He pasado 3 días en una minicasa de 30 metros cuadrados dentro de un barrio de enamorados de las viviendas diminutas: así ha sido mi experiencia

La comunidad de Orlando Lakefront tiene más de 30 casas pequeñas.
La comunidad de Orlando Lakefront tiene más de 30 casas pequeñas.
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

  • Orlando Lakefront es una pequeña comunidad de Orlando (Florida, Estados Unidos) en la que he pasado 3 días para aprender de primera mano cómo es vivir en una de estas minicasas.
  • Me alojé en una diminuta vivienda de unos 32 metros cuadrados llamada The Venice. Me sorprendió lo espaciosa que era, especialmente en comparación con mi apartamento de Brooklyn.
  • El propietario de Orlando Lakefront, Adam Money, brinda a los residentes acceso a un jardín comunitario, una embarcación y equipo de pesca. Incluso organiza noches de cine para los residentes.
  • Después de que los vecinos me contaran cómo se unieron durante el huracán Dorian, me di cuenta de que vivir en una pequeña comunidad de viviendas une más a los vecinos.
  • La experiencia me ha enseñado que una comunidad de minicasas no es demasiado diferente de un barrio normal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En los últimos años, "mudarse a un lugar pequeño" se ha convertido en una moda en los Estados Unidos, a medida que el movimiento de las minicasas ha ido ganando popularidad. Los propietarios de este tipo de alojamientos intentan demostrar que más grande no siempre es mejor, y está funcionando. De hecho, un 53% de las personas encuestadas afirman estar interesadas en vivir en una minicasa, según un estudio de 2018 de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas de los EE. UU.

Dado que el proyecto es aún relativamente nuevo, las normativas y los códigos de construcción todavía no está del todo definido allí, lo que puede llegar a suponer un impedimento a los propietarios que a menudo tienen dificultades para encontrar un lugar en el que montar su pequeña casa. Pero hay un lugar en el país que intenta ir por delante. Se trata de Orlando Lakefront, una comunidad de 34 casitas en Orlando, Florida.

Este pasado mes de septiembre pasé tres días allí viviendo en una minicasa de 32 metros cuadrados. Intenté aprender más sobre el movimiento y por qué las personas eligen vivir en este tipo de comunidad. Así fue mi experiencia:

Al acercarme a Orlando Lakefront, pude ver las cimas de las pequeñas casas entre los árboles y la valla que delimita la comunidad.

Entrada a Orlando Lakefront.Entrada a Orlando Lakefront.
Entrada a Orlando Lakefront.
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

Después de haber vivido en estrechos apartamentos de Nueva York durante los últimos 5 años, me sentía más preparado que la mayoría para buscar un sitio más pequeño. No obstante, no estaba seguro de lo que me iba a encontrar.

 
 

Desde el lugar en el que aparqué coche, tenía una vista clara del lago y vi la minicasa que había alquilado para los siguientes tres días.

Hilera de pequeñas casas de la comunidad.Hilera de pequeñas casas de la comunidad.
Hilera de pequeñas casas de la comunidad.
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

Me sorprendió la proximidad de la comunidad al lago, con sus casas colocadas justo al lado de la orilla. La comunidad parecía pintoresca.

Subí por el camino a mi pequeño alojamiento temporal, llamada The Venice, y me sorprendió lo bien mantenida que estaba.

The Venice.The Venice.
The Venice.
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

The Venice (La Venecia) tiene unos 32 metros cuadrados y capacidad para tres personas.

Una vez dentro, me sorprendió lo espaciosa que era.

El espacio habitable en The Venice.El espacio habitable en The Venice.
El espacio habitable en The Venice.
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

La sala de estar incluía un sofá de tres plazas, una chimenea, una estantería y dos enormes ventanas que daban al lago.

La cocina tenía más espacio que la de mi apartamento de Nueva York.

La cocina de The VeniceLa cocina de The Venice
La cocina de The Venice
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

Aunque no cociné ni una sola vez, la cocina estaba totalmente equipada con una placa, horno, nevera y lavavajillas.

Mi parte favorita de toda la casa era la puerta del garaje, que daba a una terraza situada en la parte del lago.

Las puertas de garaje se abren a esta cubierta.Las puertas de garaje se abren a esta cubierta.
Las puertas de garaje se abren a esta cubierta.
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

He aprendido que las ventanas son el elemento más importante de este tipo de casas, ya que proporcionan sensación de mayor espacio.

