Pasar al contenido principal

Por qué Credit Suisse apuesta por energéticas españolas para defenderse de los riesgos globales

Iberdrola plan estratégico
José Sainz Armada, director Financiero y de Recursos de Iberdrola; Ignacio Galán, presidente ejecutivo, y Francisco Martínez Córcoles, director general de los Negocios del Grupo, durante el Capital Markets Day Iberdrola
  • Credit Suisse cree que las dudas sobre el Brexit y la guerra comercial son dos catalizadores suficientemente adversos como para que los inversores decidan apostar por valores seguros. 
  • El "riesgo de perturbación está aumentando por segundo año consecutivo", y por esa razón el banco suizo piensa que estos dos valores pueden tener una afectación más baja.
  • Las dos compañías españolas podrían tener, a juicio del banco suizo, un mejor comportamiento ante un esquema de las bolsas volátil, porque, pese a que “los trastornos no son una novedad”.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La renta variable está experimentando muchos cambios en los últimos meses. La guerra comercial está impactando fuertemente en las cotizaciones y se espera que la volatilidad pueda ser la tónica imperante durante los meses que están por venir si no hay cambios sustanciales del esquema actual. 

Solo los bancos centrales podrían evitar, al menos en el corto plazo, una dinámica defensiva por parte de los grandes inversores. Sin embargo, los bancos de inversión están centrándose en valores que puedan proteger el patrimonio en el medio plazo, teniendo en cuenta que la media del mercado estima más incertidumbres en el futuro. 

En este sentido, Credit Suisse ha analizado la situación de las bolsas en su último informe, teniendo en cuenta los riesgos globales que siguen desafiando a los mercados. El banco suizo cree que las dudas sobre el Brexit y la guerra comercial son dos catalizadores suficientemente adversos como para que los inversores decidan apostar por valores seguros. 

La tormenta de los mercados, según explica la entidad, no tiene visos de desaparecer. Por eso, la mejor opción es preservar patrimonio y centrarse en acciones que repartan altos dividendos y que, por el tipo de negocio al que se dedican, puedan actuar como activo refugio de aquí a final de año. 

Siguiendo este esquema, Credit Suisse ha llegado a la conclusión de que hay dos valores españoles que reúnen estas dos características. Se trata de Naturgy e Iberdrola. Y es que el "riesgo de perturbación está aumentando por segundo año consecutivo", y por esa razón cree que estos dos valores pueden tener una afectación más baja. 

Las dos compañías españolas podrían tener, a juicio del banco suizo, un mejor comportamiento ante un esquema de las bolsas volátil, porque, pese a que “los trastornos no son una novedad”, la velocidad y el alcance a nivel general de estos es una “auténtica realidad”. Por eso, hay que estar “alerta”, según valoran.

Leer más: MásMóvil en el Ibex 35: esto piensan los analistas sobre su perspectiva en bolsa

Iberdrola y Naturgy, las más destacadas en España

Sobre Iberdrola, Credit Suisse apunta que es una buena empresa por la que apostar porque es una de las acciones que se mueven “ininterrumpidamente” a unas valoraciones “muy atractivas”. Dice que tiene un bajo riesgo de que se interrumpa su tendencia y que además se mueve a unos múltiplos bastante interesantes pensando en el largo plazo. 

En relación a Naturgy desde el banco suizo afirman que el interés por invertir en el grupo se encuentra en el historial que tiene la empresa a sus espaldas. En esta línea, señala que la energética española es una de las que “mejor envejece” en la bolsa y que hay que mirar valores más allá de las nuevas firmas que tienden a mover las bolsas. 

Credit Suisse apuesta por centrarse en compañías que son más antiguas, pero con una calidad contrastada, porque a pesar de que los jóvenes disruptores son tendencia, las “empresas viejas pueden hacerlo bien en los mercados”.
 

Y además