Pasar al contenido principal

Este diputado recibió 200 cartas de presuntos agricultores pidiéndole que respetara el uso del glifosato: luego descubrió que estaba en una lista negra de Monsanto

Juantxo López de Uralde, de Equo, y miembro del grupo parlamentario Unidas Podemos.
Juantxo López de Uralde, de Equo, y miembro del grupo parlamentario Unidas Podemos. Podemos

Flickr

  • Juantxo López de Uralde, portavoz de Medio Ambiente de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, recibió más de 200 cartas de presuntos agricultores instándole a que cambiara de postura sobre la renovación del uso del pesticida glifosato en la Unión Europea.
  • López de Uralde siempre pensó que se trataba de algo organizado porque las cartas eran manuscritas y estaban repletas de faltas de ortografía.
  • Hace escasas semanas ha descubierto que estuvo en la lista negra que Monsanto elaboró entre 2016 y 2017, en las que incluía el nombre de periodistas, políticos y activistas contrarios a la renovación del glifosato en la UE.
  • Todavía no ha decidido si interpondrá una denuncia mientras que Bayer, que adquirió Monsanto el verano pasado, comenzó una investigación interna sobre estas polémicas listas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un diputado español ha recibido más de 200 cartas de presuntos agricultores en cuestión de meses, en los que le pedían que no fuese contrario a la renovación de uso del glifosato en la Unión Europea.

Recibió incluso llamadas telefónicas como medida de presión.

Hace escasos días se supo que el diputado en cuestión, Juantxo López de Uralde, portavoz de Medio Ambiente de Unidas Podemos, estaba en una lista negra elaborada por Monsanto, la principal compañía que fabrica este pesticida.

Todo se remonta al verano pasado, cuando Bayer se hizo con Monsanto, corporación de transgénicos y pesticidas, por más de 53 millones de euros. La operación no incluía solo un nuevo modelo de negocio: Bayer también estaba comprando un auténtico quebradero de cabeza.

Tanto, que la farmacéutica alemana suprimió esta marca por su pésima imagen. A día de hoy, sigue teniendo que dar la cara ante multas y escándalos como el de las listas negras que Monsanto elaboraba sobre políticos y activistas que podían ser perjudiciales para su negocio.

Estas listas fueron destapadas por la prensa francesa el pasado mes de mayo, explicaba Reuters en esta pieza. En Francia incluían más de 200 nombres entre periodistas, abogados, políticos y otros personajes públicos. Todos tenían algo en común: su posición contraria al uso de pesticidas.

Las listas también han tenido trascendencia en España.

"Aparecía en color rojo por mi posición sobre el glifosato"

El propio López de Uralde explica a Business Insider que figuraba en esta lista. "Me clasificaban con color rojo; como significativamente en contra" del modelo de negocio de Monsanto. Lo que se recopilaba en esta lista era "fundamentalmente" la "actividad política" del diputado. Uralde estaba en contra de la renovación del uso del glifosato en la UE por cinco años —acabó finalmente siendo autorizado—.

Leer más: Por qué la unión entre Bayer y Monsanto aterroriza a miles de agricultores

Después de que en Francia se destapara el escándalo, Bayer decidió tomar cartas en el asunto y adelantarse a cualquier acontecimiento negativo que pudiera escalar. Así, se encargó de contactar con todos los nombres de personalidades que aparecían en la lista a lo largo del mundo.

En mayo, Bayer aseguró que investigaría la elaboración de estas listas y se pondrían en contacto con los perjudicados. Business Insider ha accedido a una de estas cartas tipo: en español y en inglés, la misiva, que firman los representantes legales de Bayer, advierte que se está realizando una investigación sobre "la existencia, ámbito y uso de las denominadas listas de partes interesadas" que fueron elaboradas entre 2016 y 2017.

El documento también advierte que las listas pueden incluir "con carácter general" datos públicos del interesado, como "título profesional, organización, información acerca de la renovación del glifosasto en la Unión Europea, sobre Monsanto", etc. Descartaban, provisionalmente, la presencia de "datos personales sensibles".

López de Uralde consideró en Twitter hace días que para él, estar en esta lista negra por su postura ante el glifosato, es algo que le indica que está "en el buen camino". "Eso no oculta que es un escándalo cómo las multinacionales agroquímicas presionan para mantener los productos tóxicos en el mercado".

200 cartas de presuntos agricultores

El digital Moncloa.com publicó una información el lunes que detallaba los "torpes intentos" de la industria agroquímica para presionar a diputados y políticos españoles.

Aunque no hay una certeza de que ambos hechos estén conectados —las presiones a diputados y la presencia de los mismos en las listas negras de Monsanto—, hay una serie de indicios.

Uno de ellos lo relata el propio López de Uralde en declaraciones a Moncloa.com. Recibió una llamada telefónica de un presunto agricultor en el que le admitía lo siguiente: "Me han dicho desde Monsanto que te llame para que te explique que el glisofato es importante para nosotros".

Hasta que tuvo lugar la llamada, López de Uralde cuenta a Business Insider que recibió cerca de 200 cartas "a lo largo de unos meses".

"Nunca tuve ninguna duda de que era algo organizado. Las cartas no eran creíbles porque hoy día cualquier agricultor escribe en un ordenador, no en esos manuscritos tan poco creíbles", relata.

Y es que según detalla Moncloa.com, las cartas estaban repletas de faltas ortográficas que, según este digital, "parecían casi caricaturizar un burdo ejemplo de agricultor".

El glifosato fue renovado por la Unión Europea en 2017 por otros cinco años, por lo que el uso de este pesticida está autorizado hasta 2022. Aunque hay veredictos en los EEUU que hablan de correlación entre el uso de este pesticida y el cáncer, todavía no se ha podido comprobar su causalidad, según explica eldiario.es en este artículo.

Y además