Así utilizan espías y agentes del FBI a estas grandes tecnológicas de la industria turística para vigilar de forma masiva cómo y por dónde viajas

Una cámara térmica registra la temperatura de los pasajeros que llegan a un aeropuerto tailandés.
Una cámara térmica registra la temperatura de los pasajeros que llegan a un aeropuerto tailandés.
REUTERS/Soe Zeya Tun
  • Sabre es una compañía que recaba datos de reservas de vuelos, habitaciones de hotel o coches de alquiler de forma masiva.
  • Es una de las tres empresas especializadas en Sistemas de Distribución Global (GDS), una infraestructura tecnológica esencial para la industria turística.
  • Otras compañías especializadas en este segmento es Travelport, o el gigante Amadeus IT, que precisamente cotiza en el índice español IBEX 35.
  • Forbes detalla cómo Sabre ha tenido que colaborar con agentes del FBI rastreando sospechosos gracias a una ley que data del año 1789.
  • Ahora, el potencial como herramienta de "vigilancia masiva" de estas compañías vuelve a ponerse de relieve por la crisis del COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los Sistemas de Distribución Global (GDS) son unas infraestructuras tecnológicas esenciales para la industria turística. Estos sistemas informatizados son capaces de registrar las reservas de vuelos y hoteles de millones de pasajeros día a día en todo el mundo.

De hecho, pueden servir incluso para identificar a viajeros en las terminales de aeropuerto.

Las principales compañías que operan este tipo de sistemas son poco conocidas. Travelport, Sabre y Amadeus son las tres principales firmas que se reparten este mercado a nivel global. Amadeus es una firma europea que cotiza en el índice español, el IBEX 35.

Sin embargo, estas firmas tecnológicas pueden tener también un lado oscuro.

Leer más: Las transferencias de datos personales entre la Unión Europea y EEUU, invalidadas al entender que las garantías allí son insuficientes, según el TJUE

Lo resalta Forbes en un reciente artículo, en el que cuenta cómo la estadounidense Sabre es utilizada por agentes del FBI y funcionarios estadounidenses para rastrear sospechosos en todo el globo.

En la información se explica cómo las autoridades estadounidenses emplean una compañía de viajes de 2.000 millones de dólares como "una herramienta de vigilancia masiva" que, además de para detener sospechosos, podría ayudar a la hora de rastrear posibles contagios de coronavirus.

Así utiliza Estados Unidos a Sabre para vigilar a ciudadanos de todo el mundo

Sabre es, frente a Travelport y Amadeus, la compañía más antigua en desarrollar un sistema informatizado que recabe todos los datos de viajeros para provecho del sector turístico. Forbes recuerda cómo la firma nace a finales de los 50 después de que IBM y American Airlines se aliasen para tal fin.

Según el medio, Sabre gestiona un tercio de las operaciones turísticas de todo el mundo, valoradas en cerca de 230.000 millones de euros anuales. Desde reservas de vuelos, habitaciones de hotel o incluso coches de alquiler.

La ex-CEO de Sabre en México, Gloria Guevara, resume que Sabre ha construido una "enormísima base de datos". Guevara ahora es la consejera delegada del Consejo Mundial del Viaje y del Turismo, la WTTC. "Te pueden decir de dónde viene un viajero, en qué vuelo llegó y en qué asiento estuvo", explica Jim Menge, también exvicepresidente en Sabre entre 1994 y 2004.

Leer más: Cuánto gana un empleado de Banco Santander en España: mira su sueldo y sus condiciones laborales

Los vínculos entre Sabre y la Administración estadounidense siempre han parecido transparentes, ya que antiguos ejecutivos han dado explicaciones en comisiones del Congreso. Pero esta historia tiene otra cara. Todo cambia en el 11-S, remachan Guevara y Menge.

En aquel caso, el Gobierno exigió la colaboración de Sabre después de los atentados. Pero los detalles de una investigación internacional sobre delitos informáticos revelan cómo en diciembre de 2019 el Ejecutivo estadounidense exigió a Sabre compartir con el FBI información actualizada y semanal en tiempo real sobre un sospechoso.

Fue el caso del fugitivo indio Deepanshu Kher, al que se le acusó, según un auto de noviembre de 2019, de atacar una web de San Diego, causando más de 5.000 dólares en daños.

El de Kher no es el único ejemplo: las autoridades israelíes detuvieron a finales del año pasado a un hacker ruso llamado Aleksei Yurievich Burkov al que acusaron de estar al frente de Cardplanet, una tienda que vendía tarjetas de crédito robadas. En este caso también colaboró Travelport, según Forbes.

Antes, cuando los gobiernos querían recabar información sobre sospechosos o rastrear a delincuentes en búsqueda y captura, se veían obligados a acudir a las compañías de telecomunicaciones y a las entidades bancarias, una a una. Con Sabre, tienen acceso a un mercado global de reserva de viajes en todo el planeta.

Una ley del siglo XVIII, clave para la colaboración de Sabre

Eloisa Lopez

Reuters

Una ley permite a Estados Unidos obligar a terceros a ayudar a ejecutar órdenes judiciales, explica Forbes.

Lo controvertido es que se trata de una ley llamada All Writs Act que data del año 1789.

Ya ocurrió en 2016, cuando el FBI exigió la colaboración de Apple para desbloquear el iPhone que llevaba encima uno de los atacantes del tiroteo de San Bernardino en 2015. Apple se negó, y no fue la última vez que recibió esa petición.

Leer más: Cuánto dinero se debe tener ahorrado a los 35 años, según los expertos

El abogado que defendió a Apple entonces, Marc Zwillinger, explica en Forbes que este tipo de órdenes convierten a Sabre, de facto, en un agente de policía más.

Ahora, la polémica sobre cómo espías y agentes del FBI utilizan a Sabre y a este tipo de tecnológicas turísticas como herramientas de vigilancia masiva se ha vuelto a poner en el foco. El motivo: la crisis del coronavirus.

El exejecutivo de la compañía, Jim Menge, explica que Sabre podría decir "cuánta gente está viajando desde China, aunque no hagan escala en Japón, Taiwán, Hawai o Guam".

No obstante, Sabre no ha revelado ningún plan a este respecto, lo que para Forbes implica que se planteen "más preguntas" sobre los lazos entre esta firma y el Gobierno de Estados Unidos.

LEER TAMBIÉN: Clearview AI, la compañía de reconocimiento facial que ha robado millones de rostros de internet, acaba de ser denunciada por protección de datos en Europa

LEER TAMBIÉN: Esto es lo que tienes que beber antes de dormir para perder peso

LEER TAMBIÉN: Una empresa española acaba de anunciar que su tecnología de reconocimiento facial es capaz de identificar a sus usuarios aunque lleven mascarilla

VER AHORA: José Miguel Aparicio, CEO de Audi España: “Los vehículos se van a transformar en plataformas de software que nos conectarán con nuestros clientes”

    Más:

  1. Ciberseguridad
  2. Privacidad
  3. Turismo
  4. Estados Unidos
  5. Trending
  6. Top