La crisis energética hace tambalear las fábricas textiles de Portugal: una pieza clave para Inditex, Sociedad Textil Lonia y Bimba y Lola

En imagen, unos trabajadores en una fábrica.
En imagen, unos trabajadores en una fábrica.
Reuters
  • La subida del precio de la energía pone sobre las cuerdas las fábricas textiles de Portugal, gran proveedor de gigantes de la moda como Inditex, Sociedad Textil Lonia o Bimba y Lola.
  • El presidente de la patronal del textil luso ATP ha advertido que parte de sus asociados ya se plantea cerrar ante poder hacer frente a la escalada de precios.
  • Esto se suma a la también crisis energética de China, el gran polo productivo de los titanes del textil.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La crisis energética sigue poniendo contra las cuerdas a los gigantes de la moda: la patronal del textil Lusa, Associação Têxtil e Vestuàrio de Portugal (ATP), ha advertido que parte de sus asociados ya valoran bajar la persiana al no poder hacer frente a la escalada de precios.

"El problema no se va a resolver porque la fragilidad ya parte desde la época de la pandemia, por eso hay gente que está pensando en cerrar sus fábricas”, ha insistido Mario Jorge Machado, presidente de ATP, en declaraciones al medio local ECO Sapo.

La magnitud de sus palabras gana fuerza si se parte del hecho de que la entidad impulsa junto a Cointenga la plataforma conjunta entre las empresas gallegas y del norte de Portugal. 

Inditex, Textil Lonia o Bimba y Lola, los tres mayores grupos de moda de Galicia, se abastecen con esta red de proveedores, tal y como apunta Economía Digital.

De hecho, de la memoria anual de 2020 de Inditex, la última disponible, se desprende que su cadena de suministro está integrada por 1.805 proveedores. De ellos, 158 están en el país laso, un número más elevado que Marruecos, India o Bangladesh. El número de fábricas se eleva a 1.032.

El producto final se está encareciendo hasta un 30%

Según los datos que maneja la patronal, el precio de la electricidad ronda los 200 euros megavatio/hora, frente a los 50 euros de los países escandinavos o los 70 euros de Alemania.

En esta línea, y en tan solo 3 meses, el precio del gas, que se utiliza en los tintados, se multiplicó por 5; y el de los combustibles un 50%, lo que afecta de lleno al sistema de transporte.

La tensión en la cadena de suministro sigue lejos de mejorarse y hace peligrar la campaña de Navidad

Con todo ello, el producto final se está encareciendo entre un 20% y un 30%. Esto se materializa en una pérdida de competitividad frente a multinacionales que tienen capacidad para cambiar sus puntos de suministro.

Ante esta coyuntura, Machado ha decidido enviar una carta al Ministro de Economía del país luso, Pedro Siza Vieira, para hacerle saber que "estos incrementos están poniendo en tela de juicio la viabilidad de las empresas del sector". 

La producción textil pende de la energía para su mera existencia. La cabeza visible de la patronal explica los telares están en funcionamiento las 24 horas del día, y el gas natural para calentar el agua es imprescidble para teñir los tejidos. 

China: el otro polo productivo que se tambalea

Pero más allá de Portugal, la también crisis energética que asola China desde hace semanas no hace sino agudizar el problema para los titanes de la moda

Un impasse, acrecentado por la tensión en la cadena de suministro, que fuentes internas de Inditex confirman a Business Insider España: "Nuestros proveedores de China han cerrado algunas horas porque les cortan el suministro". 

Ante esta coyuntura, el grupo gallego estaría desviando la producción a otros puntos geográficos, haciendo gala de su sourcing flexible, lo que no resta dificultad a la operación debido a su dependencia de China.

De hecho, el país asiático representa su mayor polo productivo: allí tiene 412 proveedores. Lo mismo sucede con el número de fábricas, puesto que el 32% de las 8.543 que trabajan para Inditex se localizan en suelo chino.

Esta afección también se estaría haciendo notar en otros gigantes de la moda como Tendam o Mango. Esta última confirma que que ya trabaja con sus proveedores para buscar alternativas que impidan un impacto directo en la cadena de suministro. 

Por su parte, fuentes vinculadas Tendam, propietaria entre otras firmas de Cortefiel, hablan de situación generalizada y sin vistas de solventarse hasta antes de 6 meses, lo que anticipa una campaña "complicada o muy complicada". 

Otros artículos interesantes:

Ikea vaticina un paisaje sombrío ante la crisis mundial en la cadena de suministro y no prevé una mejora hasta mediados de 2022

La crisis de la electricidad en China lleva al descontrol de los precios del aluminio: ya cuesta igual una tonelada en los mercados que producirlo

La tormenta perfecta que está causando que el precio de la energía se dispare en toda Europa

Te recomendamos

Y además