Una empresa alicantina patenta una mascarilla que usa rayos UV-C para eliminar cualquier virus mientras se respira

Diseño de la mascarilla de Flat Tube Energy
Diseño de la mascarilla de Flat Tube Energy

Flat Tube Energy

  • Una empresa alicantina ha patentado una mascarilla sin filtro capaz de eliminar de eliminar virus mientras se respira, gracias a una cortina láser UV-C. 
  • Tiene un coste de producción muy bajo y está realizada en impresión 3D en España.
  • Además, ofrece una batería de 10 horas de autonomía que se recarga como si fuese un móvil.
  • Luz UVC lejana tiene un rango muy limitado y no es capaz de penetrar a través de la capa externa de células muertas de la piel humana o la capa de lágrimas en el ojo, por lo que no es un peligro para la salud humana.
  • La clave está en que los virus y las bacterias son mucho más pequeñas que las células humanas, por lo que la luz UVC lejana puede alcanzar su material genético y acabar con ellos. 
  • Este hallazgo sugiere que el uso de luz ultravioleta lejana podría proporcionar no solo protección contra el COVID-19, sino contra cualquier gripe estacional o evitar la propagación de otras enfermedades. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

El uso de mascarillas para protegerse contra el coronavirus ya es algo con lo que la sociedad va a tener que convivir durante unos años. La pandemia ha hecho que la mascarilla sea un elemento común prácticamente en todo el mundo, algo que ha llevado a muchas compañías y startups hayan destinado sus esfuerzos a crear algunos modelos muy futuristas

El último invento relacionado con ellas viene de una empresa alicantina que ha patentado una mascarilla sin filtro capaz de eliminar de eliminar virus mientras se respira, gracias a una cortina láser UV-C. 

La propuesta, de Flat Tbue Energy, conseguiría acabar con la contaminación provocada por los residuos de las mascarillas desechables, asegura la compañía en un comunicado.

La mascarilla, puesta en marcha gracias a dos startups con clara apuesta I+D de la Universidad Miguel Hernández UMH de Elche y Fondo Emprendedores de Repsol, utiliza tecnología ultravioleta de baja frecuencia en una cámara confinada laberíntica para destruir el coronavirus, entre otros patógenos, mientras se respira. 

Leer más: Trabajadores de Metro de Madrid alertan de que prevén un "desastre programado para septiembre" por la falta de maquinistas

Lo mejor es que tiene un coste de producción muy bajo, está realizada en impresión 3D en España, lo que evita tener que abastecerse del extranjero, y tiene una batería de 10 horas de autonomía que se recarga como si fuese un móvil.

En cuanto a su funcionamiento, hay que destacar que la luz UV-C lejana tiene un rango muy limitado y no es capaz de penetrar a través de la capa externa de células muertas de la piel humana o la capa de lágrimas en el ojo, por lo que no es un peligro para la salud humana.

La clave está en que los virus y las bacterias son mucho más pequeñas que las células humanas, por lo que la luz UV-C lejana puede alcanzar su material genético y acabar con ellos

Este hallazgo sugiere que el uso de luz ultravioleta lejana podría proporcionar no solo protección contra el COVID-19, sino contra cualquier gripe estacional o evitar la propagación de otras enfermedades. 

Otros artículos interesantes:

Llega una ciclogénesis explosiva: qué es y cómo afectará a España

17 cosas que siempre deberías comprar de marca blanca

Este panel solar está diseñado para que funcione incluso por la noche, sin necesidad de luz

Te recomendamos