tiene mucho a su favor: un negocio diversificado, una enorme biblioteca y una codiciada propiedad intelectual en Marvel y Star Wars, así como franquicias de Disney centradas en el público infantil, todo ello disponible en gran cantidad en Disney+, que tiene el mayor número de suscriptores después de Netflix. 

Con Hulu, Disney ocupa el cuarto lugar en volumen de programas de televisión. También cuenta con ESPN como baluarte en deportes. Su cadena ABC, sin embargo, necesita guionistas para ofrecer episodios frescos de éxitos como Abbott Elementary y tertulias nocturnas, aunque perder ese contenido puede compensarse en cierto modo con noticias y deportes en directo. 

"Disney puede permitirse un golpe como este más que cualquier empresa como Netflix", afirma Paul Hardart, director del Programa de Entretenimiento, Medios y Tecnología de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York. "El mayor desafío serán los programas nocturnos de entrevistas, que son motores constantes de audiencia y anunciantes. Cualquier motivo para que la gente no los sintonice no es bueno para ellos".

Warner Bros. Discovery

Una huelga podría ser el momento de WBD para brillar, con su biblioteca Discovery cargada de reality shows como Naked and Afraid y 90 Day Fiancé. Por otro lado, HBO Max cuenta con series de alta calidad como Succession cuya ausencia podría costarle suscriptores. Un beneficio colateral: ahorrar en nuevas producciones durante un tiempo también podría ayudar a WBD a saldar parte de sus deudas.

NBCUniversal

La huelga podría ser por una parte un gran dolor de cabeza aunque, por otro, algo no del todo malo para Peacock. El streamer tiene una biblioteca pequeña y es relativamente nuevo, por lo que necesita contenido fresco para comercializarse. 

En el lado positivo, está recibiendo apoyo de la biblioteca de Universal y se está centrando en gran medida en programas no guionizados y deportes, 2 áreas que estarían protegidas en una huelga.

Paramount Global 

CBS es vulnerable, pero el negocio de streaming de Paramount puede seguir adelante gracias a una sólida biblioteca que contiene títulos vinculados al Universo Star Trek y los spinoffs de Yellowstone (aunque el hogar de la serie insignia es Peacock). Paramount también tiene una amplia oferta de deportes en directo, algo que debería ofrecer cierta protección en caso de huelga de guionistas.

Aviso: Mathias Döpfner, consejero delegado de Axel Springer, empresa matriz de Business Insider, es miembro del consejo de administración de Netflix.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.