Pasar al contenido principal

El sector del cannabis en EEUU crece a un ritmo vertiginoso: ya hay más gente trabajando en él que higienistas dentales en todo el país

Una mujer examina productos cannábicos en la tienda MedMen de West Hollywood, en California, el 2 de enero de 2018.
Una mujer examina productos cannábicos en la tienda MedMen de West Hollywood, en California, el 2 de enero de 2018. REUTERS/Lucy Nicholson
  • El número total de ofertas laborales en la industria del cannabis creció un 445% en 2017, según el portal de empleo ZipRecruiter.
  • Hay más gente trabajando en el sector que higienistas dentales en Estados Unidos.
  • La industria del cannabis legal podría alcanzar los 21.000 millones de dólares para 2021.

Las cifras que publica la industria del cannabis legal en Estados Unidos hacen saltar los ojos de las cuencas.

El número total de ofertas de empleo en el sector creció un 445% en 2017 con la llegada de la legalización de la planta para el consumo adulto a múltiples estados, como Nevada o Massachusetts. El crecimiento en 2016 había sido tan solo del 18%, según un reciente estudio de la web de búsqueda de empleo ZipRecruiter.

Nueve estados y Washington DC han legalizado el cannabis, a pesar de que se considera una droga ilegal a nivel federal. 

Debido a esta tendencia, en este momento hay más trabajadores del cannabis en EEUU que higienistas dentales, según Marijuana Business Daily, una publicación financiera centrada en la industria del cannabis. Según sus estimaciones más elevadas, en 2017 había 230.000 personas empleadas en la industria del cannabis legal en el país, según la Oficina de Estadística Laboral de EEUU.

La creación de empleo en el sector del cannabis está superando a la de algunos de los campos de mayor crecimiento en EEUU, incluidos la sanidad y la tecnología. Las ofertas laborales en el sector sanitario crecieron un 70% en 2017 mientras que en el tecnológico — entendido como los trabajos en el espacio del software y las tecnologías de la información — creció un 254%, según los datos de ZipRecruiter.

El ritmo de creación de empleo en la industria del cannabis se incrementó a lo largo de 2017 mientras las compañías se lanzaban a la caza de empleados para prepararse para la apertura de la venta legal en California, según la economista jefe de ZipRecruiter Cathy Barrera (la marihuana se volvió legal en el estado el 1 de enero).

Los trabajos del cannabis se concentran en los grandes centros de la industria — Los Ángeles, San Francisco y Colorado, según ZipRecruiter — así como en algunas ciudades de Florida, que legalizó la marihuana medicinal en 2016.

Una mujer sostiene marihuana a la venta en la tienda MedMen de West Hollywood, en California, el 2 de enero de 2018.
Una mujer sostiene marihuana a la venta en la tienda MedMen de West Hollywood, en California, el 2 de enero de 2018. REUTERS/Lucy Nicholson

El cannabis podría convertirse en un sector de 21.000 millones de dólares

Los consumidores se gastaron alrededor de 9.000 millones de dólares en cannabis en 2017, según la empresa BDS Analytics

Ahora que la marihuana es legal en California — el estado con mayor población de lejos entre los que han legalizado la droga —, el informe predice que el estado se llevará 5.100 millones de dólares en ventas de cannabis en 2018. En comparación, los californianos se gastaron unos 5.000 millones en cerveza en 2017, según la firma de análisis IBIS World.

Se espera que el gasto total en cannabis legal en EEUU sobrepase los 21.000 millones de dólares para 2021, según el informe de BDS. Al tener en cuenta “efectos indirectos” de los ingresos del cannabis, como las transacciones entre empresas de cannabis y compañías en otros sectores (como la logística, el empaquetado, la gestión de pagos, etc.), BDS Analytics  prevé que el cannabis legalizado inyecte cerca de 40.000 millones de dólares a la economía estadounidense para 2021 y sume hasta 413.988 puestos de trabajo.

El informe apunta, sin embargo, que hacer predicciones sobre le negocio del cannabis es difícil debido a que su estatus ilegal a nivel federal implica que el Gobierno no recoja datos sobre el sector.

Si la marihuana se legalizara en los 50 estados de EEUU, el sector podría añadir más de 130.000 millones de dólares a las arcas públicas para 2021, según un nuevo estudio de New Frontier Data. Pero eso sólo ocurrirá si el fiscal general, Jeff Sessions, conocido por su oposición a la legalización, no toma medidas a nivel federal.

Este mes, Sessions anuló una regla de la era Obama que ordenaba al Departamento de Justicia que dejara tranquilos a los negocios estatales lícitos de cannabis. La maniobra podría poner en riesgo el futuro del sector. Un número cada vez mayor de congresistas de ambas bancadas han criticado la decisión de Sessions, si bien muchos líderes del sector del cannabis ni se inmutaron.

La mayoría de los estadounidenses apoya la legalización del cannabis. Un 58% de los votantes afirma que la marihuana debería ser legal y un 70% se opone a aplicar las leyes federales en aquellos estados donde está legalizada, según un sondeo de Quinnipiac.

A pesar de que el presidente, Donald Trump, habló largo y tendido sobre el empleo en su reciente discurso sobre el Estado de la Unión, su Administración no parece apoyar políticas que puedan favorecer la creación de empleo en ciertas áreas en auge: el cannabis, la energía solar y la energía eólica.

Te puede interesar