Estos son los 12 líderes que dirigen las iniciativas de IA de Google y pueden ayudarle a enfrentarse a ChatGPT

De izquierda a derecha: Jeff Dean, Thomas Kurian, Marian Croak y Andrew Moore.
De izquierda a derecha: Jeff Dean, Thomas Kurian, Marian Croak y Andrew Moore.

De izquierda a derecha: Jeff Dean, Thomas Kurian, Marian Croak y Andrew Moore. 

  • Internet está fascinado con ChatGPT, un robot de inteligencia artificial capaz de responder a casi cualquier pregunta.
  • Respaldada por Microsoft, esta herramienta podría amenazar el dominio de Google en las búsquedas.
  • Estos son los 12 líderes que dirigen las iniciativas de IA en Google y que pueden ayudarle a enfrentarse a ChatGPT.

Parece que 2023 será el año de la inteligencia artificial, y nada está acaparando más atención en este campo que ChatGPT, un chatbot lanzado a finales del año pasado que puede plantar cara al dominio de Google.

ChatGPT ha arrasado en Internet, ya que permite a los usuarios recibir respuestas elocuentes a cualquier pregunta que hagan. Por ejemplo, si le pides a ChatGPT que te explique cómo funciona la fusión nuclear, te dará una respuesta que podría ser difícil de diferenciar con la de un experto, todo ello basado en información procedente de toda la red.

Este último dato hace que la gente se pregunte si ChatGPT podría suponer una amenaza para el dominio de Google. Si un chatbot es capaz de dar respuestas coherentes a cualquier consulta, ¿por qué iba alguien a buscar enlaces a páginas web? Por su parte, Google ya está trabajando en herramientas tecnológicas que podrían competir con esta, incluido un chatbot llamado LaMDA. 

Un portavoz de Google ha declinado hacer comentarios para este artículo.

No obstante, ChatGPT no es perfecto y ha sido criticado por ofrecer a veces respuestas que son objetivamente incorrectas. Aun así, la impresionante naturaleza de la tecnología ha provocado cierta ansiedad en Mountain View, California, y Google ha emitido un "código rojo" para hacer frente a la amenaza, según informó primero The New York Times

Mientras tanto, Microsoft está considerando un acuerdo por el que invertiría 10.000 millones de dólares en OpenAI e incorporaría la tecnología de inteligencia artificial de la startup a su motor de búsqueda Bing y a sus productos en la nube Azure, según ha publicadoThe Information.

"ChatGPT es un cambio de paradigma", afirma Dan Ives, analista senior de renta variable de Wedbush Securities.

 

El CEO de Google, Sundar Pichai, "está liderando las iniciativas de IA de la compañía, pero en última instancia Redmond ha cambiado el juego con esta inversión", comentó.

Business Insider ha identificado a los 12 líderes de Google dedicados a trabajar en el tipo de tecnología necesaria para combatir la amenaza de ChatGPT y mantener el dominio de la compañía en IA, así como "organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible", en palabras de la propia empresa.

Aquí están los 12 líderes más relevantes dentro de Google en el ámbito de la IA:

Jeff Dean, miembro senior de Google y vicepresidente senior de Google Research

Jeff Dean, miembro senior de Google y vicepresidente senior de Google Research.

Dean lleva en Google desde 1999, donde comenzó trabajando en el diseño e implantación de la versión inicial de su sistema de servicios publicitarios. Desde entonces, ha trabajado en diversos productos de aprendizaje automático e inteligencia artificial, como Google Translate y TensorFlow, una popular biblioteca de software de código abierto para el modelado de aprendizaje automático.

Dean es cofundador de Google Brain, un equipo que estudia las redes neuronales artificiales. Estos sistemas informáticos siguen el modelo del cerebro humano con "nodos" y pueden hacer cosas como analizar imágenes de perros en busca de todos sus atributos (cola, hocico, etc.) y diferenciarlo correctamente de otros animales.

Hoy en día, Dean dirige Google AI. Entre otras cosas, el grupo ha creado LaMDA, que funciona de forma similar a ChatGPT pero solo está disponible de forma limitada y por invitación. 

De hecho, ChatGPT utiliza un modelo de aprendizaje automático creado por la división que lidera Dean: la "T" de ChatGPT significa Transformer, un mecanismo de procesamiento del lenguaje creado por Google AI. Los transformadores pueden analizar cada palabra de una frase y determinar cuáles son las más importantes para interpretarla correctamente.

Marian Croak, vicepresidenta del equipo de inteligencia artificial responsable

Marian Croak, vicepresidenta del equipo de inteligencia artificial responsable.

Croak supervisa el equipo de inteligencia artificial responsable dentro de Google Research, la división de investigación y desarrollo de la empresa que trabaja en innovaciones que se incorporan al conjunto de productos de Google

El equipo de inteligencia artificial responsable tiene como objetivo desarrollar las mejores prácticas para que la IA no se utilice de forma perjudicial para la sociedad o la empresa

La preocupación por las consecuencias no deseadas de la inteligencia artificial ha ralentizado el lanzamiento por parte de Google de un producto similar a ChatGPT, a pesar de que la empresa lleva años desarrollando chatbots, según la CNBC

Google ha despedido a varios empleados, entre ellos al destacado especialista en ética Timnit Gebru, por las tensiones internas en torno a su tecnología de IA y los peligros de ponerla a disposición de un público amplio. Por ejemplo, Microsoft lanzó su propio chatbot en 2016, solo para retirarlo después de que comenzara a hacer comentarios racistas que había aprendido de los usuarios. 