El baño también era más grande de lo que esperaba con una gran ducha y una lavadora/secadora en la esquina.

The bathroom in The Venice.The bathroom in The Venice.
The bathroom in The Venice.
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

El inodoro se conectó a un sistema séptico en el parque, así que afortunadamente no fue necesario hacer compostaje casero como a la antigua usanza.

Al parecer, la idea de que todas las minicasas utilizan sistemas de compostaje manual es una leyenda urbana muy extendida.

La cama estaba en una especie de altillo encima del baño. El espacio era demasiado pequeño para ponerse de pie.

The Venice The Venice
The Venice
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

Ese altillo era lo único que me ponía nervioso. Como persona claustrofóbica, me creaba ansiedad dormir en un lugar donde el techo está tan cerca. Al final conseguí dormirme todas las noches tras superar el miedo inicial. Las tres ventanas en cada pared me ayudaron a superar la situación.

Una vez fuera pude comprobar cómo era la comunidad a la que había ido: había unas 34 minicasas en total, con algunas autocaravanas aparcadas en este peculiar barrio.

Una calle de la comunidadUna calle de la comunidad
Una calle de la comunidad
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

Di un paseo por el vecindario para entender mejor a la comunidad.

Al instante me di cuenta de que no había uniformidad entre las minicasas. Eran muy diferentes entre sí.

Una calle del vecindario que conecta a estas pequeñas casas.Una calle del vecindario que conecta a estas pequeñas casas.
Una calle del vecindario que conecta a estas pequeñas casas.
Frank Olito/ Insider

Frank Olito/ Insider

Muchas de las viviendas tenían el techo inclinado, mientras que otras eran planas por la parte superior. De verde lima a gris oscuro, las casas eran de cualquier color imaginable.

Algunas personas optan por construirlas por sus propios medios, aunque muchos recurren a albañiles para que hagan el trabajo duro.

Varias de estas casas están disponibles para alquileres a corto plazo, y realicé un recorrido por varias de ellas.

Tres pequeñas casas de la comunidadTres pequeñas casas de la comunidad
Tres pequeñas casas de la comunidad
Frank Olito/ Insider

Orlando Lakefront tiene la propiedad de 10 de ellas, que están disponibles en alquiler. Son una buena oportunidad para aquellos que desean probar este modo de vida.

The View, por ejemplo, es una pequeña casa de 37 metros cuadrados en el lago que puedes alquilar por unos 63 euros la noche.

The ViewThe View
The View
Frank Olito/ Insider

The View es el alojamiento más nuevo en la comunidad de Orlando Lakefront.

 
 

Tiene algunas de las mejores vistas de toda la comunidad, de su el nombre.

El interior de The ViewEl interior de The View
El interior de The View
Frank Olito/ Insider

Los paneles de madera le dan a la pequeña casa un ambiente acogedor.

El salón se sitúa debajo del altillo, creando un ambiente muy acogedor.

La cocina y la sala de estarLa cocina y la sala de estar
La cocina y la sala de estar
Frank Olito/ Insider

La escalera cuenta con una mesa extraíble.

La escalera, que está llena de compartimentos de almacenamiento, conduce a un dormitorio abuhardillado.

La habitación de The ViewLa habitación de The View
La habitación de The View
Frank Olito/ Insider

En este altillo cabe una cama de matrimonio, un televisor y tres ventanas.

El baño es un poco más pequeño, pero tiene todo lo que necesitas.

El baño de la casaEl baño de la casa
El baño de la casa
Frank Olito/ Insider

El baño tiene un wc conectado a un sistema séptico, un pequeño lavabo y una ducha.

A solo unos metros, The Swan es una pequeña casa de otros 37 metros cuadrados que también está justo en el lago.

The SwanThe Swan
The Swan
Frank Olito/ Insider

Puedes alquilar The Swan por algo más de 60 euros la noche.

The Swan viene con una cocina totalmente equipada.

La cocina de The SwanLa cocina de The Swan
La cocina de The Swan
Frank Olito/ Insider

Tiene más encimera que mi apartamento de Brooklyn.

La sala de estar tiene un sofá y un televisor de pantalla plana de 42 pulgadas.

La sala de estarLa sala de estar
La sala de estar
Frank Olito/ Insider

Aunque el espacio vital puede parecer estrecho, hay una chimenea integrada debajo del televisor y una pequeña vinoteca.

Hay dos altillos en esta pequeña casa, cada uno con sus propias escaleras.

