Por qué ver una y otra vez Harry Potter y Star Wars en realidad es bueno para ti

Clay Routledge,
La nostalgia no impide el progreso, en realidad nos permite avanzar.
La nostalgia no impide el progreso, en realidad nos permite avanzar.
  • En lugar de mantenernos anclados en el pasado, la nostalgia inspira optimismo, creatividad e innovación para el futuro.
  • Pensar en experiencias entrañables que han hecho que nuestras vidas sean más plenas puede contribuir a mejorar la percepción que tenemos sobre el sentido y el significado de la vida, y a darnos la energía que necesitamos para seguir adelante.

La nostalgia se ha apoderado de nuestra cultura. 

Las películas más taquilleras de 2023 fueron Barbie y La película de Super Mario Bros. "El legado de Hogwarts" y The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom fueron dos de los videojuegos más exitosos del año. En un informe sobre las tendencias de escucha en 2023 dirigido a los anunciantes, Spotify describió la nostalgia como un poderoso motor de engagement en la música, especialmente entre los adolescentes: el año pasado, los miembros de la generación Z pasaron mucho más tiempo escuchando clásicos en comparación al tiempo que lo hicieron en 2022.

Aunque desempeña un papel tan importante en el entretenimiento y las preferencias estéticas, la nostalgia suele pintarse como algo malo, o como una distracción divertida pero improductiva. Los críticos la consideran un obstáculo para el progreso: para hacer del mundo un lugar mejor, dicen, tenemos que centrarnos en el presente y el futuro, no rememorar los viejos tiempos. Para ellos, la nostalgia puede incluso hacer que la gente esté descontenta con el presente y sea pesimista acerca del futuro. Los críticos pueden que se imaginen a un hombre de mediana edad que habla constantemente de sus días de gloria como capitán del equipo de fútbol del instituto, se queja de que ya no se hacen las cosas como antes, y se resiste a que en su trabajo se introduzcan nuevas tecnologías.

Sin embargo, cada vez más y más investigaciones científicas sostienen lo contrario. Resulta que la nostalgia promueve el progreso, ayuda a las personas a solventar su insatisfacción, y fomenta un sentimiento de esperanza. 

De hecho, la nostalgia tiene más que ver con la visión del futuro que con la añoranza del pasado.

Friends

Los humanos somos expertos en viajar a través del tiempo, en nuestra mente. No solo vivimos el presente, sino que rememoramos nuestro pasado y planeamos nuestro futuro. Actividades cotidianas como hacer ejercicio, ir a trabajar y comer sano suelen estar más ligadas a un futuro deseado que a una preferencia inmediata: ¿quién quiere realmente hacer ejercicio? El problema es que pensar en el futuro, lleno de incertidumbre, también genera una cantidad considerable de ansiedad.

Cuando empecé a investigar la psicología de la nostalgia hace más de 20 años, quería explorar cómo nuestra añoranza del pasado podía servir como una especie de mecanismo de defensa contra esa ansiedad. Mi hipótesis era que la reflexión nostálgica —contemplar fotos de vacaciones de años anteriores, cocinar una vieja receta familiar, o volver a ver una de nuestras películas favoritas de la infancia— proporciona consuelo cuando la gente tiene miedo del futuro. Ahora hay muchas pruebas que respaldan esta idea. Por ejemplo, hemos descubierto que cuando las personas pasan unos minutos pensando de forma pesimista sobre el futuro de sus relaciones, se sienten más nostálgicas. También hemos observado que las noticias sobre catástrofes naturales provocan emociones negativas que incrementan el sentimiento de nostalgia. 

En los estudios realizados, las personas declararon sentir más nostalgia del pasado cuando atravesaban situaciones difíciles que amenazaban su bienestar, y hacían que el futuro pareciese oscuro, como perder el trabajo, tener problemas de salud, divorciarse o estar de luto por la muerte de un ser querido.

Cuando las personas están preocupadas por el futuro y sufren angustia en el presente, tienden a volverse más nostálgicas.

La nostalgia no solo alivia el dolor de la propia soledad, sino que nos permite afrontarla y seguir adelante.


Pero, ¿acaso, la nostalgia hace que la gente se quede anclada en el pasado? Cuando analizamos la relación entre nostalgia y soledad, descubrimos que no. Los estudios indican que sentirse solo acrecienta el sentimiento de nostalgia y que, a su vez, la nostalgia favorece el sentido de conexión social. 

En un experimento que realizamos, se asignó aleatoriamente a los participantes que pasaran unos minutos pensando en un recuerdo que les hiciera sentir un anhelo sentimental por el pasado o en el recuerdo de una experiencia que ellos consideraran cotidiana. A continuación, les preguntamos cómo de confiados o motivados se sentían para alcanzar metas sociales, resolver posibles escenarios y problemas en sus relaciones sociales, o conocer gente nueva. Los participantes que habían pensado en un recuerdo nostálgico se sentían más capaces de alcanzar objetivos sociales y resolver problemas de pareja, y estaban más motivados para perseguir sus objetivos sociales que los que habían pensado en un recuerdo ordinario. 

