Patrimonio o impuesto a las grandes fortunas: en qué se parecen y en qué se diferencian

El nuevo impuesto sobre las grandes fortunas
Reuters
  • ¿En qué se diferencian el impuesto sobre el patrimonio y el impuesto a las grandes fortunas?
  • El nuevo impuesto sobre las grandes fortunas elevará la presión fiscal sobre el patrimonio de las personas más ricas del país.
  • Según las estimaciones de Podemos, podría recaudar un 1% del PIB español o cerca de 11.000 millones de euros.
  • El programa de Podemos especifica que “este impuesto sustituirá al actual impuesto sobre el patrimonio, que es inoperativo, y no podrá bonificarse por parte de las comunidades autónomas”.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Insiste el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, en la necesidad de crear un impuesto a las grandes fortunas para sufragar parte de la reconstrucción del país tras el coronavirus. La propuesta no es nueva y ya figuraba como punto 261 del programa con el que Unidas Podemos concurrió a las elecciones.

En concreto, en el apartado de “Garantías de Justicia fiscal” se incluía el “crear un impuesto para las grandes fortunas que grave los grandes patrimonios con el fin de recaudar el 1% del PIB”. En otras palabras, un tributo por el que quienes tengan más de 1 millón de euros, excluida la vivienda habitual hasta 400.000 euros, tendrán que pagar todos los años un porcentaje de ese patrimonio.

Este nuevo tributo está pensado para sustituir al actual impuesto sobre el patrimonio, que podría aumentar su gravamen si la propuesta inicial no sale adelante.

Leer más: Desde el IRPF al impuesto a las grandes fortunas: estos son todos los impuestos que estudia subir el Gobierno para hacer frente al coronavirus

¿En qué se diferencian el impuesto sobre el patrimonio y el impuesto a las grandes fortunas? Con los pocos datos que tenemos sobre el nuevo tributo, las diferencias se centran en tres apartados concretos:

  • Patrimonio exento y quiénes deben pagar el impuesto.

  • Los tipos del impuesto o cuánto habrá que pagar.

  • Las bonificaciones y exenciones o la obligación real de tributar.

Esto es lo que cambia entre el impuesto a las grandes fortunas y el impuesto sobre el patrimonio en cada caso.

Quiénes deben hacer el impuesto sobre el patrimonios

La campaña de la renta viene siempre acompañada de la del impuesto sobre el patrimonio, un impuesto que pasa desapercibido para la mayoría de contribuyentes está exento de presentarlo.

Tal y como explica la Agencia Tributaria, deben presentar el impuesto sobre el patrimonio las personas a las que el resultado del mismo sea a pagar después de aplicar las deducciones y bonificaciones que les correspondan o quienes no tengan que pagar, pero cuenten con un patrimonio superior a dos millones de euros sin aplicar en este caso ningún mínimo exento.

Leer más: Esta es la riqueza de un hogar medio en 35 países del mundo

Es precisamente en esta exención donde figura la clave del actual impuesto sobre el patrimonio y también del nuevo impuesto sobre las grandes fortunas. A la hora de calcular cuál es tu patrimonio, Hacienda considera exentos los primeros 700.000 euros, sin incluir la vivienda habitual por un valor de hasta 350.000 euros.

En otras palabras, si no tienes bienes por valor superior a esa cantidad, no tendrás que presentar el impuesto. Para hacer el cálculo, puedes excluir el valor de tu vivienda habitual hasta 350.000 euros, de manera que sólo si tu casa vale más que esa cantidad tendrás que incluir el exceso para calcular cuál es tu patrimonio a efectos de impuesto.

Estos mínimos exentos son la primera gran diferencia entre el impuesto sobre el patrimonio y el impuesto sobre grandes fortunas. El tributo propuesto por Pablo Iglesias elevaría hasta el millón de euros esta cantidad exenta frente a los 700.000 euros actuales. Además, también aumenta el valor exento de la vivienda hasta los 400.000 euros.

La traducción es que serán menos las personas que tributen por el impuesto, aunque a cambio lo harán más. En concreto,

Los tipos del impuesto o cuánto hay que pagar

El texto de Podemos habla de un impuesto progresivo, de manera que paguen más quienes más tienen. El nuevo impuesto para las grandes fortunas habla de cuatro tramos que van desde el 2% hasta el 3,5% del patrimonio con la siguiente escala:

Patrimonios de más de un millón de euros 2% 
Patrimonios de más de 10 millones de euros 2,5%
Patrimonios de más de 50 millones de euros 3%
Patrimonios de más de 10 millones de euros 3,5%

Es posible que esta escala sea una primera aproximación a cómo quedaría finalmente configurado este tributo. En cualquier caso, esos tipos ya son más elevados que los del actual impuesto sobre el patrimonio, que como mucho aplica un tipo marginal del 2,5%.

Esta es su escala:

Base liquidable hasta euros Cuota íntegra euros Resto base liquidable hasta euros Tipo aplicable Porcentaje
0,00 0,00 167,129,45 0,2%
167.129,45 334,26 167.123,43 0,3%
334.252,88 835,63 334.246,87 0,5%
668.499,75 2.506,86 668.499,76 0,9%
1.336.999,51 8.523,36 1.336.999,50 1,3%
2.673.999,01 25.904,35 2.673.999,02 1,7%
5.347.998,03 71.362,33 5.347.998,03 2,1%
10.695.996,06 183.670,29 En adelante 2,5%

En resumen, el nuevo impuesto sobre las grandes fortunas elevará la presión fiscal sobre el patrimonio de las personas más ricas del país. Según las estimaciones de Podemos, podría recaudar un 1% del PIB español o cerca de 11.000 millones de euros, aunque según los últimos datos del impuesto sobre el patrimonio correspondientes a 2017, poco más de 200.000 personas declararon y apenas 50.000 tenían un patrimonio superior a 1,5 millones de euros.

Bonificaciones y exenciones: el papel de las comunidades autónomas

Este es uno de los puntos más polémicos y sobre el que menos información hay. El programa de Podemos especifica que “este impuesto sustituirá al actual impuesto sobre el patrimonio, que es inoperativo, y no podrá bonificarse por parte de las comunidades autónomas”.

Leer más: Así son las diferencias entre pagar el impuesto sobre el patrimonio en unas comunidades autónomas y otras

El actual impuesto sobre el patrimonio es uno de los muchos tributos cedidos a las comunidades autónomas, que pueden establecer bonificaciones y exenciones como hacen con el impuesto sobre sucesiones y donaciones. Así, por ejemplo, en Madrid está 100% bonificado, por lo que nadie tiene que pagarlo, y en La Rioja es del 75%-

El nuevo tributo buscaría limitar el papel de las comunidades autónomas y armonizar este tributo, por lo menos en parte.

En cualquier caso y por si no se aprueba el nuevo impuesto sobre las grandes fortunas, ya hay también sobre la mesa un aumento del actual impuesto sobre el patrimonio. En concreto, se está planteando aumentar un punto porcentual el gravamen para los patrimonios superiores a 10 millones de euros.

 

Otros artículos interesantes:

Tablas de IRPF por comunidades autónomas: cuánto pagarás en la declaración de la renta según donde vivas

Este es el patrimonio que necesitas tener según tu edad para ser más rico que la mayoría de gente que conoces

Esperar a rescatar el plan de pensiones al año siguiente a jubilarte tiene premio