La tensión en la cadena de suministro sigue lejos de mejorarse y hace peligrar la campaña de Navidad

Compra durante las ofertas del Black Friday España
Compra durante las ofertas del Black Friday España
  • Fabricantes de todo el mundo y de todos los sectores siguen lidiando con una crisis logística sin precedentes que, lejos de solventarse, pone en riesgo la campaña navideña. 
  • El temor de los minoristas ya no solo reside en la falta de productos, sino en que los consumidores provoque una caída en el consumo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La esperanza de que la tensión en la cadena de suministro hubiera sido un mal sueño para el mes de octubre, arranque comercial de la campaña de Navidad, comienzan a disiparse. 

Bloomberg explicaba que, en Europa, H&M ve imposible satisfacer la demanda debido a retrasos en las entregas y en Estados Unidos, mientras que Nike redujo sus previsiones de ventas después de que el COVID-19 provocara el cierre de fábricas en Vietnam.

Este ejemplo de estos 2 gigantes solo constata que el problema se encuentra lejos de ser resuelto.

La situación actual

A raíz de los brotes ocasionados por el COVID-19, las terminales portuarias han quedado inactivas y, por el momento, no hay suficientes contenedores de carga, lo que hace que los precios se multipliquen por 10 con respecto al año anterior.

Tal es la escasez de mano de obra en el transporte por carretera que ha llevado a Estados Unidos a máximos históricos en cuanto a vacantes laborales. Y todo ello antes de que UPS y Walmart se embarcarán en la contratación de cientos de miles de trabajadores estacionales. 

"Todo lo que puede salir mal, sale mal al mismo tiempo", ha dicho Isaac Larian, fundador y director ejecutivo de MGA Entertainment, uno de los fabricantes de juguetes más grandes del mundo.

Desde los tornillos de Ikea a los chips de Volkswagen: la tensión en la cadena de suministro lastra a gigantes empresariales de todo el mundo

Pese a lo complejo de la situación, el índice S&P Retail Select Industry, que abarca 108 empresas estadounidenses, incluidas Amazon, Macy's y Best Buy, ha repuntado, aproximadamente, un 40% este año y casi se ha duplicado desde principios de 2020.

Sin embargo, este júbilo no se constata entre bastidores: sin ir más lejos uno de cada 3 fabricantes de muebles europeos decía que se ha visto afectado por la escasez de suministro, según ha reflejado una encuesta empresarial trimestral de la Comisión Europea.

“En junio y julio se enviaron 16 contenedores a Estados Unidos y, en agosto, todavía no habían llegado. Los plazos de entrega al país se han duplicado", ha explicado Phillipe Moreau, CEO de la empresa exportadora de muebles TemaHome. 

Visión que también comparte Steve Azarbad, cofundador y director de inversiones del fondo de cobertura Maglan Capital: “Los minoristas están teniendo dificultades para llenar sus estantes”.

En este sentido, el experto explica que los minoristas han recurrido a la compra de productos fabricados hace un par de años para asegurarse de tener al menos algo de inventario. 

El fundador de MGA Entertainment ha señalado que está dispuesto a pagar más de 20.000 dólares (unos 17.300 en euros) por contenedor de envío, en comparación con los 2.000 dólares (1.723 euros) de hace tan solo un año.

¿Habrá suficiente oferta de producto?

Los inventarios en los minoristas de EEUU están muy por debajo de los niveles históricos. Cuando la pandemia golpeó la economía mundial a principios de 2020, las fábricas desaceleraron la producción o cerraron. 

Según Lee Klaskow, analista de logística para Bloomberg Intelligence, esta fue la parte fácil. "Reiniciar ha sido mucho más difícil", explica. 

El experto apunta a que la cadena de suministro no ha tenido margen a la recuperación en ningún momento. El bloqueo del Canal de Suez, la escasez de mano de obra y el aumento en los costes de transporte han creado lo que se conoce en economía como un cisne negro

Uno de los mejores escenarios es que los grandes minoristas han decidido aumentar drásticamente el gasto en logística, incluido el uso de fletar vuelos más costosos. 

Pero sin duda, el mayor riesgo reside ahora en que lo consumidores gasten menos de lo esperado ante ante la escasez de oferta de productos. Esto, sumado al auge del precio de los envíos, ha hecho que los fabricantes se piensen mucho qué productos transportar. 

"Los consumidores pierden porque sus opciones son limitadas", Jon Bass, CEO de la empresa de decoración Whom Home. El directivo explica que no es un momento normal en el mundo empresarial. "No hay estabilidad", concluye.

Otros artículos interesantes:

Amazon amplía sus servicios de logística: entrega paquetes hasta de su competencia

Las startups logísticas en el punto de vista de los inversores están fichando directivos de otras empresas para apuntalar su crecimiento

Fondos, particulares y 'business angels': quiénes son los principales accionistas de las startups logísticas españolas con más potencial

Te recomendamos

Y además