Pasar al contenido principal

El dueño de la Gula del Norte y Krissia tiene un plan hasta 2025 para duplicar facturación: se centrará en productos frescos y de conveniencia y desembarcará en Italia y Francia

Ignacio Muñoz, CEO de Angulas Aguinaga
Ignacio Muñoz, CEO de Angulas Aguinaga Angulas Aguinaga

  • Angulas Aguinaga despliega su plan estratégico hasta 2025 para pasar de ser una compañía centrada en pescadería a una empresa de alimentación.
  • El grupo, dueño de marcas como la Gula del Norte o Krissia, pretende duplicar su facturación hasta los 450 millones de euros y diversificar su porfolio y entrar en nuevos mercados.
  • La compañía desembarca en Francia e Italia. En este último mercado, pretende crecer de forma inorgánica tras la compra de una empresa especializada en salmón ahumado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La compañía dueña de marcas como la Gula del Norte o Krissia, Angulas Aguinaga despliega su plan estratégico para diversificar su negocio y entrar en nuevos mercados.

El grupo vasco se ha marcado como objetivo para el año 2025 pasar de “ser una compañía centrada en pescadería a una empresa de alimentación”, señala el CEO Anguilas Aguinaga, Ignacio Muñoz, en una entrevista con Business Insider. Y, por el camino, el grupo pretende duplicar su facturación hasta los 450 millones de euros. 

La compañía ha ampliado sus horizontes con el lanzamiento de un nuevo segmento de comida para llevar que, por el momento, comercializará a través de supermercados. “El cambio más dramático es salir de pescadería”, asegura Muñoz. Pero el CEO de la compañía avanza su intención de diversificar el negocio hacia nuevos productos “los principales drivers serán los temas de conveniencia y los artículos saludables”.

También se trata de crecer en los mercados internacionales. Tanto es así que el grupo quiere pasar del 36% que copan las ventas en el extranjero a un 43% para 2025. La empresa desembarca en Francia e Italia para ganar cuota de mercado, si bien es cierto que ya comercializa en otros países como Austria, Marruecos o Portugal. 

Leer más: Green Pulse entra en España para desarrollar proyectos de autoconsumo solar en grandes superficies y ya tiene a Decathlon, BMW o Pladur entre sus clientes

En el mercado italiano, Angulas Aguinaga tratará de expandir su negocio a través del crecimiento inorgánico. La compañía ha cerrado la compra de, Riunione, una compañía especializada en salmón y otros productos relacionados con el pescado: “no la compramos por la parte de producto sino por la capacidad de trasladar nuestro modelo de negocio a través de su canal de distribución”, explica el CEO de la compañía.

En el mercado galo, la empresa no descarta realizar una adquisición para crecer si aparece la oportunidad, señala Muñoz. Aunque por el momento, se centrará en un crecimiento orgánico. “Si encontramos algo en Francia que nos encaja estaríamos encantados de comprarlo”, señala el ejecutivo. 

La compañía especializada en pescadería trabaja con proveedores que dependen del producto en cuestión. Los mejillones son de origen gallego, mientras que el pulpo es de Marruecos y el surimi de Alaska. 

El impacto del coronavirus daña las ventas en restauración

Pero Angulas Aguinaga no comercializa sus productos únicamente a través de la asociación cadenas de distribución de alimentación. El grupo cuenta con un segmento de distribución a través de la restauración. Si bien el canal horeca supone un 25% de la facturación de la compañía en España, los ingresos de esta división se vieron reducidos a cero durante la crisis del coronavirus. “Hay que compensar toda una sección que ha facturado cero. Tienes muchos mas gastos para producir lo mismo por las medidas de seguridad, de higiene, la distancia social...”, detalla Muñoz.

Leer más: El coronavirus acelera la transformación del sector alimentario: de una cadena de suministro globalizada a una más corta, integrada y flexible

El CEO apunta que las ventas a través de las cadenas de distribución se dispararon, especialmente en el caso de determinadas marcas y en localizaciones clave. Durante los meses de confinamiento, Angulas Aguinaga movió a trabajadores de ciertas plantas enfocadas en el canal restauración para reforzar la parte productiva de retail. Con esta medida, Angulas Aguinaga evitó poner en marcha un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) mientras en paralelo se reforzó en una pata que requería de incrementar la producción por el aumento de demanda. 

Pero como el grueso de compañías, Angulas Aguinaga no escapa al impacto del coronavirus y Muñoz detalla que las ventas netas han descendido. “No vemos la situación sólo para este año sino que lo importante es aguantar y salir fuera de ésta más fuertes”, dice el CEO, “Lo vemos como una carrera a medio plazo. No hemos parado ninguna inversión productiva y algunas, incluso, las hemos avanzado a 2020 para salir más fuertes”, dice el ejecutivo. 

Si bien el ejecutivo reconoce que la compañía no trabaja segmentos básicos o de capricho que hayan podido registrar fuertes oscilaciones en la compra durante los meses de confinamiento, destaca el aumento de las ventas de sus dos productos estrella: la Gula del Norte y Krissia durante los tres meses de pandemia. 

Y además