Pasar al contenido principal

Estas son las claves para que las grandes y pequeñas empresas puedan triunfar en la revolución digital, según el director general de Airbnb en España

Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb para España y Portugal.
Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb para España y Portugal. Airbnb
  • La transformación digital tiene que centrarse en solucionar los problemas reales de los usuarios, según apunta Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb en España y Portugal. 
  • El directivo de la plataforma de alojamientos es uno de los protagonistas del libro Campeones de la transformación digital: 10 líderes españoles.
  • La innovación tiene que generar un cambio "radical" en el usuario y las empresas tienen que tener una mentalidad muy clara para que al crecer no pierdan su identidad. 

Solucionar los problemas reales de los usuarios. Este tiene que ser el objetivo de la transformación digital de las empresas, según explica Arnaldo Muñoz, director general en España y Portugal de Airbnb, en una entrevista con Business Insider en Madrid. 

Muñoz apunta que esta transformación digital, que en su opinión es más bien una revolución sobre todo si observamos lugares icónicos como San Francisco, tiene que centrarse en solucionar problemas “reales y tangibles” de los usuarios. 

El directivo es uno de los que aparecen en el libro Campeones de la transformación digital: 10 líderes españoles. En este volumen se recoge la trayectoria de diez profesionales relacionados con las nuevas tecnologías que analizan cuáles son las claves para que las empresas aprovechen la innovación y se adapten a las necesidades de los usuarios. 

El primer error es el de caer en el pensar que todo esto va de temas incrementales, de reducción de costes, de retorno de la inversión, de generar eficiencias cuando la realidad es que esto va de conseguir resolver problemas reales”, apunta Muñoz al hablar de los escollos que puede haber en el camino de la transformación digital para las empresas. 

La otra clave que señala es que es necesario "poner a la tecnología en sus sitio" para no ser un esclavo de ella, sino ser consciente de que está aquí para servir y ayudar a las compañías. En este sentido, señala que lo hay que tener en cuenta es que muchas veces el cómo te organizas o cómo trabajas tiene un peso similar al uso de la tecnología, que por sí sola no va a resolver los problemas de los usuarios. 

La innovación tiene que tener un impacto "real" en el usuario

El usuario tiene que ser el centro, pero apunta Muñoz, de una forma diferente a cómo se estaba abordando hasta ahora. “El centro, en términos de que realmente tengas un impacto en él”, dice. 

En este sentido  se refiere a una cita de uno de los fundadores de la compañía y actual CEO, Brian Chesky. "Construye a algo que enamore a cien personas, no algo que agrade a 1.000", dice la máxima. 

Una idea que Muñoz desarrolla apuntando que la innovación tiene que generar un cambio "radical" en el usuario y no quedarse en simplemente "bueno, está bien" porque en este segundo escenario puede venir alguien que ofrezca el mismo producto o servicio a un coste menor y a partir de ahí te va a quitar esa posición en el mercado. 

"Nosotros desde Airbnb, por ejemplo, lo que intentamos es que tu viaje te transforme a mejor. A partir de ahí, cualquier cambio o cualquier revolución que se esté planteando o tiene un impacto muy tangible o las cosas no funcionan", dice. 

Preguntado sobre si esta idea enlaza con generar una comunidad y una fidelidad a la marca, Muñoz explica que hay que mirar esta fidelidad en términos más amplios, no solo en relación al cliente. 

"La fidelidad en el siglo XXI la tienes que entender en términos amplios, te vendrá por tus usuarios, te vendrá por tus empleados,... Creo que de todas las organizaciones que están teniendo crecimientos exponenciales se plantean este tipo de fidelidad", señala.

Leer más: Este es el consejo para crear una app de éxito de una investigadora multipremiada 

En ese sentido, apunta que considera que cuando estás trabajando en empresas, la revolución aspira a generar crecimientos exponenciales, que pienses a 5, 10 ó 20 años vista en qué tipo de externalidades vas a estar generando y a partir de ahí esa comunidad no puede estar solamente ceñida a tus clientes, a tus empleados, sino que tiene que ser el conjunto de la sociedad. 

Solucionar los problemas del cliente teniendo un fuerte impacto, generar comunidades amplias, pero además hacerlo adaptándose a unos cambios digitales que cada vez son más rápidos. Muñoz explica la velocidad del cambio con una metáfora.

"Las revoluciones tecnológicas son grandes olas", dice refiriéndose a tecnologías como el big data, el cloud o las apps móviles. "Son todas olas en las cuales para una organización coger una primera ola es como si fueras un surfer. Es difícil, pero factible", apunta. "Lo segundo es cómo realmente eres capaz de identificar esa segunda ola que viene y a partir de ahí ser capaz también de poderla tomar. Esa es la clave", dice. 

Las empresas deberían tener siempre presente un Founders Mentality 

Hay otro concepto que Muñoz repite varias veces durante la entrevista y es el de Founders Mentality, que se traduciría como mentalidad del fundador, y que el directivo explica que tener muy presente en todo momento el ADN de innovación para que no se pierda conforme la empresa vaya creciendo.

Muñoz asegura que él suele recomendar a las empresas con las que trabaja que escriban un manifiesto donde se recoja ese ADN de emprendedor, de startups, de cara tanto a la empresa internamente como a sus accionistas. "Preservar ese Founders Mentality y ser capaz de tener un manifesto es la clave para poder seguir creciendo con éxito", dice. 

Y las empresas pequeñas o medianas, ¿qué pueden hacer para no perder la ola de la innovación? 

Arnaldo responde que esto es posible y cita tres grandes líneas que deberían seguir las pymes y que van en línea con lo explicado anteriormente. "El primero nuevamente es no invertir en nada que no venga vinculado a un problema real de usuario", apunta.

"Lo que te diría es que si eres una startup y te planteas a día de hoy tener un modelo de éxito no empieces a pensar en modelizar hasta que no tengas un prototipo que has testado y ves en términos de valoración de usuarios que es un 10", recomienda. 

El segundo consejo que ofrece Muñoz se refiere al tamaño, cómo aplicar la tecnología para que el proyecto llegue a un mayor público.

"En la tecnología al final la clave está en la parte de escalabilidad. Cómo puedo conseguir desde un inicio estar aplicando una tecnología que me vale para cien usuarios, que luego me puedan servir para mil y que luego me pueda estar sirviendo para un millón. Plantearte cualquier despliegue de tecnología en términos de escalabilidad es clave", dice. 

El tercer consejo se centra en "mantener" el espíritu emprendedor desde el origen. "La cultura es el elemento básico de tu organización", dice Muñoz .

"Si eres emprendedor tienes que tener realmente un Founders Mentality. Pensar en éxito y asegúrate que esa cultura dentro de tu organización es algo que no vas a perder cuando pases de cinco empleados a diez, a cien, a 5.000 y a 100.000", resumen el directivo este tercer consejo. 

Te puede interesar