Dejé mi trabajo para subalquilar 'airbnbs' y ahora gano 30.000 euros al mes junto a mi pareja

Saadia Touzri, inversora inmobiliaria.
Saadia Touzri, inversora inmobiliaria.

StayINZ

Este artículo se basa en una conversación mantenida con Saadia Touzri, de 28 años, sobre su trabajo subalquilando Airbnbs. Se ha traducido del inglés a partir de una versión que apareció en alemán originalmente el 21 de julio de 2022, y se ha editado por motivos de extensión y claridad.

Hace poco dejé mi empleo para trabajar con mi pareja alquilando apartamentos y subalquilándolos como airbnbs. Ahora obtenemos hasta 30.000 euros de ingresos al mes.

Nos ha llevado más de dos años conseguir un objetivo que por fin se ha hecho realidad.

Antes de crear este negocio, estudié Administración y Dirección de Empresas. Después de graduarme, conseguí mi primer trabajo en una gran empresas en 2017.

Trabajaba en el departamento de Compras, y me sentía cómoda tanto con el trabajo como con mis compañeros. El único problema era que no sentía que el puesto me exigiera lo suficiente. Quería hacer más, lograr algo, construir algo propio.

Así que tomé otra dirección. Cambié de trabajo y empecé a trabajar en la gestión de proyectos. Pero, de nuevo, no sentía que mis habilidades se explotaran adecuadamente.

Fue entonces cuando decidí tomar las riendas de mi vida.

A finales de 2019 a mi pareja y a mí se nos ocurrió la idea de alquilar apartamentos y subalquilarlos como airbnbs.

Queríamos conseguir libertad financiera y tener más tiempo para nosotros porque ambos siempre hemos soñado con viajar por el mundo. Pero teníamos claro que no podríamos hacerlo con los trabajos que teníamos por aquel entonces, así que empezamos a pensar en ideas de negocio.

Antes de entrar en el mercado de la vivienda, probamos con el comercio electrónico para ver si podíamos conseguir nuestro objetivo por ahí. Montamos un par de tiendas online y ganamos algo de dinero con ellas, pero no era algo que disfrutáramos realmente.

Ganamos hasta 49.000 euros al año como 'superanfitriones' de Airbnb: estos son nuestros trucos para amueblar y fijar el precio de un alquiler

Hilary Hattenbach y su marido, Jared, pusieron su segunda casa en Airbnb después de que los inquilinos de toda la vida se mudaran.

A principios de 2020 alquilamos nuestro primer apartamento y empezamos a subalquilarlo.

Las reservas fueron bien, y rápidamente nos dimos cuenta de que podíamos convertirlo en un negocio. Pero entonces la pandemia del coronavirus se nos echó encima y tuvimos que suspender nuestros planes.

Unos meses más tarde, en otoño de 2020, volvimos a empezar y ampliamos nuestra cartera a un total de 3 apartamentos. A partir de ese momento, todo sucedió con bastante rapidez.

Al año siguiente, nuestra cartera creció hasta los 10 apartamentos. Fue entonces cuando decidimos crear una empresa.

Mi socio se encargó del negocio durante unos años mientras yo seguía trabajando como gestora de proyectos y le ayudaba después de mi horario laboral. En esa etapa, para nosotros también era algo interesante poder tener una segunda fuente de ingresos.

A medida que nos fuimos profesionalizando, fue necesario dedicar más tiempo a las propiedades y ser más cuidadosos a la hora de elegir nuevas inversiones. Esto se debe a que no todos los propietarios te permiten convertir un apartamento en un Airbnb, y algunas ciudades también lo prohíben.

Decidimos buscar alternativas para sortear algunos de estos problemas. Por ejemplo, ahora también trabajamos con empresas inmobiliarias y promotores de proyectos para alquilar espacios comerciales, convertirlos en apartamentos y luego subalquilarlos.

Hay otros criterios clave en los que nos fijamos a la hora de elegir un apartamento para alquilar. Uno de ellos es la ubicación: examinamos cuántos turistas visitan la zona y cuánta competencia hay.

Nuestras propiedades se sitúan siempre en el extremo más caro del mercado, pero si ya hay muchos otros anuncios de alquiler, optamos por no alquilar allí, independientemente de los precios de la competencia.

El grupo objetivo también juega un papel importante. Por ejemplo, en nuestros apartamentos de Allgäu, que está en Baviera, en el sur de Alemania, nuestra base de clientes son principalmente familias. Eso significa que tenemos que asegurarnos de que tengan cosas como cambiadores para poder cambiar pañales.

En los alrededores del lago de Constanza, que está en la frontera entre Alemania, Austria y Suiza, hay mucha gente mayor, así que la accesibilidad es importante.

Nuestro principal objetivo es siempre refinanciar los costes mensuales fijos (incluidos el alquiler y el wifi) en el plazo de una semana.

Nuestro éxito depende del apartamento en cuestión. Con los apartamentos menos caros siempre conseguimos este objetivo. Con los más caros, a menudo tardamos un poco más. Pero hasta ahora el negocio va bastante bien.

Me he quedado en una de las ciudades fantasmas de Italia donde venden casas por 1 euro, y me trataron como a la realeza

También hemos lanzado recientemente un curso online en el que mostramos a la gente cómo puede ganar dinero con los alquileres vacacionales. Lo vendemos principalmente a través de nuestra cuenta de TikTok, donde nos siguen más de 34.000 personas.

En los últimos meses hemos ampliado nuestra cartera, con lo que ahora tenemos 14 apartamentos publicados en nuestro sitio web, StayINZ.

Con los ingresos que estamos generando con estos alquileres ahora mismo estamos ganando lo suficiente como para que yo pueda dejar mi otro trabajo sin añadir ninguna tensión financiera innecesaria.

Hace unas semanas, le dije a mi jefe que lo dejaba, y el fin de semana pasado presenté mi renuncia: ahora me quedan unos cuatro meses de trabajo en la empresa.

A mis padres no les ha hecho mucha gracia que me vaya de mi empresa, pero hace tiempo que sé que quiero trabajar por cuenta propia.

Cuando termine mi periodo de preaviso, empezaré a dedicarme a nuestro negocio de alquiler a tiempo completo. Pensamos cobrar lo justo para vivir al principio, para poder reinvertir la mayor parte de los beneficios en nuestra empresa.

En junio obtuvimos algo más de 30.000 euros de ingresos, y esperamos que julio sea aún mejor y que alcancemos los 42.000 euros.

También estamos buscando activamente añadir más apartamentos a nuestra cartera de alquiler.

Lea el artículo original en Business Insider Alemania.

Otros artículos interesantes:

Así es por dentro una casa construida con contenedores que cuesta más de 400 euros por noche en Airbnb y está casi reservada hasta 2023

Esta pareja compró un castillo por puro capricho para convertirlo en un Airbnb de lujo: así lo han hecho

Esta pareja consigue hasta 25.000 euros al mes en ingresos realquilando casas en Airbnb y Booking: estos son sus consejos para empezar

Te recomendamos