Tu desayuno, más caro: el yogur, el café y los cereales suben de precio por culpa de la crisis global del transporte

Desayuno BI

Getty

  • La actual coyuntura económica inflacionista está elevando el coste de las materias y llevando a las empresas a elevar sus precios de venta al público.
  • Danone, Nestlé y Kellogg's son algunas de las empresas que ya han planteado esa opción en sus presentaciones de resultados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La fotografía es idílica y se ha repetido millones de veces en Instagram. Un cuenco de cereales con yogur y algo de fruta, un café, y un amanecer en algún lugar de ensueño. Una imagen de un desayuno sencillo, que este añova a salir algo más caro.

La coyuntura económica pospandemia está marcada por una crisis del transporte de mercancía se ha agravado tanto que algunas empresas están fletando aviones a casi 2 millones de euros por vuelo.

La inflación también está jugando un papel fundamental, alcanzando en España, por ejemplo, su mayor tasa desde 2008, y poniendo en jaque la recuperación global ante problemas como el aumento de los precios energéticos.

El salto a ruedo de estos problemas estructurales ha puesto en alerta al sector de la alimentación, donde la subida de precios ya ha sido pregonado por varias empresas ante el encarecimiento de las materias primas.

El usuario, por tanto, va a ver como sube el precio de su compra semanal, y un ejemplo claro está algo tan básico como el desayuno.

La crisis del transporte marítimo mundial continúa generando retrasos y un aumento en los precios que amenaza al crecimiento económico

Danone ya ha anunciado en su presentación de resultados del tercer trimestre que piensa "poner el foco en el precio" para no perder su rentabilidad, pese a haber incrementado sus ventas un 3,8% intertrimestral.

El anuncio de Danone, además, no representa un caso excepcional. La agencia financiera estadounidense Bloomberg también ha informado de los planes de Nestlé, propietaria de Nescafé y Nespresso, de subir los precios de sus productos.

Nestlé es la empresa de alimentación más grande del mundo, por lo que sus planes de futuro sin duda marcarán el camino del resto de la industria.

El remate final a la subida de precio de este desayuno de referencia lo puso Kellogg's, la marca responsable de leyendas infantiles como los Choco Krispies, los Crunchy Nut o Special K.

Amit Banati, el director financiero de la empresa, aseguró en una conferencia de resultados el pasado mayo que la compañía barajaba "diferentes niveles de ajustes" para lidiar con la inflación, incluyendo "los aumentos de precios".

Desde entonces, la empresa se ha visto envuelta en una gran polémica en Estados Unidos por las huelgas de sus empleados, que han llegado a asegurar que trabajan "siete días a la semana".

La tumultuosa situación de la empresa, por tanto, no ayuda a una empresa que ya predijo unos beneficios reducidos en 2021 por los costes de sus materias primas, haciendo que la posibilidad de subir los precios sea cada vez más factible.

El coste de vida está en estos momentos en una curva al alza, y los gestos más cotidianos como llenar el bol por la mañana y acompañarlo de un café supondrán un pequeño gran esfuerzo para los consumidores.

Otros artículos interesantes:

La crisis del transporte marítimo mundial continúa generando retrasos y un aumento en los precios que amenaza al crecimiento económico

El transporte marítimo logra sus mayores ingresos desde 2008: una tormenta perfecta provocada por el auge de la demanda y los atascos

Te recomendamos