Cómo limpiar monedas antiguas con materiales que tienes en casa y sin dañarlas

Un hombre limpiando monedas

Las monedas antiguas tienen más valor de lo que piensas, especialmente si son ediciones poco comunes o que se consideran raras.

Y no tienes que recurrir sólo a monedas de hace cientos de años. Algunas de las pesetas que guardas en casa poseen un gran valor: hasta 40.000 euros en el mercado de coleccionismo.

Eso sí, para venderlas por una cantidad tan grande deben estar en un perfecto estado de conservación, algo que suele ser complicado debido a su antigüedad.

Limpiar las monedas que tienes en casa es una labor esencial si quieres llegar a un trato con un coleccionista. En el caso de que la moneda tenga desperfectos, será imposible venderla por un importe elevado.

Estas son las monedas de 2 euros más valiosas: comprueba si las tienes en casa y consigue hasta 2.750 euros

En estas ocasiones siempre surge la misma pregunta: ¿cómo se limpian las monedas antiguas? Es importante saber hacerlo para no cometer errores, ya que puedes acabar dañando el ejemplar.

A continuación, se explica cómo limpiar las monedas antiguas con materiales que tienes en casa y sin dañarlas.

Cómo limpiar monedas antiguas

Lo más importante en este caso es saber los materiales de limpieza que puedes utilizar.

Desde Coleccionistas de Monedas recomiendan lo siguiente:

  • Jabón neutro: no necesitas un jabón especial, sólo que tenga ph neutro. 
  • Agua destilada temprana: nunca uses agua fría, pues no conseguirás limpiar la moneda; descarta también el agua caliente porque puedes dañarla.
  • Toalla suave: para llevar a cabo la limpieza evita siempre el algodón.

Como puedes comprobar, son materiales caseros que no te van a provocar coste alguno.

Ahora es momento de saber qué pasos debes dar para la limpieza, tal y como explica la misma fuente:

  • Tienes que poner la moneda debajo de un chorro de agua templada para quitar la suciedad superficial, como el polvo o la tierra.
  • Acto seguido, debes aplicar con los dedos un poco de jabón neutro por ambas caras.
  • A partir de entonces, la moneda ha de estar en remojo durante media hora. Con este tiempo es suficiente para quitarle toda la suciedad.
  • Por último, tienes que aclarar con agua destilada y secar la moneda con una toalla.

Jamás utilices cepillos o productos químicos líquidos o en polvo. Una alternativa para las monedas de cobre y de bronce es utilizar aceite de oliva.

Con esto será suficiente: tus monedas estarán limpias y podrás venderlas en el mercado numismático. 

Otros artículos interesantes:

Dónde vender monedas de 2 euros valiosas y cuánto dinero puedes conseguir

Esta moneda española antigua vale casi un millón de euros: cómo reconocerla y subastarla para hacerte rico

La moneda de 100 pesetas que puedes tener en casa y que vale más de 150.000 euros

Te recomendamos