Esta es la manera más sencilla de deshacerte del pelo de tus mascotas en la ropa, según los expertos

Perro en el sofa

Getty Images

Si tienes mascotas sabrás que llevar ropa negra es todo un deporte de riesgo ya que, lo más probable, es que vayas lleno de pelos. 

Ya sea un gato o un perro, de pelo largo o corto, los pelos de los animales se quedan incrustados en tus prendas y son bastante difíciles de limpiar. 

7 plantas 'pet friendly' para decorar tu casa sin poner en riesgo a tu mascota

A continuación puedes leer algunas soluciones, tanto preventivas como para cuando el pelo ya está presente en tus prendas o superficies, para deshacerte de los pelos de tu mascota.

1. Evita los pelos desde los lavados

Perrito en la lavadora

Este es sin duda el paso más importante para deshacerte de los pelos de tu mascota, ya que durante los lavados se mezclan prendas que tienen más pelos con otras que no tienen tantos, y a veces se traspasan de unas a otras. 

Para evitarlo, Begoña Pérez, más conocida como La ordenatriz, recomienda cortar 2 esponjas de baño por la mitad y meterlas en la lavadora. 

De esta manera, los pelos quedan atrapados en las esponjas y no en tu ropa.

2. Utiliza cepillos adhesivos

cepillo de pelos

Contra los pelos más rebeldes, lo mejor es usar estos rollos que tienen la cinta adhesiva al descubierto. De este modo solo tienes que pasarlos por encima de la superficie que tenga pelos, y listo, quedarán pegados ahí. 

Otra opción, algo más incómoda, pero que puede ayudarte en un apuro, es que te enrolles en tu propia mano celo o algún tipo de cinta que tenga pegamento, dejando el adhesivo hacia fuera y pasándolo de igual forma por donde necesites. 

3. Aire frío

secador de pelo y animales

El secador puede convertirse en un gran aliado a la hora de despegar el pelo de los animales de alfombras, sofás y sillones.

En el Huffinton Post explican que al ponerlo en frío y a máxima potencia, las fibras del pelo se sellan, así evitan que se genere electricidad estática y así se consigue que se despeguen más fácilmente de los tejidos.

4. Cepilla a tus mascotas todos los días

gatito cepillado

Es un consejo de prevención y, aunque no evitará que haya algunos pelos por la casa, sí que evitará que haya grandes cantidades de pelo. 

Cepilla a tu mascota todos los días y verás como muchos de los pelos, se quedan atrapados en los peines especiales. Todo lo que veas ahí será pelo que no estará suelto por tu casa, sillones, cojines o ¡tu propia ropa!

Otros artículos interesantes:

Mascotas: ¿Y si invertir en tu perro fuese una buena idea?

10 plantas tóxicas para tus mascotas que no deberías tener en casa

La raza del perro no tiene nada que ver con cómo será su carácter, así lo explica la ciencia

Te recomendamos