La civilización china ya bebía cerveza hace 9.000 años, pero no estaban de parranda: la bebida fermentada se destinaba a rituales funerarios prehistóricos

Cerveza

Getty Images

  • Hallan en el sur de China dos esqueletos humanos rodeados de decenas de vasijas de cerámica: algunos de estos artefactos están relacionados con el consumo de cerveza y se remontan 9.000 años atrás.
  • El consumo de la bebida fermentada en esta antigua civilización no habría tenido un componente lúdico, sino que estaría asociado a la celebración de rituales funerarios prehistóricos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La civilización humana parece indiscutiblemente ligada a la cerveza: en el Antiguo Egipto su invención era atribuida al dios Osiris y se producía para consumo social, alimenticio y medicinal. De hecho, un antiguo papiro del 2.800 a.c. relata el primer accidente de tráfico provocado por empinar demasiado el codo: el conductor de un carro chocó contra una estatua de la diosa Athor, siendo detenido.

Recientemente también se descubría la cerveza más antigua del mundo en Israel: es la primera variedad de la que se tiene constancia y los restos de los cereales usados para su preparación hace 13.000 años fueron hallados en la entrada de cueva Raquefet, situada en el monte Carmelo, según National Geographic.

También en el sur de China se bebía cerveza hace 9.000 años: un grupo de arqueólogos ha descubierto algunos de los artefactos más viejos de la historia asociados al consumo de la bebida. Estos han sido hallados en un lugar de enterramiento Qiaotou y corresponden a dos esqueletos humanos rodeados por decenas de vasijas de cerámica. 

El estudio, publicado en PLOS One, determina que este líquido espirituoso no se tomaba como elemento de ocio, sino que la cerveza habría formado parte de ceremonias rituales relacionadas con el entierro de los muertos.

Algunas de las ollas eran de tamaño similar a los vasos que se usan hoy en día, mientras que 7 de ellas parecían ser ollas Hu de cuello largo, utilizadas para beber alcohol en períodos históricos posteriores, según Science Alert.

Los tipos de cerámica más representativos recuperados en la localidad china de Qiaotou.
Los tipos de cerámica más representativos recuperados en la localidad china de Qiaotou.

Jiajing Wang/Leping Jiang/Hanlong Sun

Hace 9.000 años bebían cerveza hecha de arroz más turbia y dulce que la actual

La cerámica fue pintada con engobe blanco y algunas de las vasijas estaban decoradas con diseños abstractos. 

¿Cómo averiguaron los científicos que estas vasijas se emplearon para beber alcohol? El equipo de investigación analizó residuos de microfósiles: almidón, fitolito (residuo vegetal fosilizado) y hongos, extraídos de las superficies interiores de las macetas. Los residuos se compararon con muestras de control obtenidas del suelo que rodea los recipientes.

El equipo identificó residuos microbotánicos (gránulos de almidón y fitolitos) y microbianos (moho y levadura) en las ollas. Estos corresponden a la fermentación de la cerveza y no se encuentran naturalmente en el suelo o en otros artefactos si no han contenido previamente alcohol. 

Por otro lado, el moho que se encontró en las ollas es muy parecido al del koji, clave para hacer sake y otras bebidas fermentadas de arroz en el este de Asia. 

"A través de un análisis de residuos de vasijas de Qiaotou, nuestros resultados revelaron que las vasijas de cerámica se usaban para contener cerveza, en su sentido más general: una bebida fermentada hecha de arroz, un grano llamado lágrimas de Job y tubérculos no identificados", explica a Phys.org el coautor Jiajing Wang, profesor asistente de antropología en Dartmouth.

Pero la cerveza que bebían en Qiaotou no era como la IPA de nuestros días. "Probablemente era una bebida dulce y ligeramente fermentada, que probablemente tenía un color turbio", indica el profesor. 

Es importante destacar que los hallazgos corresponden a una etapa inicial de "domesticación" del arroz. 

Por aquel entonces, la mayoría de las comunidades eran cazadores, recolectores y la cerveza de Qiaotou, dado el procesamiento, recolección y mano de obra que requería el arroz, tenía una importancia ritual. 

Fermentación de la bebida a través de prueba y error

Los investigadores no saben cómo se logró hacer el molde hace 9.000 años, pero aunque no conociesen la bioquímica, la hipótesis es que accedieron al proceso de fermentación a través de prueba y error. 

"Es posible que hayan notado que los granos sobrantes de arroz se volvieron más dulces y alcohólicos con el tiempo", anota Wang, 

"Los hallazgos sugieren que beber cerveza fue un elemento esencial en los rituales funerarios prehistóricos en el sur de China, contribuyendo al surgimiento de sociedades agrícolas complejas cuatro milenios después", escriben los investigadores en su artículo. 

Así, esta primitiva cerveza habría ayudado a sentar las bases de la cooperación social. Miles de años después, el brindis continúa. 

Otros artículos interesantes:

Ojo con las cañitas del bar: esto es lo que le pasa a tu cuerpo si bebes cerveza todos los días

He viajado a Egipto y esto es todo lo que necesitas saber para que tu viaje sea perfecto

Imagina un mundo sin cerveza, café, chocolate o pasta: el cambio climático podría privarte de los alimentos que consumes hoy