Pasar al contenido principal

Esta es la cantidad de dinero que deberías destinar al alquiler de tu casa como máximo en función de tu sueldo

Cuántod deberías pagar por el alquiler de la vivienda
Le Creuset / Unsplash
  • La regla más repetida es que no debes gastar más del 35% de tus ingresos en alquiler.
  • En EE.UU. utilizan el límite de las 40 veces.
  • Si la casa está cerca del trabajo, puede compensar pagar más por ella. 

España sigue siendo un país de propietarios en el que sin embargo el alquiler va ganando terreno poco a poco.

Alquilar es la primera alternativa para emanciparse y también para dar el salto de irse a vivir en pareja.

En todos los casos surge la misma duda ¿cuánto dinero debería destinar al alquiler?. El objetivo es saber qué piso de alquiler te puedes permitir en función de tus ingresos. La realidad es que no existe una fórmula mágica para averiguarlo, pero sí tres patrones que te pueden ayudar a tomar una buena decisión al valorar el precio del alquiler.

La regla del 35%

Este es el consejo más repetido. El propio Banco de España recomienda no gastar en el alquiler de vivienda más del 35% de los ingresos mensuales.

A efectos prácticos, esto quiere decir que, para una persona con un salario de 1.000 euros netos, el alquiler de la casa no debería suponer más de 350 euros mensuales. 

La norma de 40 veces nuestros ingresos

Este límite dicta que tu salario debería ser por lo menos 40 veces superior a tus ingresos. Esta norma surge de las exigencias de muchos arrendadores en Estados Unidos a la hora de alquilar su vivienda. En la tierra de las oportunidades, para dar el visto bueno a un inquilino, sus ingresos deben cumplir con estos límites.

A efectos prácticos, esto quiere decir que una persona que gane 16.500 euros, el salario más repetido en España, podrá gastar 412,5 euros al mes en el alquiler. 

La regla del 50/30/20

Esta regla es en realidad una fórmula para distribuir todo tu presupuesto mensual o anual. Es decir, cómo gastar tu dinero. Cada número se refiere al porcentaje que debería suponer cada partida de este presupuesto. En concreto, el 50% habla de los gastos fijos, el 30% de gastos de elección personal, es decir, de ocio. A esto se suma el 20% restante que se destinaría ahorro e inversión para conseguir tus metas financieras.

Bajo este modelo, el dinero que puedes destinar al alquiler formaría parte del 50% de tu salario para gastos fijos. En esa partida también tendrías que incluir las facturas del hogar, seguros y demás gastos fijos e imprescindibles para vivir.

La regla del 50/30/20 es más flexible que las anteriores y te permite jugar más con los márgenes y los porcentajes. A modo de ejemplo, el dinero del supermercado formaría parte de los gastos fijos, pero no así determinadas cosas que compras y que no son imprescindibles. Lo mismo podría aplicarse al gasto en Internet si sumas la televisión y el paquete de fútbol o de series, por ejemplo.

¿Cuál es el máximo que debes pagar de alquiler?

Los tres modelos que acabas de ver no dejan de ser fórmulas orientativas. Al final el porcentaje de tus ingresos que puedes destinar al alquiler tiene que adaptarse a tus necesidades y a tus circunstancias.

Para que lo entiendas mejor, puede merecer la pena pagar un poco más de alquiler si con eso consigues una vivienda cerca de tu trabajo que limite tu gasto en transporte o que te permita ir a comer a casa y ahorrarte comer fuera de casa. Del mismo modo, también puede serlo pagar por una casa algo más cara pero que tenga gimnasio o con piscina si tienes niños y sabes que vas a tener que llevarlos a una piscina municipal en verano.

En esta misma línea, también puedes superar esos porcentajes si ajustas tu gasto en otros. Todo es cuestión de prioridades. Si para ti es muy importante el lugar donde vives o si lo es más, por ejemplo, ir a cenar. Y es que, para poder aumentar el gasto en un lugar, deberás recortarlo en otro. Lo importante es mantengas un control de tus finanzas, no gastes más de lo que tienes y que, a ser posible, ahorres todos los meses. Si lo haces, el porcentaje de tus ingresos que destines al alquiler no será tan relevante.

Y además