Pasar al contenido principal

Este gráfico muestra por qué el precio de la luz va a seguir subiendo

Chico joven revisando facturas
Getty Images
  • En septiembre, el precio medio del mercado eléctrico español alcanzó los 71,3 euros por MWh.
  • Los expertos aseguran que el precio de la luz continuará con la tendencia y al alza 2018 será el año más caro desde 2008.
  • En Alemania y Francia, las subidas del coste de la energía se ha disparado de forma más pronunciada que en España.

Cada vez más frecuentemente, anota nuevos máximos y récords. El precio de la luz se dispara y lo hace justo en un mes que nunca se ha caracterizado por registrar picos en el coste de la energía. En septiembre se alcanzaba un nuevo récord, se encarecía el precio de la luz y se hacía una retrospectiva hacia diez años atrás en busca de las cifras más elevadas  jamás registradas.

Fue cuando transcurría septiembre cuando, además de alcanzarse máximos, el recibo de la luz anotaba un alza del 16% respecto a un año atrás, o traducido a la práctica, más de nueve euros para un consumidor medio con una potencia contratada de 4,4 kilowatios y una demanda anual de 3.900 KWh. 

Fue, también, en el mes de septiembre cuando el precio medio del mercado eléctrico español alcanzó los 71,3 euros por MWh, una cifra que se sitúa un 45% más que en el mismo mes de 2017 y un 10,8% superior al mes de agosto, según recogía el Barómetro Energético de la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE). 

Pero más allá de las cifras actuales y con el frío invernal aún por llegar, la realidad es que, de mantenerse la previsión que cifra un cierre de 2018 a 59,5 euros por MWh, estaríamos ante el año con el precio medio del mercado eléctrico más elevado desde 2008. Es más, se trataría del segundo más elevado desde 1998, como confirma el mismo informe. 

La misma tendencia es la que sostienen los expertos en la materia consultados por Business Insider España. Y es que parece que el alza en el precio de la luz en el mercado regulado es algo tan inevitable como predecible. De la misma forma lo cree el ingeniero industrial Mario Berná, analista de la consultora especializada en el mercado eléctrico Ingebau, que afirma que se ha desatado “la tormenta perfecta. Hemos alcanzado precios que no se veían desde el año 2008”.

En ese cómputo que compone los distintos tramos de la factura de la luz, cree Berná que “se ha puesto en contra todo lo que podía ponerse: el precio del carbón ha subido, el del gas, el precio del brent, que está a 85 dólares, una cifra muy elevada”, expone, “pero, sobre todo, el coste de derechos de las emisiones de CO2. Es el principal causante de que se haya disparado el precio de la electricidad”, coincide Berná con el  consultor energético y analista del mercado eléctrico, Francisco Valverde, que de hecho subraya que “su precio se ha cuadriplicado”.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso de cerca del 35% sobre el recibo final. En torno al 40% se corresponde con los peajes y alrededor del 25% restante, al IVA y al Impuesto de Electricidad. El mercado mayorista funciona de forma marginalista, de modo que las tecnologías entran por orden de coste y la última de ellas en participar, la más cara, marca el precio para el conjunto.

Leer más: El plan del Gobierno para bajar la factura de la luz: eliminará el impuesto del 7% a las eléctricas

En cualquier caso, las cifras están ahí y si agosto registraba el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista español más elevado del año, con 64,33 euros por Mwh, la cifra se disparó en el mes de septiembre hasta los 71,3 euros por Mwh.  Se trata del precio medio mensual más alto del 2018 y el más elevado desde 2008.

Lo que viene por delante, parece previsible. El analista augura que en los próximos meses la tendencia se mantendrá: “el mercado de futuro dice que el último trimestre del año cerrará a 72 euros Mwh”. En este sentido, las cotizaciones para el cuarto trimestre del 2018 y primer trimestre de 2019, respectivamente , se cifran en 74,5 € por MWh y 69,21 € por MWh.

Tal previsión daría cierre al ejercicio de 2018 con un precio medio por encima de los 60 euros por Mwh y se quedaría rozando los precios alcanzados hace diez años, que el propio Berná, califica de “muy elevados. Superaba los 64 euros Mwh”. 

En su opinión la tendencia se mantendrá hasta la primavera: “auguro que hasta marzo de 2019 estaremos en torno a los 70 euros Mwh”.

Difiere, ligeramente, la predicción del consultor energético y analista del mercado eléctrico, Francisco Valverde, cuya tendencia apunta en la misma línea pero no sin ciertos matices. Valverde estima que en los tres primeros meses del 2019 la tendencia será de repunte, sin embargo pronostica que: “habrá una corrección a la baja hasta final del presente año”. 

Su argumento se sustenta en que el coste de derechos de las emisiones de CO2, que tiene especial impacto en la producción basada en carbón, está sobredimensionado. “Hay mucho revuelo e incertidumbre y, cuando esto pasa, los buitres salen a comer”, hace la analogía Valverde. “La Unión Europea quiere evitar la emisiones de CO2, por tanto, aunque haya una corrección hasta final de año, la tendencia será de crecimiento imparable hasta 2050”. 

El impacto de la supresión del impuesto del 7% a la generación eléctrica, aseguran ambos expertos, será mínimo: de entre un 2,5% y un 4% menos. Lo que traducido a la realidad del recibo de la luz se queda entre dos y tres euros menos sobre el precio final de la electricidad.

Leer más: Por qué suprimir el impuesto a las eléctricas puede no ser suficiente para frenar el aumento del precio de la luz

El analista de Ingebau, además pone el foco en que entre enero y septiembre de este año el precio de la luz a nivel doméstico subió en torno a los dos euros, de igual manera que lo hizo el anterior ejercicio.  Aunque lo cierto es que en enero de 2018, el precio de la luz ya estaba muy alto. 

El principal factor para estos precios, que Berná considera que ya están normalizados, no es otro que el coste de los derechos de las emisiones de CO2, un tema que afecta, de hecho a toda Europa. El mercado de derechos de emisiones de dióxido de carbono superó los 20 euros y se ha cuadruplicado..

Sin ir más lejos, el tema afecta tanto Europa como a España. El alza de los precios registrados en Francia, por ejemplo, duplica las cifras del año anterior. “El precio mayorista de Francia y Alemania siempre ha estado en los 40 y 42 euros por MWh. Estamos hablando de que los franceses están actualmente por encima de los 60 y el mercado alemán de los 62”, analiza el experto de Ingebau. “Ellos están sufriendo más estragos en el mercado mayorista que nosotros y la causa es el algortimo Eufemia, que lanza los precios en todos los países de Europa”. 

Además, si el precio en Francia es más caro, España se convierte en exportador de energía. Las predicciones apuntan a que en el país galo, las cifras se seguirán manteniendo elevadas hasta final de año pues al haber eliminado el grueso de su producción nuclear, el mercado energético francés se han vuelto muy dependiente del carbón y, por tanto, sufre el impacto de los derechos de emisiones del CO2.  “Todo esto sólo implica que, al final, costará bajar el precio”, señala Berná. 

Ambos expertos señalan con el dedo a Europa. Si Europa no regula el mercado de derechos de emisiones de CO2, los precios no bajarán de los 70 euros por Mwh, concluyen ambos expertos. 

Te puede interesar