Pasar al contenido principal

10 claves para jubilarse temprano y poder trabajar, viajar y relajarse: todo a tu propio ritmo

Señora leyendo un libro
Kathrin Ziegler/Getty
  • Jubilarse temprano requiere de tiempo y de una disciplina increíble.
  • Si tienes pensado jubilarte de forma anticipada, debes tratar de ahorrar o invertir al menos de 25 a 30 veces tus gastos anuales estimados, aunque ese número puede ser menor o mayor dependiendo del estilo de vida que quieras llevar.
  • Para alcanzar tu meta, deberás vivir por debajo de tus posibilidades económicas, aumentar los ingresos y maximizar tus cuentas de jubilación.
  • También debes intentar pagar todas tus deudas antes de retirarte como, por ejemplo, podría ser la hipoteca de tu casa. Y, por supuesto, no olvides tener un plan B por si las cosas no salen como esperabas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El camino hacia la jubilación anticipada no es fácil. Se necesita tiempo y una fuerte disciplina para ganar dinero, ahorrarlo e invertirlo tanto como sea posible.

Dicho esto, la jubilación se presenta en varias formas y tamaños y esto es lo que determinará qué es lo que necesitas para llegar hasta allí. Estos son algunos pasos que puedes seguir:

 

1. Definir la jubilación anticipada

Señores planificando su jubilación
Getty

Retirarse antes de tiempo no tiene que significar seguir ganando un cheque de pago nunca más, a menos que lo quieras así. Muchas personas que se jubilan antes de tiempo lo definen como no tener que trabajar para poder vivir, es decir, tener independencia financiera. Aunque es posible que si estás leyendo esto quieras dejar tu trabajo corporativo para hacer algo más de estilo creativo donde puedas organizar tus propias horas. O, tal vez, te gustaría enfocarte solo en pasatiempos que no generan ingresos, sin trabajar a marchar forzadas y viajando entremedias.

El primer paso en el camino hacia la jubilación anticipada es averiguar exactamente lo que esa frase significa para ti. Establecer un plan de futuro ideal del día a día puede facilitar esa planificación, sin embargo, es probable que termine evolucionando con el tiempo.

2. Establece un número objetivo

Señora metiendo dinero en una hucha
Getty

Después de esbozar un esquema de tu jubilación soñada, es hora de calcular cuánto dinero necesitas para poder hacerla realidad.

Grant Sabatier, hombre que se jubiló antes de la edad estimada y millonario por cuenta propia, sugiere que se ahorren o inviertan entre 25 y 30 veces los gastos anuales previstos más el valor de un año de gastos en efectivo. En su libro Financial Freedom, Sabatier comparte la fórmula que utilizó para calcular su "número objetivo", que luego dividió en metas de ahorro mensuales, semanales e incluso diarias.

Esta parte puede ser difícil de calcular, especialmente cuando hay múltiples escenarios a considerar. Por ejemplo, cómo una posible crisis afectaría a tus inversiones. Un buen planificador financiero (la herramienta gratuita de SmartAsset te permite encontrar uno) puede ayudarte a calcular números y realizarte un plan viable para poder alcanzar los objetivos previstos.

3. Vivir por debajo de tus posibilidades

Señor llamando por teléfono
Getty

Es muy difícil construir una riqueza consistente, sobre todo, si uno gasta más de lo que gana. Cuando estás preparándote para la jubilación anticipada, es fundamental vivir por debajo de tus posibilidades, ya que es la única manera de ahorrar e invertir de cara al futuro.

Concentrarse en reducir los gastos más grandes, que probablemente son vivienda, transporte y alimentación, puede ayudar mucho en el esfuerzo por aumentar tu tasa de ahorro.

4. Aprovecha tus ingresos

Jubilados haciendo la compra
Getty

Es crucial mantener tus gastos bajo control, pero solo puedes reducir los costos hasta cierto punto, según dijo Eric Roberge, un planificador financiero. Puedes generar una diferencia mayor aumentando tus ingresos, su esposa Kali y él explicaron en un episodio de su podcast Beyond Finances. Reducir los gastos diarios requiere un esfuerzo continuo, siendo una solución a corto plazo, mientras que aumentar su flujo de caja es una solución a largo plazo, han dicho.

Sabatier anima a todos a emprender una actividad complementaria para diversificar las fuentes de ingresos. El lado más lucrativo es el que genera ingresos pasivos, escribió en su libro. Construir un negocio de ingresos pasivos que genere una cantidad mínima de dinero para cubrir los gastos mensuales "da más flexibilidad y potencialmente la oportunidad de alcanzar la independencia financiera muy rápidamente", ha escrito.

