Pasar al contenido principal

De Forever 21 a Mary Paz o la mítica Barneys, las empresas de moda que quebraron en 2019

Una tienda de Forever 21 en Nueva York
Reuters
  • El 2019 ha sido un año complicado para algunas marcas de moda que se han declarado en quiebra.
  • Los hábitos de consumo de las nuevas generaciones pasan factura a las compañías de moda, que tratan de coger la ola del online.
  • El gigante estadounidense Forever 21, los míticos grandes almacenes Barneys o la popular cadena de zapaterías MaryPaz son algunas de las que se acogieron a concurso de acreedores este año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.


El 2019 ha sido un año complicado para algunas marcas de moda. Y si no que se lo digan al gigante estadounidense Forever 21 que este ejercicio se declaró en bancarrota. El hecho no hace sino señalar hacia un cambio en el modelo de consumo abanderado por unas nuevas generaciones más digitales y con más contemplaciones a la hora de estirar el bolsillo.

La marca de moda de fast fashion, habitual en los festivales de música, competía con otras populares cadenas como la sueca H&M o Zara. Fundada en 1984 y presente en 50 mercados, la compañía se presentaba a principios de los 2000 como una alternativa a bajo coste de las piezas que ofrecen los altos diseñadores y desde Estados Unidos.

Pero no ha sido la única compañía del sector de la moda en verse afectada. La crisis del ladrillo derivada del alza del online ha azotado también al mítico grupo de grandes almacenes estadounidense Barneys. La histórica tienda de Nueva York permanecerá abierta aunque la compañía ya bajó la persiana de hasta 15 grandes almacenes.

Leer más: En su mejor momento, Forever 21 facturó 4.400 millones: esto es lo que provocó la caída de la marca y casi su bancarrota

Y las empresas de moda españolas tampoco han sido la excepción. Desde la popular cadena de zapaterías MaryPaz a Amichi o la alta costura de Sybilla. Y llama la atención un denominador común a muchas de estas empresas en liquidación o que han logrado ser rescatadas: la mano del fondo Black Toro de una forma u otra.

Te contamos cuáles son las empresas de moda que han quebrado o que se han acogido a concurso de acreedores en 2019.

Forever 21

Forever 21 tienda
Reuters

Ha sido una de las caídas más sonadas del año. La popular cadena de fast fashion estadounidense, Forever 21, se declaró en quiebra el pasado septiembre. La compañía informó de que la situación era voluntaria en base al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos y fuentes de dentro de la empresa han asegurado que esta medida les permite operar con normalidad hasta que encuentren una solución para reestructurar el negocio. 

Forever 21 informó en un comunicado que este paso ha sido muy meditado y que su fin es llevar a la empresa por el buen camino. 
 

MaryPaz

Zapatos MaryPaz
MaryPaz

Otra popular cadena española ha enfilado la liquidación. Se trata, en esta caso, de una cadena de calzado, MaryPaz. El fondo y principal accionista de la empresa andaluza, Black Toro Capital, ha llevado finalmente a la empresa de zapaterías de bajo coste a concurso de acreedores. 

El principal motivo de que la compañía haya ido a concurso es que la cadena no puede hacer frente a las necesidades de circulante de 15 millones de euros. 

Finalmente, la compañía se salvó del concurso después de que Crocea Mors, propiedad de Alvaro Pellón López Montenegro, comprara la marca, las oficinas y la plataforma logística de MaryPaz. 
 

Barneys

Barneys NY
El edificio de Barneys en Nueva York Reuters

Pero no todo son marcas de moda. Los míticos almacenes de lujo neoyorquinos, Barneys, no ha sido capaz de sobreponerse a su situación económica. El pasado agosto el grupo de grandes almacenes se acogió a la Ley de Quiebras de Estados Unidos, y cerró 15 de los 22 establecimientos con los que cuenta en el mercado estadounidense. 

Leer más: Inditex supera los 100.000 millones de capitalización, se revaloriza cerca de un 50% en 2019 y vuelve a niveles de 2017

Si bien se mantendrá abierta la icónica tienda de Madison Avenue, en Nueva York, la empresa no ha podido capear el impacto del comercio electrónico. El grupo, que vio la luz en 1923 y afrontó una bancarrota a finales de la década de los 90, se centrará en buscar un comprador.
 