En otras palabras, la nostalgia no solo alivia el dolor de la soledad, sino que contribuye a que las personas lo superen y sigan adelante.

En términos más generales, los estudios han descubierto que la reflexión nostálgica aumenta la sensación de inspiración, fomenta una actitud optimista respecto al futuro, mejora la autoestima, impulsa la creatividad y fomenta la motivación necesaria para perseguir objetivos vitales importantes. Pensar en experiencias entrañables que han hecho que nuestras vidas sean más plenas puede contribuir a mejorar la percepción que tenemos sobre el sentido y el significado de la vida, y a darnos la energía que necesitamos para seguir adelante con determinación, iniciativa y generosidad.

Los medios de comunicación se dedican a vender nostalgia porque los estadounidenses se sienten solos.

Si bien la nostalgia puede hacernos avanzar, también está relacionada con la incapacidad de apreciar los avances de la sociedad. Las personas que piensan que la vida era mejor en décadas anteriores son más nostálgicas que las que tienen una visión menos idealizada del pasado. Y muchos estadounidenses tienen una visión mejor del pasado que del presente. En una encuesta de Pew de 2023, el 58% de los estadounidenses dijo que pensaba que la vida era mejor hace 50 años, frente al 43% que lo dijo en 2021. 

Pero tener una visión más positiva del pasado no significa que la nostalgia impida apreciar el progreso. Basándonos en lo que hemos aprendido sobre las causas y funciones psicológicas de la nostalgia, es más probable que la causa de la nostalgia sea la insatisfacción de los estadounidenses con sus circunstancias actuales o su ansiedad ante un mundo en constante cambio. La nostalgia es una respuesta a sus temores, un mecanismo de defensa que les ayuda a adaptarse al cambio.

Cada persona tiene unos rasgos de personalidad y unas experiencias vitales diferentes que la hacen estar más o menos abierta a un mundo en constante cambio. Se dice que las personas que siempre están buscando nuevas ideas, experiencias y tecnologías tienen un alto grado de apertura. Otros prefieren la estabilidad y no se muestran entusiasmados con las últimas tendencias y posibilidades emergentes. 

A quienes no les gusta el cambio, este puede causarles grandes dosis de estrés. Y cuando las personas se sienten inseguras o ansiosas, tienden a ser más rígidas en su forma de pensar y más reacias al cambio. Es ahí donde entra la nostalgia. Al contrarrestar estos estados de ánimo negativos e inspirar una actitud más positiva, la nostalgia fomenta la apertura al cambio. 

Varios estudios han descubierto que la reflexión nostálgica puede aumentar la apertura a nuevas ideas y experiencias. Los viajes por la senda de los recuerdos pueden incluso desempeñar un papel importante en el desarrollo de nuevas ideas e innovaciones al estimular el pensamiento creativo. Incluso es útil en el entorno laboral: diversos estudios han revelado que cuando los empleados dedican unos minutos a reflexionar sobre una experiencia laboral nostálgica, consideran que su trabajo tiene más sentido, y es menos probable que quieran dejarlo.

Los detractores de la nostalgia probablemente no se dan cuenta de que la mayoría de las personas utilizan sus recuerdos nostálgicos de forma constructiva para ayudarles a navegar por un mundo incierto y dinámico.

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees? Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

La mayoría de los estadounidenses tienen una visión positiva de la nostalgia. En una encuesta reciente realizada por nuestro equipo del Human Flourishing Lab del Archbridge Institute, el 84% de los estadounidenses estaba de acuerdo en que sus recuerdos nostálgicos les servían para recordar lo que es más importante para ellos, el 72% dijo que los recuerdos nostálgicos eran una fuente de inspiración cuando la vida se torna difícil o incierta, y casi el 60% dijo que los recuerdos nostálgicos les ofrecían orientación cuando no estaban seguros de qué dirección tomar. 

Los estadounidenses de 45 años o más son más propensos a ver los momentos nostálgicos como recordatorios de lo que es importante, y como fuentes de inspiración y orientación, que los menores de 45. No es de extrañar, ya que los mayores tienen más experiencias vitales en las que inspirarse. Sin embargo, nuestra encuesta reveló que la mayoría de los adultos estadounidenses de todos los grupos de edad compartía esta visión positiva y, en última instancia, orientada a ver la nostalgia como una herramienta de futuro.

En mi nuevo libro, Past Forward: How Nostalgia Can Help You Live a More Meaningful Life, explico que las personas pueden aprovechar el poder de la nostalgia si examinan su propio sentimiento de nostalgia. Si piensas que el pasado fue, en general, mejor que el presente, intenta escribir los aspectos concretos que crees que fueron mejores: ¿por qué crees que fueron así? 

He hablado con numerosos empresarios y artistas que se esfuerzan por crear algo único e innovador. Todos ellos tienen historias de inspiración nostálgica: experiencias vitales que despertaron su pasión.

Nuestro sentimentalismo hacia el pasado, si se utiliza sabiamente, puede ser una poderosa herramienta para mejorar nuestras vidas y hacer avanzar el progreso humano.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.