Pasar al contenido principal

Así está cambiando Naturgy su negocio para adaptarse al modelo energético del futuro

Nieves Cifuentes Naturgy
Nieves Cifuentes, responsable de Medioambiente de Naturgy Naturgy
  • Naturgy visualiza la transición energética como una oportunidad y pretende convertirse en aliado de las renovables utilizando el gas natural como respaldo.
  • La compañía se ha marcado varios objetivos en su estrategia hacia el 2022: triplicar la potencia de renovables hasta 2022, incrementar el peso de la electricidad en la matriz y el gas natural como palanca en la transición energética. 
  • Naturgy también está apostando por la digitalización de estas redes inteligentes

El acuerdo de la Cumbre del Clima y los objetivos marcados por él han servido de palanca hacia la transición energética. Una transición que lleva por estandarte las energías renovables y la descarbonización de la economía y que, en paralelo, están transformando la estrategia empresarial de muchas compañías energéticas.

Naturgy es una de ellas. La antigua Gas Natural plantea convertirse en un aliado para la transformación apoyándose en dos vertientes: utilizar el gas natural como recurso de respaldo para las energías renovables y como sustitutivo de fuentes energéticas más contaminantes como el carbón.

“Nuestro nuevo plan estratégico está alineado con la transición energética”, resume la responsable de Medioambiente de Naturgy, Nieves Cifuentes, a Business Insider España. Entre los objetivos que la ejecutiva cuenta que se encuentran en el plan están triplicar la potencia de renovables hasta 2022, utilizar el gas natural como palanca para el cambio del modelo energético e incrementar el peso de la electricidad en la matriz de la compañía. 

Actualmente el mix energético de Naturgy se compone de:

  • 7.000 MW de energía producida en centrales de ciclo combinado.
  • 1.147 MW de renovables.
  • 600 MW de energía nuclear.
  • 1.900MW  de energía hidráulica.
  • 2.100 MW de energía producida en centrales de carbón.

Naturgy espera alcanzar los 4,2 GW de potencia instalada de renovables en 2022, asegura Cifuentes. 

"Ahora mismo en España tenemos en construcción del orden de 1.000 MW que entrarán en funcionamiento antes de 2020. Además, estamos construyendo un parque eólico en Australia y otro en Brasil, de 90 y 60 MW respectivamente”, cuenta la ejecutiva de Naturgy. 

Naturgy quiere que en 2022 la electricidad suponga el 50% del negocio de la compañía

La otra pata de la estrategia empresarial de la energética se apoya en la electrificación. Si en este momento, el 40% del negocio de Naturgy es la electricidad, la empresa se ha marcado como meta que en 2022 suponga el 50%. Una cifra con la que la división de electricidad supondría el grueso de los ingresos de la compañía. 

Actualmente el gas representa un 57% de su negocio, seguido por la electricidad que tiene un peso del 40% y los servicios con un peso del 3%, según los datos presentados en su último plan estratégico. Naturgy quiere que en el futuro esta fórmula cambie y sea la electricidad la que tome el mayor protagonismo. Así, en el mismo plan apunta que esperan que el gas tenga un peso menor al 40%, mientras que la electricidad suba al 50% y el 10% restante corresponda al apartado de servicios. 

Respecto a la mejora de la red eléctrica, la ejecutiva de Naturgy señala que "ya no es una carretera de un solo sentido”. La ejecutiva se refiere a la irrupción de la generación distribuida, algo que haría posible que la electricidad ya no solo vaya de los productores a los consumidores, sino que en una doble dirección. Así los consumidores se convertirían en prosumidores y, con sus propias instalaciones renovables, también volcarían el excedente de energía a la red.

Eso sí, las baterías siguen siendo uno de los problemas al que se suma la electrificación. Cifuentes señala que la tecnología para hacerlo posible existe, pero lo que falta es convertir las redes en inteligentes. 

La responsable de medioambiente avanza que Naturgy está apostando por la digitalización de dichas redes inteligentes.  Sin embargo,  advierte: “falta un marco regulatorio estable para tener claras las reglas del juego, tanto en renovables como para los 30.000 millones de inversión para desarrollar redes eléctricas y acoger la capacidad renovable”; analiza Cifuentes. 

Leer más: Las energéticas españolas se suman al boom de las smart grids: así son las redes inteligentes para la energía

Gas natural como respaldo en la transición energética

La compañía quiere ser un actor activo en la transición energética aprovechando el tirón del gas natural como respaldo para las energías renovables y como sustitutivo de otros combustibles fósiles más contaminantes. “El gas natural es para nosotros una palanca clave en la transición energética”, dice Cifuentes.

“Hoy por hoy, las redes no están preparadas para un futuro 100% renovable y hará falta una energía de respaldo. La manera más sostenible de hacerlo es a través de las centrales de ciclo combinado, que muestran un mayor rendimiento y emiten menos CO2 que otros combustibles fósiles”, asegura la directiva. 

La decisión de cierre de plantas de carbón se produce en un contexto regulado a nivel nacional. El pasado 1 de diciembre el ministerio para la Transición Ecológica daba luz verde a la desconexión de la central térmica de Anllares, participada en un 66% por Naturgy y en un 33% por Endesa. 

El mismo destino le espera a la central térmica de Sabón. Esta central ubicada en el  polígono industrial del municipio coruñés de Arteixo utilizaba fuelóleo para generar electricidad y su desmantelamiento empezó en 2013. 

"Ahora mismo, el carbón aún es parte del mix energético de Naturgy pero tiene que haber una salida progresiva de estas centrales. El resto de casos se analizarán", explica Cifuentes.

Leer más: Esta compañía gasista quiere ganar terreno al gasóleo con biogás en las zonas rurales: así puede afectar a la transición energética

Los planes de futuro pasan por la inversión en renovables e interconectar el sistema eléctrico y de gas

La ejecutiva adelanta los planes de Naturgy de seguir presentándose a las subastas de renovables para alcanzar esos 4,2 GW en 2022. "No vale cualquier proyecto para crecer si no aporta valor para los accionistas. Vamos a mirar mucho cada proyecto al que vamos a entrar", apunta. 

“Con el plan estratégico que tenemos encima de la mesa estamos muy alineados con la transición energética”, asegura Cifuentes. Además, como compañía eléctrica y gasista, la directiva apunta que el futuro pasa por interconectar las redes del sistema eléctrico y del gas.

Te puede interesar

Lo más popular