Otro punto de vista de la casaOtro punto de vista de la casa
Otro punto de vista de la casa
Frank Olito/ Insider

En cada altillo hay una cama de matrimonio.

Aunque cada casa es única, el propietario de Orlando Lakefront, Adam Money, se asegura de que cada una de ellas cumpla con sus altos estándares.

Adam MoneyAdam Money
Adam Money
Frank Olito/ Insider

Money compró la comunidad en 2011 cuando era un parque para caravanas. En ese momento, no era un vecindario seguro, y su objetivo era cambiar el parque. Lo hizo reemplazando la mayoría de las casas rodantes por otras de poco tamaño. Y a medida que las personas se mudan a la comunidad con sus propias viviendas, se asegura de que cada una cumpla con sus estándares para garantizar el embellecimiento del parque.

"Tengo mucha experiencia en la construcción, así que puedo saber cuando entro en una casa si las ventanas están torcidas o si la pintura está mal", dice Money. "Hay algunas que pido que las arreglen. Tiene que quedar bien".

Money afirma que su objetivo no era solo crear un lugar donde las personas pudieran montar su minicasa, sino también crear una comunidad que pudieran llamar hogar.

Una calle del vecindarioUna calle del vecindario
Una calle del vecindario
Frank Olito/ Insider

Para la mayoría de los propietarios de este tipo de alojamientos, el mayor desafío es encontrar un lugar donde construirlos legalmente. Money permite a los propietarios alquilar en la comunidad de Orlando Lakefront. Los cercanos al lago cuestan casi 600 euros al mes, y va cayendo el precio cuanto más lejos del lago se encuentran.

El precio del alquiler incluye el acceso a las comodidades del parque, que según Money le dan mayor sentido de comunidad.

Por ejemplo, los vecinos a menudo se reúnen para actividades acuáticas, que son gratuitas.

Actividades acuáticasActividades acuáticas
Actividades acuáticas
Frank Olito/ Insider

El parque ofrece a los residentes e invitados de Airbnb acceso a un pequeño bote, canoas, tablas de paddle y equipo de pesca.

Incluso hay noches de cine: se proyectan películas en el lateral de una minicasa.

La proyección de una películaLa proyección de una película
La proyección de una película
Frank Olito/ Insider

 

Orlando Lakefront cuenta con muchas zonas comunes para pasar el rato.

Hamacas en la comunidadHamacas en la comunidad
Hamacas en la comunidad
Frank Olito/ Insider

Money comenta que espera, en un futuro cercano, tener fogatas, una cancha de voleibol y más comodidades para los residentes. Incluso tiene planes de convertir una de las estructuras más grandes del terreno en un club.

 
 

También han plantado un jardín comunitario que reúne a muchos de ellos.

El jardín comunitarioEl jardín comunitario
El jardín comunitario
Frank Olito/ Insider

Calabacines, calabazas, sandías, pimientos, tomates y cebolletas crecen en este jardín, según la gerente de Orlando Lakefront, Amy Boyd.

Aunque las actividades parecían buenas ventajas, yo no terminaba de entender qué hacía a esta comunidad tan especial. Para saberlo realmente, tuve que hablar con los vecinos.

Residentes que pasan el rato en uno de los dos muelles de la comunidadResidentes que pasan el rato en uno de los dos muelles de la comunidad
Residentes que pasan el rato en uno de los dos muelles de la comunidad
Frank Olito/ Insider

Provienen de todo el mundo. Dado que la mayoría de las casas pequeñas tienen ruedas y se pueden mover fácilmente, muchos de ellos tienden a mudarse con frecuencia.

Amanda Burger ha vivido en su minicasa de 8 metros de largo y en la comunidad desde enero de 2019.

Amanda Burger y su perroAmanda Burger y su perro
Amanda Burger y su perro
Frank Olito/ Insider

Afirmó haberse gastado unos 36.000 euros en la construcción de su vivienda y ahora paga 450 euros al mes por vivir en la comunidad de Orlando Lakefront.

 
 

Vive con sus hijos, de 4 años y 20 meses.

La habitación de los niñosLa habitación de los niños
La habitación de los niños
Frank Olito/ Insider

El dormitorio de los niños es un altillo, y también sirve como sala de juegos.

Incluso ha construido un espacio al aire libre para que sus hijos jueguen.

El jardínEl jardín
El jardín
Frank Olito/ Insider

Burger instaló un pequeño parque infantil y columpios que cuelgan de la parte trasera de su pequeña casa.

