Pasar al contenido principal

La NASA intentará desviar a un asteroide de su propia órbita por primera vez en 2022

DART: una nave espacial para desviar la órbita de un asteroide
La idea es que la aeronave DART choque con el asteroide a una velocidad de 6 kilómetros por segundo para que cambie su órbita. Shutterstock
  • Si un asteroide se dirigiera hacia la Tierra en un futuro cercano, estaríamos bastante indefensos.
  • Para remediarlo, la NASA ha aprobado una misión para desviar un asteroide "pequeño" de su propia trayectoria en octubre de 2022.
  • El objetivo del proyecto es averiguar si podemos proteger a nuestro planeta de posibles impactos de asteroides en el futuro.

Si un asteroide se dirigiera ahora mismo hacia la Tierra estaríamos bastante indefensos, ya que no hemos desarrollado un método que pueda reducir —o evitar por completo— de manera efectiva el impacto de una colisión catastrófica.

Sin embargo, esto podría estar a punto de cambiar. La NASA ha aprobado un proyecto llamado Double Asteroid Redirection Test (DART), cuyo objetivo consiste en desviar a un "pequeño" asteroide de su órbita en octubre de 2022.

El asteroide en cuestión, conocido informalmente como Didymoon, es un asteroide lunar de unos 150 metros de altura. Forma parte de un asteroide doble —de hecho su nombre proviene del griego Didymos, que significa gemelos— en el que orbita otro asteroide de unos 800 metros a aproximadamente un kilómetro de distancia.

La Agencia Espacial Europea también participa en la misión

DART estará propulsada por un sistema de energía solar y eléctrica y, si los cálculos son correctos, acabará colisionando con Didymoon en el espacio.

La aeronave espacial también estará acompañada por una nave de la Agencia Espacial Europea (ESA) llamada Hera, que será en gran medida responsable de recopilar datos sobre el asteroide; sin embargo, según la revista Space, no estará en el lugar durante el impacto sino que acudirá allí después de la colisión.

Leer más: 2019 será un año extraordinario en el espacio: esto es lo que preparan la NASA o SpaceX

Según la ESA, Hera estará acompañada de dos pequeños CubeSats —unos nanosatélites del tamaño de una caja de cereales— que registrarán todo tipo de datos adicionales, como el campo gravitacional o la estructura interna del asteroide.

Estos dos satélites serán liberados cerca de los asteroides y aterrizarán en las dos rocas espaciales para recoger datos.

La órbita del asteroide será redirigida con la técnica del impactador cinético

"DART sería la primera misión de la NASA que intente demostrar lo que se conoce como la técnica de impacto cinético —golpear el asteroide para cambiar su órbita— para defenderse contra un posible impacto futuro de un asteroide", ha explicado Lindley Johnson, coordinador de la oficina de Defensa Planetaria de la NASA, en una declaración realizada en la sede de la agencia espacial en Washington.

La idea es que la nave espacial DART, que pesará alrededor de 500 kilogramos, impacte con el asteroide a una velocidad de 6.000 metros por segundo (21.600 km/h), modificando la velocidad orbital del asteroide en aproximadamente 0,4 milímetros por segundo. Puede parecer una cifra insignificante, pero esa reorientación será lo suficientemente importante como para que se pueda registrar desde la Tierra a través de telescopios. 

Leer más: Estas 3 animaciones de un científico de la NASA muestran lo desesperadamente lenta que puede ser la velocidad de la luz

"DART es un paso crítico para demostrar que podemos proteger a nuestro planeta del posible futuro impacto de asteroides", explica Andy Cheng, que trabaja en el Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins y colabora en la investigación de DART.

"Como no sabemos mucho sobre su estructura interna o composición, necesitamos realizar este experimento en un asteroide real. Con DART, podemos mostrar cómo proteger a la Tierra de un impacto de asteroide con la técnica del impactador cinético, empujando el objeto peligroso a una trayectoria diferente que no amenazaría al planeta".

Aquí tienes una animación de cómo podría ser el impacto:

El lanzamiento de la misión está previsto que tenga lugar entre diciembre de 2020 y mayo de 2021, con la idea de que el impacto tenga lugar en octubre de 2022.

Te puede interesar