Twitter prepara una “píldora venenosa” para evitar que Elon Musk compre la compañía

Ilustración con la cuenta de Twitter de Elon Musk (en 2009) y el logo de la compañía de fondo.

Reuters

El pasado jueves, 14 de abril de 2022, Elon Musk lanzó una oferta para comprar Twitter por 43.394 millones de dólares (alrededor de 40.000 euros al cambio actual). 

En una carta, el multimillonario aseguró que había invertido en esta compañía porque creía "en su potencial para ser la mayor plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo".

En la misma misiva, Musk afirmó que no tenía intención de hacer más ofertas y que, en caso de ser rechazada, estaría dispuesto a considerar su posición como accionista.

Pero parece que al CEO de Tesla no le será sencillo hacerse con Twitter, puesto que desde la Junta Directiva de la empresa no están dispuestos a ceder y ya pergeñan su respuesta. 

Los empleados de Twitter se rebelan por la entrada de Elon Musk: denuncian que se les investigaría si publicasen tuits como los suyos

Tal y como publica The New York Times, en una información recogida por Insider, desde Twitter podrían estar preparando la conocida como defensa de la “píldora venenosa“ para evitar que Elon Musk se haga con el poder de la compañía. 

Esta es una estrategia habitual utilizada por las empresas para hacer frente a una OPA (Oferta Pública de Adquisición) hostil, como la que plantea Elon Musk. 

Se puede aplicar de varias formas, y las más comunes consisten en permitir que los actuales accionistas compren más acciones con descuento. De este modo, se consigue diluir la participación del potencial adquirente y se logra que la adquisición sea más perjudicial, económicamente hablando. 

"¿Respeta Twitter la libertad de expresión?"

La oferta llega después de que el máximo accionista de Twitter, que había sido nombrado miembro de la directiva, rechazara 5 días después ese puesto en la junta de la plataforma. De hacerse con todas las acciones, Twitter sería excluida de Bolsa, aunque para ello deben dar el visto bueno tanto los accionistas como el consejo de administración, según ha señalado The Huffington Post.

Musk ha propuesto cambios en la plataforma, sugiriendo la opción de editar tuits ya publicados o incorporar un servicio de suscripción premium.

De hecho, el pasado 5 de abril, el multimillonario desplegó una encuesta (en Twitter) en la que preguntaba a los usuarios si querían que se incorporara un botón de editar tuits (el 73,6% respondió que sí).

El propio CEO de Twitter, Parag Agrawal, compartió la encuesta de Elon Musk y, citando su tuit, dejó claro que esa encuesta podría tener consecuencias y pidió a los usuarios que votaran cuidadosamente. 

Antes del sondeo comentado, el pasado 25 de marzo de 2022, Elon Musk planteó otra pregunta: en este caso, solicitaba a los usuarios que dieran su opinión acerca de si Twitter respetaba la libertad de expresión. El resultado no debió dejar muy contentos a los miembros de la directiva de la compañía.

Otros artículos interesantes:

Elon Musk se enzarza con Meta por el botón de editar de Twitter: "Facebook me pone los pelos de punta"

Los cambios de privacidad de Apple restarán casi 15.000 millones de euros a los beneficios de Meta, YouTube, Snap y Twitter este año

Qué es exactamente un 'inversor activista', como Elon Musk en Twiter, y cómo usan 'píldoras venenosas' las empresas para protegerse de ellos

Te recomendamos