Aunque Burger admite que vivir en un espacio más grande con dos niños pequeños sería más fácil, no puede imaginar vivir en otro lugar que no sea esta comunidad. "Hay algo en el hecho de que todos vivamos aquí que sencillamente nos une", cuenta.

La casa de BurgerLa casa de Burger
La casa de Burger
Frank Olito/ Insider

"Todo el mundo proviene de diferentes ámbitos de la vida, pero [este estilo de vida] nos une a otro nivel", comenta Burger.

 
 

Al igual que Burger, Misty Gilley ha vivido en Orlando Lakefront durante varios meses y adora la comunidad. Su madre vive justo al lado.

Misty GilleyMisty Gilley
Misty Gilley
Frank Olito/ Insider

Vive en una pequeña casa de 23 metros cuadrados que está justo al lado de la de su madre, DJ.

Las Gilley poseen un centro de recuperación desintoxicación. En 2018, se dieron cuenta de que querían seguir viviendo cerca pero separadas, por lo que se mudaron a lugares más pequeños. En febrero, DJ construyó su casa por unos 60.000 euros, y Misty la siguió unos meses comprando su casa por 72.000 euros. Actualmente, viven pegadas al lago.

"Me encanta mi casa", dice Gilley. "Pero la mejor parte es estar cerca de mi madre".

Madre e hija aseguran que sintieron el poder de la comunidad cuando se anunció que el huracán Dorian estaba a punto de destrozar Florida en agosto.

DJ GilleyDJ Gilley
DJ Gilley
Frank Olito/ Insider

Gilley explica que toda la comunidad se unió para ayudarse mutuamente durante el huracán. Como la mayoría de las minicasas solo podían soportar vientos de hasta 70 km/h, tuvieron que amarrarlas. Gilley subraya que se ayudaron unos a otros.

 
 

Mickie Boehm, otra vecina de la comunidad, también recuerda la forma en que se mantuvieron unidos durante el huracán. "Todos ayudaron", explica.

Mickie BoehmMickie Boehm
Mickie Boehm

Boehm dice que tuvo que amarrar su vivienda por la tormenta y se sintió consolada por el hecho de que sus vecinos estuvieran en la misma situación.

"Es agradable estar en una comunidad donde las personas pasan por lo mismo y te entienden", explica.

 
 

Aunque Li-Mor Raviv todavía está en proceso de construir su casa, ha estado pagando el alquiler de la comunidad de Orlando Lakefront para asegurarse su espacio. Para Raviv, es importante vivir entre personas con intereses similares.

Li-Mor RavivLi-Mor Raviv
Li-Mor Raviv
Frank Olito/ Insider

Es común que las personas paguen mucho en la comunidad de Orlando Lakefront a pesar de que todavía no tengan hogar.  Raviv es una de esas personas. Aunque la suya no está construida, ya puede apreciar la importancia de vivir en esta comunidad.

"Adam [Money] ha hecho un trabajo increíble aquí", comenta. "[En esta comunidad], podemos cuidarnos unos a otros y asegurarnos de que todos vivamos bien y de manera sencilla".

 
 

Después de hablar con los residentes de la comunidad, me di cuenta de que todos allí priorizan el minimalismo y el estilo de vida al aire libre. "Todos aquí tienen ideas afines y vinieron por razones similares", destaca Money.

Frank Olito/ Insider

Al encerrarse en este pequeño parque, crearon no solo una pequeña comunidad hogareña, sino también de personas con intereses similares, y de esa manera, crearon una pequeña utopía.

 
 

Después de vivir en esta pequeña comunidad durante unos días, comprendo mejor el movimiento de las minicasa e incluso me veo viviendo en un lugar más pequeño a mi actual apartamento en el futuro.

La gente de la comunidad en uno de los lagosLa gente de la comunidad en uno de los lagos
La gente de la comunidad en uno de los lagos
Frank Olito/ Insider

Aunque algunos no entienden este movimiento de moda en Estados Unidos, yo he aprendido que vivir así no es tan diferente.

Las casas pueden ser más pequeñas, pero sus propietarios solo buscan una comunidad, un vecino amigable y un lugar al que llamar hogar.

 
 

LEER TAMBIÉN: 3 formas de invertir tus ahorros en vivienda sin tener que comprar casa

LEER TAMBIÉN: 6 propietarios de casas diminutas revelan cuánto gastan cada mes en su vivienda

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño

    Más:

  1. Listas
  2. curiosidades
  3. Vivienda