Pasar al contenido principal

Deutsche Bank pierde 5.700 millones de euros en 2019 multiplicando por 110 sus pérdidas por los costes de reestructuración

Sede del Deutsche Bank [RE]
Sede del Deutsche Bank REUTERS/Kai Pfaffenbach
  • Deutsche Bank ha presentado pérdidas de 5.700 millones de euros en 2019, que multiplican por 110 las que registró en 2018.
  • La entidad germana atribuye estas pérdidas al coste de su plan de reestructuración, que está valorado en 7.400 millones de euros y que supondrá el despido de 18.000 personas, el cierre de varias áreas de negocio y cambios en su cúpula directiva.
  • Se trata del quinto año consecutivo en el que Deutsche Bank registra pérdidas. Durante este periodo, el banco alemán ha perdido un total de 15.000 millones de euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Deutsche Bank ha vuelto a registrar pérdidas en sus resultados del cuarto trimestre de 2019 y en el conjunto del año pasado. Así, el mayor banco de Alemania ha registrado pérdidas de 1.600 millones de euros entre octubre y diciembre, una cifra que se eleva a 5.718 millones de euros en el conjunto del año.

De este modo, la entidad germana acumula su tercer trimestre consecutivo en negativo y suma ya 5 años seguidos registrando una merma en sus resultados. Además, las pérdidas de 5.700 millones que Deutsche Bank registró el año pasado son casi 110 veces mayores que las de 2018, cuando perdió 52 millones de euros.

Leer más: Deutsche Bank sube en Bolsa después de anunciar 18.000 despidos dentro de una transformación 'radical'

Desde el banco alemán, su CEO, Christian Sewing, ha restado importancia a este resultado y lo ha atribuido al plan de reestructuración de la entidad, valorado en 7.400 millones de euros y que incluye el despido de 18.000 personas, es decir, 1 de cada 6 empleados, el cierre de varias áreas de negocio y cambios en su cúpula directiva.

En un comunicado, Sewing ha asegurado que "nuestra estrategia está cogiendo fuerza" y ha destacado que es muy optimista de cara a 2020 y más allá. Respecto a las pérdidas, ha señalado que ya han absorbido "el 70% de los costos de transformación que anticipamos para el período hasta 2022", por lo que considera que están adelantándose a su propio calendario.

Sin embargo, los resultados del cuarto trimestre reflejan el declive del mayor banco alemán. Así, sus acciones han perdido un 82% de su valor en los últimos 10 años, mientras que ha acumulado unas pérdidas de 15.000 millones de euros desde 2015, según Reuters. Además, las pérdidas de 2019 han superado las estimaciones de los analistas, que preveían un retroceso de entre 1.000 y 5.000 millones de euros.

Además de su polémica reestructuración y las decenas de miles de despidos que conlleva, Deutsche Bank ha afrontado a lo largo del año pasado el fracaso de sus planes de fusión con Commerzbank. Ambas entidades consideraron tras varios meses de negociaciones que los riesgos de una fusión no compensaban los posibles beneficios de la operación.

Y además