Pasar al contenido principal

España registra casi la mitad de las transacciones de carteras hipotecarias con créditos dudosos en Europa

Imagen ilustrativa de una casa de juguete
Pixabay/Harry Strauss

Las operaciones de compraventa de carteras hipotecarias con créditos dudosos en Europa aumentaron en 2017 hasta registrar un importe histórico de 114.000 millones de euros, siendo el mercado español el principal contribuyente con el 45% del total transaccionado, según los datos del último informe sobre el mercado europeo de NPL o créditos dudosos de CBRE.

Blackstone, Cerberus Capital Management y Bain Capital, como principales compradores, y Santander, BBVA y CaixaBank, como principales vendedores, cerraron el año pasado 23 operaciones en España por un volumen total de 51.600 millones de euros, cuyo 64% correspondió a activos residenciales y el resto a inmuebles de uso comercial, como oficinas, hoteles y retail.

El valor de dos de esas operaciones, el traspaso de la cartera inmobiliaria de Banco Popular a una sociedad participada por Blackstone y Santander, y la compra del 80% de la cartera inmobiliaria del BBVA por parte de Cerberus ascendió a 43.000 millones de euros.

El director de Finanzas de CBRE España, Íñigo Laspiur, apuntó que esas dos operaciones han supuesto un punto de inflexión en el mercado y esperan que otras entidades repliquen este esquema con el doble objetivo de desconsolidar del balance un volumen relevante de activos, mejorando asimismo los ratios de capital y de morosidad; y, por otro lado, participar parcialmente en la creación de valor que pueda generar la gestión de dichos activos por un tercero y en un entorno de mercado alcista.

La cifra transaccionada en España en 2017 es cinco veces superior a la registrada en 2016, ejercicio en el que se cerraron operaciones por valor de 9.500 millones de euros.

Leer más: 18 cosas que necesitas saber antes de elegir una hipoteca

Laspiur indicó que España ha ganado impulso en el último año y auguró que seguirá siendo uno de los principales protagonistas de operaciones de gran tamaño en 2018 "por la elevada exposición de los bancos, incluida la Sareb, y su voluntad de desapalancamiento".

En este sentido, añadió que desde CBRE, están monitoreando operaciones en comercialización en España por valor de 11.000 millones de euros, además de que hay entidades en fase de análisis de operaciones para su eventual salida al mercado en el segundo semestre del año, por lo que la cifra finalmente podría ser superior.

"La estructuración de grandes operaciones bajo el esquema de joint ventures podría disparar aún más dichos volúmenes", concluyó Laspiur.

Operaciones cerradas en 2017

Tras España, Italia fue el segundo mercado que más aportó al importe total transaccionado con 32.700 millones de euros y el más activo en volumen de operaciones con 33.

En total, en Europa se cerraron el año pasado 98 operaciones, solo una más que en el ejercicio 2016, pero el importe captado duplicó el registrado en ese año gracias al incremento en el tamaño medio de las carteras hipotecarias transaccionadas que se elevó a cerca de 1.170 millones de euros.

Por tipo de activo, los inmuebles residenciales representaron el 46% del importe transaccionado, incrementando su peso desde el 30% del año anterior.

Pese al volumen histórico transaccionado en 2017, los expertos de CBRE calculan que, desde el punto de la oferta, todavía hay alrededor de un billón de euros en créditos dudosos o NPL en poder de los bancos europeos.

Por el lado de la demanda, CBRE estima que los inversores interesados en el mercado de carteras hipotecarias en Europa disponen de 76.500 millones de euros en fondos, que se compara con los 67.000 millones de euros en fondos disponibles en 2017. El 87% de esa disponibilidad está concentrada en manos de fondos estadounidenses.

Te puede interesar