Pasar al contenido principal

He dormido en el primer 'hotel cápsula' de Hong Kong y la experiencia fue una auténtica pesadilla

Entrada del hotel cápsula SLEEEP
  • SLEEEP es el primer hotel cápsula de Hong Kong, un concepto inventado en Japón a finales de 1970 cuyo objetivo es proporcionar alojamiento barato y conveniente para viajeros que no necesitan todos los servicios que incluye un hotel tradicional. 
  • Dormí en SLEEEP en un reciente viaje de negocios a Hong Kong. Costó alrededor de 75 dólares la noche, barato para un hotel en la isla de Hong Kong, pero puedes encontrar alojamientos más económicos en Airbnb u hoteles low cost.
  • SLEEEP tiene una ubicación ideal y un diseño atractivo, pero sus cápsulas se calientan rápidamente y no aíslan el sonido, provocando que el descanso no sea óptimo.

En teoría suena fantástico: un hotel low cost diseñado para asegurarte el mejor descanso. Ese es el objetivo de SLEEEP, el primer hotel cápsula de Hong Kong

La realidad, sin embargo, no es tan relajante.

Ubicado en Sheung Wan, un barrio en la isla de Hong Kong cerca del centro de negocios, SLEEEP aloja a viajeros solitarios, residentes sobrecargados por trabajo, y empresarios de viaje de negocios con prisas, ofreciéndoles un "lugar para respirar entre un ambiente sofocador", explica Jun River, que cofundó el hotel con su amigo de la infancia Alex Klot.

"Realmente creemos que suficiente sueño y descanso de buena calidad nos puede llevar más lejos, tanto en nuestra vida personal como en la profesional", le dijo Rivers a Lifestyle Asia el año pasado, poco después de que abriera. 

Mientras que tiene una ubicación ideal y está diseñado muy al estilo Apple con un aspecto minimalista – gano el premio de plata para Diseño en los Asia Awards 2017 – el hotel no cumple su propósito más básico.

Me alojé en SLEEEP en un reciente viaje de negocios a Hong Kong. Tras dos largos días trabajando en Macao, llegué al hotel emocionado con tener una buena noche de descanso. En cambio, me sentí acalorado, me desperté varias veces y, en general, desilusionado con el concepto.

SLEEEP está ubicado entre Queen's Road Central y Gough Street, dos calles serpenteantes en el barrio de Sheung Wan en Hong Kong. Hay unas escaleras a medio camino bajando la calle. Súbelas para encontrar SLEEEP.

Escaleras en Hong Kong para llegar al hotel cápsula SLEEEP

Es un poco como buscar un pasadizo secreto. Cuando empiezas a ver mensajes graciosos relacionados don dormir, sabrás que lo has encontrado.

Mensaje en la pared del hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong.jpg

Una de las mejores cosas del hotel es la sencillez y modernidad de la experiencia. No hay recepcionistas ni llaves, solo tienes que acercarte al panel táctil al lado de la puerta.

Panel táctil para acceder al hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

Te envían un código QR el día del check-in. Solo tienes que pasar el código QR por el scanner colocado debajo del panel táctil y se abre la puerta. SLEEEP es barato para un hotel en la isla de Hong Kong, costando en torno a 75 dólares la noche, pero puedes encontrar Airbnb y habitaciones privadas a un precio mucho menor, especialmente si estás dispuesto a dormir en Kowloon.

Código QR en el hotel cápsula SLEEEP de Hong Kong

Había un silencio absoluto cuando entré, algo bueno para mi descanso. Como ya eran las 11 p.p., asumí que cualquier huésped de SLEEP ya estaría dormido. Una pantalla en la entrada mostraba un mensaje dándome la bienvenida y facilitándome información útil.

pantalla en la entrada del hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

Vi que varias personas habían dejado sus zapatos debajo de un banco en la entrada. Había zapatillas de andar por casa para caminar por el diminuto hotel. En serio, es diminuto. El hotel tiene 34 metros cuadrados según Lifestyle Asia.

zapatillas de andar por casa en el hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

Estaba un poco desorientado al principio. Para empezar fui a la cápsula incorrecta. Cuando haces el check-in se encienden unas luces en tu cápsula, pero no los vi ya que no estaba en una fila visible desde la entrada.

Hotel cápsula SLEEEP

Lo importante en el hotel es la funcionalidad, no la forma. Todo, desde la contraseña del WiFi hasta el suelo refleja esta filosofía minimalista. Lo agradecí.

Hotel Cápsula SLEEEP en Hong Kong

Pero estaba preocupado constantemente con hacer demasiado ruido. Era aparente desde el primer momento que entré que cualquier sonido viajaría a los 8 huéspedes de SLEEEP. Esto se convirtió en un problema cuando el código de mi taquilla no funcionaba. Otra huésped me ayudó a desbloquearlo – ella también había tenido dificultades con lo mismo. Fue un ejercicio excelente de comunicación no verbal. 

Taquilla en el hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

En la taquilla hay un vaso para agua, una toalla, espacio suficiente para una maleta pequeña y un sitio donde colgar la ropa. Pero ni yo ni la huésped que me ayudó podíamos meter nuestra maleta en la taquilla, era demasiado estrecho.

