Pasar al contenido principal

Un meteorito impactó hace tres meses en la atmósfera de la Tierra con una fuerza 10 veces mayor a la bomba de Hiroshima y nadie se enteró

Meteorito acercándose a la Tierra
Getty Images
  • La NASA ha anunciado que un meteorito impactó contra la atmósfera de la Tierra en diciembre y pasó desapercibido. 
  • La fuerza de la explosión fue diez veces mayor a la de la bomba nuclear de Hiroshima. 
  • El fenómeno fue detectado por satélites militares de Estados Unidos y la Fuerza Aérea informó a la agencia espacial. 

La NASA acaba de revelar que un enorme meteorito explotó en la atmósfera de la Tierra en diciembre con una fuerza diez veces mayor a la de la bomba nuclear de Hiroshima. El fenómeno, que tuvo lugar sobre el Mar de Bering en Rusia, pasó desapercibido. 

Lindley Johnson, experto de la NASA, ha declarado a la BBC que los meteoritos de este tamaño son raros, y tienden a aparecer sólo dos o tres veces cada 100 años.

El meteorito no llegó al mar, sino que  impactó a 25,6 kilómetros sobre la superficie de la Tierra el 18 de diciembre con una energía de impacto de 173 kilotones. En comparación, la bomba nuclear que se lanzó sobre Hiroshima era de 15 kilotones. 

Es la segunda explosión más grande este tipo en 30 años, superada por el meteorito que explotó hace seis años sobre Cheliábinsk, Rusia, dejando 1.200 heridos. 

Leer más: La NASA intentará desviar a un asteroide de su propia órbita por primera vez en 2022

El meteorólogo Simon Proud ha compartido en Twitter unas imágenes recogidas por el satélite japonés Himawari e indica dónde se puede apreciar el rastro dejado por el meteorito. 

La trayectoria del meteorito podría haber incluido las rutas de aviones comerciales, según informa El Mundo, por lo que ahora la NASA está investigando si pudo haber avistamientos.  

A pesar de que nadie presenció lo ocurrido, un sistema de vigilancia desarrollado durante la Guerra Fría para controlar pruebas nucleares secretas ha permitido reconstruir el suceso gracias a sus sistema de detección de ondas, según ha explicado El País

Fenómenos como este refuerzan la misión de la NASA de mejorar sus procesos de predicción para determinar cuándo va a impactar un meteorito contra la Tierra. Por eso están desarrollando un telescopio espacial, NEOCam, con capacidad para evaluar el riesgo de impacto de asteroides cercanos a la Tierra. 

Te puede interesar