Pasar al contenido principal

Desarrollan un tratamiento experimental para curar la sordera

Desarrollo auditivo
Wikimedia Commons

Un equipo de científicos de la Universidad del Sur de California y de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) está trabajando en el desarrollo de un tratamiento experimental para curar la sordera.

Los investigadores han diseñado un nuevo enfoque para reparar las células del interior del oído que podría devolver la audición a los millones de personas que han perdido capacidad de oír.

Se dice que una persona sufre pérdida de audición cuando no es capaz de oír tan bien como una sana, es decir, cuando su umbral de audición en ambos oídos es igual o inferior a 25 dB. Esta patología puede producirse por causas congénitas o adquiridas y tiene diferentes grados: leve, moderada, grave o profunda.

De acuerdo con los datos que maneja la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 5% de la población mundial padece "pérdida de audición discapacitante". En la actualidad se estima que 432 millones de adultos y 34 millones de niños la sufren, y para 2050 podría afectar a más de 900 millones de personas. 

El nuevo tratamiento experimental que están desarrollando estos científicos se trata de un enfoque novedoso que podría revertir los daños en el oído para devolver la audición a los pacientes. El equipo ha diseñado un método para administrar un medicamento en los nervios y las células dañadas dentro del oído. En concreto, el tratamiento se dirige a la cóclea, una estructura parecida a un caracol que se encuentra en el oído interno donde las células sensibles transmiten el sonido al cerebro. Con la edad o debido a causas ambientales, como la exposición a ruidos fuertes constantes, las células sensoriales y las neuronas que transmiten sus vibraciones se rompen, y el nuevo enfoque permite regenerar las sinápsis.

Leer más: Estas gotas podrían curar la miopía y otros problemas de visión

"Lo nuevo aquí es que hemos descubierto cómo administrar un fármaco en el oído interno para que permanezca fijo y haga lo que se supone que debe hacer", explica Charles E. McKenna, uno de los autores del estudio. "Dentro de esta parte del oído fluye constantemente un fluido que arrastra los medicamentos disueltos, pero nuestro enfoque aborda ese problema". 

La investigación se ha llevado a cabo en tejidos animales en una placa de Petri, y de momento el método no ha sido probado en animales vivos ni humanos. No obstante, los científicos son optimistas y tienen esperanzas de que la nueva forma de tratamiento tenga éxito en los ensayos in vivo. El equipo ya está planificando la siguiente fase del estudio para ver si el tratamiento tiene éxito en animales vivos.

[Fuente: Universidad del Sur de California]

Te puede interesar

Lo más popular