Taquilla en el hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

El diseño estético podría describirse a como me imagino el lugar donde viven los personajes de Matrix. Una puerta automática separa el baño común de la zona de habitaciones. Pero cada vez que se abría y cerraba hacia un ruido alto. Me preocupé aún más por el ruido cuando encendí el grifo para cepillarme los dientes.

baño del hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

Después de cepillarme los dientes, me preparé para irme a la cama. Me llevé el Kindle, el móvil, el portátil y la botella de agua a la cápsula. Era todo muy acogedor. Una cortina magnética de fieltro abre y cierra la cápsula.

cama en el hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

Todas las cápsulas son de madera, con esquinas redondas, iluminación "circadiana" y enchufes. La ropa de cama, que puedes personalizar para que sean más lujosas o firmes, es muy cómoda.

cama del hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

Saqué mi portátil para mandar algunos emails de última hora antes de dormir, pero en cuanto empecé a teclear, sabía que no podía trabajar, ya que despertaría a otros huéspedes. Podía escuchar todo en el hotel – el agua del grifo, alguien buscando algo en una taquilla, la puerta del baño abriendo y cerrándose. Era raro – silencio absoluto excepto por estos sonidos inocuos.

MacBook dentro del hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

SLEEEP prové tapones, una lámpara de noche y un antifaz. Es un detalle, pero dormir con tapones no es ideal. Lo hice cuando vivía al lado de una obra en Nueva York, pero equivale a sueño mediocre. Me espero tener que usar tapones en un hostal, no en un hotel. Ni siquiera en un hotel cápsula.

Hotel Cápsula SLEEEP en Hong Kong

Y ese es el problema realmente. Es mucho más como estar en un hostal que en un hotel. Pero el gran beneficio de un hostal (además de no ser caro) es que puedes conocer a otros viajeros fácilmente. Acabé escribiendo al chatbot de SLEEEP para tener algo de compañía.

Captura de pantalla de una conversación con el chatbot de SLEEEP

Hay una pequeña libreta al lado de la cama con toda la información sobre el hotel. O más bien, algunas frases poéticas sobre dormir y un enlace a su página web.

libreta hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

Era raro. No estaba del todo preparado para dormirme aún. Pero no había nada que hacer. El WiFi iba bien, así que miré Instagram un rato. Luego me fui a dormir – o al menos lo intenté.

Libreta hotel cápsula SLEEEP Hong Kong

Tras escuchar a unos cuantos viajeros prepararse para irse a la cama, me puse los tapones y cerré los ojos. Dos horas más tarde me desperté, sudando mucho. La ventilación en el "SLPer" no era buena, así que abrí la cortina para que entrara algo de aire. Me desperté 3 horas más tarde cuando otro viajero empezó a prepararse para el día. Las siguientes horas las pasé medio despierto medio dormido, resultado de una terrible noche de descanso.

pantalla negra

Fue una pena, la verdad. Estaba realmente emocionado por dormir en un hotel cápsula. Al menos me di una ducha caliente por la mañana.

ducha hotel cápsula SLEEEP Hong Kong

El hotel usa un sistema de "recuperación de calor" bastante innovador, por el que el calor generado por el aire acondicionado en el hotel se usa para calentar la ducha. Es bastante brillante. Todas las comodidades las proporciona el hotel así que...¡JABÓN!

Baño hotel cápsula SLEEEP en Hong Kong

Cuando me fui (no hace falta hacer check out) vi el mensaje de bienvenida en la pantalla para el siguiente huésped. Pensé que SLEEEP me parece un concepto bueno y moderno, pero aún no funciona. Con algunos cambios, tal vez funcione en el futuro.

Hotel Cápsula SLEEEP en Hong Kong

Me siento mal. Quería que me gustara SLEEEP. En muchos sentidos, está bien diseñado. Pero cuando se trata de ruido, falla. Los otros huéspedes estaban intentando ser lo más silenciosos posible, o al menos eso parecía. Nadie hablaba. Todo el mundo se deslizaba por el suelo en zapatillas de andar por casa. Y aún así el sonido viajaba a todas partes. No me puedo imaginar que haya sido el único que no ha dormido bien.

entrada hotel SLEEEP en Hong Kong

Actualización: Jun Rivers, cofundador de SLEEEP, respondió a mi artículo con lo siguiente: 

SLEEEP Sheung Wan es nuestro primer intento de proporcionar un santuario urbano para viajeros y locales, y admitimos que nuestro esfuerzo está lejos de ser perfecto.

En particular, el espacio limitado que podíamos permitirnos, dado los precios en Japón, no nos permitía tener una zona separada para las taquillas, algo que seguro que tendremos en nuestra próxima ubicación. Estamos dispuestos a hacer mejoras cada día con lo que tenemos hoy.

En respuesta a tu valioso feedback, vamos a tomar las siguientes acciones de inmediato:

  • Mejor navegación para que encontrar el SLPer sea más directo (la luz parpadeante no era suficiente, estoy de acuerdo);
  • Mejorar la comunicación mediante nuestro espejo inteligente y AIXO para que los huéspedes que lleguen por la noche, como tú, tengan una presentación más clara e intuitiva.

Y por último, pero no menos importante, estamos trabajando mucho para conseguir una nueva ubicación donde el espacio sea mejor para reducir el ruido; así nuestro SLPer v2 se ha diseñado con un control de ventilación independiente, fieltro con gomaespuma que absorbe el sonido y ruido blanco de fondo independiente y ajustable a las necesidades de cada individuo

Y además