Así funcionan los paneles solares para autoconsumo

2 personas instalan paneles solares.

gettyimages

Cuando se habla de paneles o placas solares se percibe como algo muy novedoso. Pero no es así. Como recuerda Carlos Montoya, jefe del Departamento Solar del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), “en 1920, Albert Einstein ya descubrió el efecto fotovoltaico y por ello se llevó el Nobel un año después”.

Lo que sí es un fenómeno reciente es la popularidad que estos están adquiriendo entre el consumidor particular. Cada vez más personas se interesan por las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. Un fenómeno que se ha multiplicado por el alza en los precios de la luz

Aun así, señala Montoya en este artículo del blog de BBVA, “los más de 10.000 MW de potencia fotovoltaica en España abastecen fundamentalmente a empresas y naves industriales”. 

Así generan electricidad los paneles solares

En el artículo antedicho se afirma que una hora de sol sería suficiente para abastecer las demandas energéticas de la humanidad durante todo un año. En un futuro próximo, aseguran, las placas solares generarán electricidad incluso por la noche

Es decir, el sol puede proporcionar energía suficiente para dar electricidad a todo el planeta, pero necesita ayuda. Y para eso están los paneles solares. 

Su funcionamiento lo explican de manera muy sencilla en el blog de Endesa, y es el siguiente: los rayos solares chocan contra las placas solares fotovoltaicas, que están formadas por materiales semiconductores y transforman la energía recibida en electricidad

Quien se encarga de esta transformación son las conocidas como celdas solares, que son pequeñas células hechas de silicio cristalino o arseniuro de galio.

El IVA en el autoconsumo, todo lo que debes saber

Estas celdas solares se mezclan con otros componentes como el fósforo y el boro para formar 2 partes: una cargada con electrones negativos y otra con positivos.

Cuando la celda solar se expone al sol, los fotones consiguen mover los electrones de la parte donde sobra carga negativa hacia la parte en la que falta. A medida que los fotones van liberando electrones se va generando más y más electricidad. 

Los electrones que no se utilizan o que provienen del viento regresan al panel negativo, haciendo que todo empiece de nuevo en un proceso sin fin.

Con ello se produce corriente continua, la cual se almacena en baterías hasta ser convertida en corriente alterna (la que llega a tu hogar) a través de los inversores de voltaje, que son otro elemento imprescindible en el funcionamiento de las placas o paneles solares, puesto que cambian la dirección de la corriente continua de modo suave y constante y la convierten en alterna.

Otros artículos interesantes:

El fundador de Fisker, que ha creado un coche con paneles solares, cree que estamos "lejos" del coche 100% solar, aunque dice que en el futuro esta energía permitirá hacer recorridos de 15 ó 20 kilómetros

Así debes solicitar el bono social eléctrico, que beneficiará a 2 millones de hogares

Cómo ahorrar en la factura de la luz: consejos para gastar menos en electricidad en 2022

Te recomendamos