Pasar al contenido principal

Por qué la disciplina es tan importante cuando decides invertir en los mercados

Un equipo de inversores siguiendo una metodología de inversión
Getty Images
  • Establecer una disciplina en la inversión bursátil nos permite disponer de una configuración mental que nos ayuda a ejecutar las acciones de una manera ordenada y sistemática. 
  • Si actuamos sin reglas, estamos expuestos al engaño de la mente y al manejo por parte de las emociones en las inversiones.
  • La disciplina permite que al final cuando vas operando con un sistema y con una correcta gestión monetaria la probabilidad de éxito puede ser mucho mayor a la del fracaso.

Los inversores de éxito siempre tienen una misma respuesta cuando son preguntados cómo se pueden conseguir rentabilidades. Establecer una disciplina en la inversión bursátil nos permite disponer de una configuración mental que nos ayuda a ejecutar las acciones de una manera ordenada y sistemática

Se puede considerar como que es el flotador que poseen los inversores para garantizar su supervivencia en los mercados, evitando que se desconcentren, se asusten o incluso se sientan demasiado seguros en su operativa. Y es que muchos pierden en los mercados porque no son capaces de establecer y decidir sus reglas para operar en las bolsas. Si actuamos sin reglas, estamos expuestos al engaño de la mente y al manejo por parte de las emociones.

Leer más: 7 razones por las que la recuperación económica no sujetará el mercado alcista

Bajo unas reglas concretas, el inversor podrá marcar, de forma objetiva, todos los aspectos requeridos para iniciar o salir de una operación. Liderará las riendas de su operativa y asumirá la responsabilidad de su operativa.

Por tanto, la disciplina en bolsa nos ayuda a no perder nuestras referencias y nos mantiene estable para enfrentar las situaciones que puedan aparecer. Es la directriz que regula nuestras decisiones y acciones, y constituye nuestro reglamento escrito de conducta y comportamiento aportándonos orden, concentración y seguridad en nuestra actuación.

Los puntos fuertes de ser disciplinado

Para Rodrigo García, analista de XTB, la disciplina al operar es importante porque “evita que las emociones influyan en nuestra operativa”. La mente humana siempre va a buscar el incentivo rápido de vender una operación ganadora cuando ganamos unos pocos euros, aunque” eso no esté acorde con el sistema que hemos planteado”. 

En opinión de Sara Carbonell, relationship manager de CMC Markets, la disciplina permite que al final cuando vas operando con un sistema y con una correcta gestión monetaria “la probabilidad de éxito puede ser mucho mayor a la del fracaso”. Esto junto con la experiencia te va orientando un poco “sobre cómo actúan los mercados”.

Del mismo modo siempre va a querer pensar en una recuperación cuando vamos perdiendo, tal y como añade García. Estas cuestiones proceden en mayor medida del “deseo que una realidad bien analizada”

Y es que las emociones, en muchos casos nos llevan a actuar exactamente de forma contraria a lo que dice nuestro sistema y para ello, “tener disciplina para no caer en esa trampa es fundamental”, opina García. En definitiva, nos evita tener que improvisar.

Aún con eso, concreta Carbonell, muchas veces los mercados actúan de forma totalmente “contraria a lo que pensabas”. Por ejemplo, ves como durante 20 años cuando sale un dato el mercado se comporta de una manera, pero de repente un año basta que inviertas para que suceda lo contrario. 

De ahí a que, en resumidas cuentas, la mejor opción sea ser disciplinado y con las emociones bastante controladas. Es de vital importancia la información y la formación constante para poder crear un sistema con el cual puedas generar rentabilidad con las inversiones que decidas acometer.
 

Y además