El BCE cree que es "menos probable" que se cumpla el peor escenario posible con 1,4 billones de créditos en riesgo de impago al final de la pandemia

2 enfermeras preparan una dosis de la vacuna contra el coronavirus en una residencia de ancianos de Lleida

Reuters

  • El Banco Central Europeo ve menos probable que se cumpla el peor escenario de créditos en riesgo de impago al final de la pandemia. 
  • El organismo cree que 2021 puede ser el año de la recuperación, aunque puede retrasarse por las nuevas variantes del COVID 19. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La pandemia del COVID 19 tiene una consecuencia económica que está haciendo sufrir a muchas empresas y negocios. En este contexto, las ayudas estatales junto con los créditos respaldados por los Gobiernos está siendo clave para evitar una cascada de quiebras. 

El BCE considera que el peor escenario que prevén es "menos probable" que suceda. Esta situación sería que hubiera al final de la pandemia 1,4 billones de créditos en riesgo de caer en el impago, lo que en el sector se conoce como NPL (non performing loans). Esto lo ha dicho Elizabeth McCaul, miembro del consejo supervisor del BCE en una entrevista con el diario italiano Il Sole

"Quiero enfatizar que esperamos que 2021 sea el año de la recuperación. Incluso si la recuperación se retrasa por las variantes del COVID-19 o por confinamientos más largos, esto no va a desaparecer", ha dicho McCaul. 

Los bancos se preparan para enfrentarse al fin de moratorias: así buscan evitar el efecto acantilado en sus cuentas con provisiones millonarias

Aunque también ha asegurado que deben mantener una postura prudente. De esta manera, asegurar que el BCE están siguiendo continuamente la situación mientras que esperan que lleguen tiempos mejores con las vacunas y tratamientos más desarrollados contra el virus. "Hay que tener seguro, que la incertidumbre sigue siendo elevada", ha dicho. 

El riesgo de un acantilado en las cuentas de los bancos

Sobre la retirada de las medidas y un posible efecto acantilado, McCaul ha explicado que no va a haber una retirada "abrupta" de las medidas que los Gobiernos han ido aprobando como son los aspectos fiscales o de política monetaria, así como las moratorias y los préstamos avalados por los Gobiernos.

Aunque sí que asegura que habrá una "reducción gradual", que será calibrada en función de la situación sanitaria y la habilidad de la economía para recuperarse. 

"Retiraremos las medidas solamente de forma gradual. El riesgo del acantilado por la retirada de ayudas existe, pero está amortiguado por una forma de hacerlo calibrada, una reducción gradual del apoyo a los bancos", ha asegurado McCaul. 

Otros artículos interesantes:

Los bancos se preparan para enfrentarse al fin de moratorias: así buscan evitar el efecto acantilado en sus cuentas con provisiones millonarias

La banca destruye 94.000 empleos desde el pico de la burbuja: la tormenta perfecta de robots y fusiones reduce un 35% la plantilla y el recorte todavía no ha terminado

Este gráfico muestra cómo han caído las comisiones de la gran banca por el COVID: la pandemia golpea los ingresos de las entidades y ahora la duda es qué podrán hacer para recuperarse

Te recomendamos

Y además