Cuál es la causa de las luces que ves cuando cierras los ojos, según la ciencia

Luces de colores, fosfenos.
Getty
  • Las luces de colores que ves a veces cuando cierras los ojos se llaman fosfenos.
  • Estos destellos de luz se producen a causa de la estimulación de la retina y de la corteza visual, y se dan en múltiples escenarios, como cuando te levantas muy rápido o te frotas los ojos.
  • En la mayoría de los casos los fosfenos son inofensivos, pero si son recurrentes hay que prestarles atención, ya que pueden ser síntoma de una enfermedad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Seguro que te has preguntado por qué a veces ves destellos cuando estás en la oscuridad absoluta y no hay ningún tipo de luz en el exterior que pueda provocarlos. 

Estas sutiles luces de colores se conocen como fosfenos (fotopsia en el argot médico), del griego "phos" (luz) y "phainein" (mostrar).

Se perciben, pero en realidad no están ahí y ni siquiera tienen forma, aunque a veces parecen seguir patrones geométricos. Además, se vuelven mucho más intensas si te frotas los ojos.

Leer más: Esta IA puede adivinar tu personalidad rastreando el movimiento de tus ojos

Estos destellos se producen a causa de la estimulación de la retina y de la corteza visual. Los investigadores pueden inducirlos a través de estímulos magnéticos o eléctricos, pero habitualmente aparecen sencillamente por la excitación basal del sistema visual. Aunque la posibilidad de inducirlos en personas ciegas de nacimiento es un paso para la cura de la ceguera, según los científicos.

El científico Gerald Oster explicó hace medio siglo que el campo visual se ilumina una vez que el ojo se ha adaptado a la oscuridad y particularmente si uno se relaja. Es en ese momento cuando los fosfenos aparecen y suelen hacerlo en tonos pasteles de azul, verde, naranja y amarillo.

Cuándo aparecen los fosfenos 

Cuando se ejerce presión sobre el globo ocular pueden ocurrir varias cosas: a veces se oscurece el campo visual o aparece una franja de color en el extremo contrario de donde se presiona, y otras veces se puede apreciar un patrón luminoso, de formas geométricas, que se mueve y centellea.

Además, cuando te baja la presión sanguínea por haberte levantado muy rápido (esos momentos en los que sientes un ligero mareo) también sueles ver estos destellos, e incluso cuando tienes un fuerte estornudo.

Se sospecha que en estos casos el motivo puede estar en un estímulo mecánico o en una provisional escasez de glucosa o oxígeno, que estimulan a las neuronas del sistema visual.

Incluso el consumo de alcohol o de sustancias alucinógenas puede provocar fosfenos por sus efectos sobre la corteza visual.

¿Son peligrosos?

En la mayoría de los casos los fosfenos son inofensivos, pero si son recurrentes hay que prestarles atención, ya que pueden ser síntoma de una enfermedad más grave. Los fosfenos pueden aparecer de forma recurrente debido a otras causas con explicación médica, y entonces sí que conviene visitar al oftalmólogo.

Según el Instituto Oftalmológico de Granada, en la mayoría de los casos no suponen ningún problema, pero recuerdan que cuando se producen esos destellos habitualmente es siempre importante excluir la presencia de desgarros o desprendimientos de retina o hemorragia vítrea, que podrían acompañar al desprendimiento de vítreo. Se estima que estas complicaciones ocurren en un 10% de los casos.

Otros artículos interesantes:

Déficit de vitamina D: qué le pasa a tu cuerpo cuando no obtiene los niveles adecuados y cómo tratarlo

Cómo perder grasa abdominal: 6 trucos avalados por la ciencia

Los mejores tipos de té para perder peso, según la ciencia

Te recomendamos

Y además