Sybilla

Tienda de Sibylla en Tokio
Tienda de Sibylla en Tokio Facebook

Otra que encaró la liquidación este año fue Sybilla. Se trata de la tercera vez que esta diseñadora reconocida internacionalmente, y Premio Nacional de Moda en 2015, intenta crear su empresa de moda sin obtener los resultados esperados. 

La diseñadora trató de buscar un socio para salvar el negocio pero no obtuvo éxito en su empeño y tuvo que encarar la liquidación al no poder hacer frente a los elevados costes de la empresa y no poder cumplir con los tiempos del plan de viabilidad que había firmado con los acreedores para salir del último concurso. 

Carrera y Carrera

Tienda de Carrera y Carrera en calle Serrano en Madrid
Una tienda de Carrera y Carrera en calle Serrano en Madrid AntoineOne/Wikimedia Commons

La histórica compañía de joyería encaró la liquidación el pasado junio tras no superar el concurso de acreedores al que se acogió en 2018. En su último año de vida, la compañía replegó su red comercial bajando la persiana de tiendas y corners en El Corte Inglés. La compañía es una de las más longevas del lujo español y vio la luz en 1885.

Amichi

Un córner de Amichi en El Corte Inglés
Un córner de Amichi en El Corte Inglés Facebook

La firma de moda, que también era propiedad del fondo Black Toro, bajó la persiana después de no encontrar comprador. La compañía presentó concurso de acreedores el pasado julio y entró en liquidación tras varios ejercicios en pérdidas. La compañía cerró establecimientos y realizó un ERE el pasado agosto, al que seguirá otro que afectará a 500 empleados.

Diesel USA

Diesel USA fue otra de las caídas del 2019. El fabricante de ropa vaquera encaró la quiebra el pasado marzo por las crecientes pérdidas, el desplome de las ventas, el alza en los precios del alquiler y el fraude en internet. La compañía matriz no es parte de la declaración sino que Diesel USA ha sido el único distribuidor de la firma Diesel en Estados Unidos desde 1995. 

Leer más: El dueño de Gucci y Balenciaga estudia la compra de la firma italiana Moncler, siguiendo los pasos del gigante LVMH

Trucco

Una tienda de Trucco
Una tienda de Trucco Facebook

Mejor destino parece que le depara a Trucco. La compañía matriz In Situ, dueña de las marcas Trucco y Naëlle, se acogió el pasado marzo a concurso voluntario de acreedores y abrió la fase de liquidación. Momento en el que irrumpió el fondo Black Toro con una oferta formal de inversión por la veintena de corners de Naëlle y las 250 de Trucco.

Intropia

Una tienda de Intropia en Valencia
Una tienda de Intropia en Valencia Facebook

Otra marca española que ha encarado la liquidación este año fue la firma de moda femenina Intropia. La compañía se acogió a concurso de acreedores voluntario y posterior liquidación en 2018,  ya que atravesaba dificultades económicas y no podía hacer frente a las deudas con las entidades de crédito. 

El grueso de la deuda de Intropia, que vio la luz en la década de los 90 como Homeless, correspondía a compromisos con entidades de crédito. Finalmente, el grupo español propietario de Cortefiel, Tendam, acabó por comprar Intropia. El importe de la operación no ha trascendido pero el grupo español de distribución pretende relanzar la marca de moda en la temporada de otoño-invierno de 2020.

Leer más: La colección Join Life de Zara no es tan sostenible como parece: el sueldo de los trabajadores que la fabrican es de 2,10 euros por prenda

Almatrichi

Un córner de Almatrichi en El Corte Inglés
Un córner de Almatrichi en El Corte Inglés Facebook

La firma de moda femenina entró en concurso de acreedores el pasado septiembre, después de acogerse a preconcurso el pasado junio. La compañía cuenta con dos tiendas en Madrid y ocho corners en El Corte Inglés y está presente en puntos de venta multimarca. La compañía de moda también dio el salto al mercado internacional, concretamente, a Alemania, Francia, Chile, México y China. 

Y además