Leer más: 7 claves para ahorrar más e invertir mejor, según los expertos

5. Maximiza tus cuentas de jubilación

Jubilados haciendo cuentas
Getty

Hay por lo menos una estrategia común en casi todas las historias sobre la independencia financiera y la jubilación anticipada: el ahorro temprano y frecuente. A menudo, la mejor manera de optimizar tus ahorros es a través de las cuentas de jubilación.

Los planes de jubilación patrocinados por los empleadores y las cuentas individuales ofrecen ventajas fiscales y un crecimiento de inversión sin precedentes. En 2019, puedes contribuir hasta más de 17.000€ antes de impuestos en un plan 401(k) y más de 5.000€ a una IRA tradicional por la cual puedes obtener una deducción de impuestos en tu declaración del año en curso.

La única advertencia a la hora de llenar tus cuentas de jubilación hasta el borde es la restricción que existe sobre los retiros. No podrás coger dinero de tu 401(k) sin ser penalizado hasta que hayas cumplido los 59 años y medio de edad. Sin embargo, puedes utilizar tu cuenta Roth IRA, que se financia con dinero después de impuestos, y retirar tus contribuciones libres de impuestos en cualquier momento.

6. Invierte el dinero que sobra

Señor trabajando
Getty

Si estás maximizando tus cuentas de jubilación invierte el dinero sobrante en el mercado de valores y retíralo cuando lo necesites.

Muchos jubilados anticipados se aferran a la inversión favorita del multimillonario Warren Buffet: los fondos de índice de bajo costo. Los fondos indexados son inversiones todo-en-uno que rastrean un mercado financiero específico y están diseñados para diversificar tu dinero y minimizar así el riesgo.

7. Si tienes una hipoteca, prepárate para pagarla

Persona calculando la hipoteca
Getty

Al prepararse para la jubilación, quitarse de encima la deuda del consumidor con altas tasas de interés es algo obvio, pero pagar una hipoteca con buenas condiciones no es tan fácil. Para algunos, la tranquilidad de estar libres de responsabilidad vale la pena, mientras que otros pueden argumentar que el dinero ahorrado en pago de intereses palidecería en comparación con los rendimientos potenciales de la inversión.

Tommy, que solo lleva su nombre de pila en Internet, se jubiló hace casi 10 años a la edad de 51 después de una carrera de más de tres década en el sector de las telecomunicaciones. Nunca ganó un salario de seis cifras, pero se centró en ahorrar constantemente desde los 20 años y en vivir frugalmente con su esposa y sus tres hijos, escribió en un artículo de un blog. ¿Uno de sus mayores arrepentimientos? No pagar la hipoteca antes de retirarse.

"Gran parte de nuestro gran retiro es mental. Estar libre de hipotecas ciertamente añade otro nivel de libertad", añadió.

Leer más: A qué edad te puedes jubilar en España según tu trabajo

8. Investiga tus opciones de seguro médico

Pareja consiguiendo un seguro médico
Getty

Dejar a un empresario también significa despedirse del seguro médico del que se dispone. La opción más rentable para obtener un seguro de salud, si está disponible para ti, es inscribirse en el plan patrocinado por el empleador de un cónyuge que trabaje.

De lo contrario, puedes considerar la posibilidad de continuar la cobertura a través de un empleador anterior; explorar las opciones de cobertura y los subsidios potenciales a través del mercado de la Ley de Atención Asequible; investigar planes de salud compartida; y obtener un trabajo a tiempo parcial.

9. Elaborar un plan B de respaldo

Prejubilados relajados
Getty

No importa cuán infalible pueda parecer el plan que has elaborado, considera que algo podría salir mal. Tal vez descubras que no puedes vivir una jubilación con los días tan estructurados. ¿Quizás te gustaría volver a trabajar? O puede que la economía se hunda llevándose tu patrimonio neto con ella. ¿Tendrías espacio para recortar gastos? Correr a través de los peores escenarios potenciales es esencial cuando tu sustento está en juego.

10. Pon el marcha el plan A pero sin dejar de disfrutar el presente

Mujer sonriendo
Getty

El tiempo y la disciplina son todo lo que uno necesita para ejecutar su plan de aquí en adelante. Sigue ahorrando e invirtiendo, pero no te olvides de vivir el presente al máximo.

Como escribió Steve Adcock en su blog Trink, Save, Retire, "el sacrificio es necesario para retirarse temprano, pero tampoco es todo lo que hacemos. Es importante recompensarnos a lo largo del camino celebrando esos pequeños logros".

Y además