Si Google quiere competir con ChatGPT, tendrá que encontrar una forma de avanzar a pesar de sus dudas.

Zoubin Ghahramani, director de Google Brain

Zoubin Ghahramani, director de Google Brain.

Ghahramani es Vicepresidente de Investigación de Google y dirige el laboratorio de IA Google Brain. Este equipo investiga el aprendizaje profundo, un subconjunto del aprendizaje automático que utiliza grandes volúmenes de datos para entrenar un modelo. 

Antes de incorporarse a Google en 2020, Ghahramani trabajó como científico jefe en Uber. También es profesor de ingeniería de la información en la Universidad de Cambridge. 

Recientemente fue citado en un reportaje del New York Times que hablaba sobre ChatGPT. En él, se mostraba crítico con los chatbots, calificándolos de "genial demostración de un sistema conversacional". Hizo estos comentarios antes de que ChatGPT viera la luz.

Robin Dua, director senior de IA de Google

Robin Dua, director senior de IA de Google.

Dua supervisa el equipo de percepción de Google AI. El grupo crea herramientas para la fotografía computacional, la comprensión de imágenes y vídeos, la expresión creativa y la realidad aumentada, según su perfil de LinkedIn. Sus tecnologías se han incorporado a toda la gama de productos de Google, como Search, Ads y Assistant.

Thomas Kurian, CEO de Google Cloud

Thomas Kurian, CEO de Google Cloud.

Kurian dirige Google Cloud, uno de los motores de crecimiento más importantes de la empresa. Los ingresos del alojamiento en la nube están creciendo a un ritmo mucho más rápido que el del negocio general de Google, con una tasa de ingresos de 22.000 millones de dólares en 2021, según los resultados del cuarto trimestre de la empresa.

Google Cloud no es rentable, pero Kurian ha afirmado que está cada vez más cerca de serlo, según informa Acceleration Economy. Existe la esperanza de que otros servicios además del simple alojamiento (por ejemplo, la computación de inteligencia artificial) aumenten los márgenes.

Esta es la misma razón por la que los expertos creen que Microsoft quiere invertir tanto dinero en OpenAI. Esta startup utiliza el producto en la nube Azure de Microsoft para el alojamiento, y no es descabellado imaginar que al asumir una participación del 49% en OpenAI, la compañía podrá ofrecer herramientas como ChatGPT a las empresas que paguen por sus servicios en la nube.

Andrew Moore, vicepresidente y máximo responsable de Inteligencia Artificial de Google Cloud

Andrew Moore, vicepresidente y principal responsable de Inteligencia Artificial de Google Cloud.

Moore lleva más de 12 años trabajando en Google Cloud. Como máximo responsable de IA y soluciones industriales, se encarga de ayudar a los clientes a convertir sus prototipos de aprendizaje automático en algoritmos activos que puedan utilizar para sus productos

También ha trabajado como decano de informática y robótica en la Universidad Carnegie Mellon y como vicepresidente de ingeniería de Google Commerce.

Fernando Pereira, responsable de ingeniería

Fernando Pereira, vicepresidente e ingeniero.

Pereira dirige la investigación y el desarrollo del procesamiento del lenguaje natural, un subconjunto de la inteligencia artificial que se ocupa de enseñar a los ordenadores a procesar y comprender el lenguaje humano. Este campo de investigación es clave para desarrollar programas de chat similares a ChatGPT, que saben interpretar correctamente las peticiones y devolver una respuesta pertinente.

Anteriormente fue director del departamento de informática de la Universidad de Pensilvania y jefe de aprendizaje automático de AT&T Labs.

Tomas Pfister, responsable de investigación sobre IA de Google Cloud

Tomas Pfister, responsable de Investigación sobre IA de Google Cloud

Como jefe de investigación de IA en Google Cloud, Pfister dirige los esfuerzos en la invención de soluciones basadas en IA para una variedad de problemas, como la comprensión de documentos y la previsión. 

Antes de incorporarse a Google en 2018, cofundó el grupo central de investigación de Apple para el aprendizaje automático y ganó un premio por publicar el primer artículo de investigación de Apple en el campo del aprendizaje profundo.

Sundar Pichai, CEO de Alphabet

Sundar Pichai, CEO de Alphabet

Si las publicaciones son ciertas, Pichai se está tomando muy en serio el ChatGPT, aunque se trate de una tecnología no probada. El CEO de Alphabet, la empresa matriz de Google, ha hecho de la inteligencia artificial uno de los principales objetivos de su compañía.

Los consumidores podrían pasar por alto que una herramienta aporte información incorrecta de vez en cuando (como pasa con Wikipedia), lo que podría ser una amenaza para Google. Aun así, Google ha estado desarrollando tecnologías similares en inteligencia artificial y procesamiento del lenguaje natural, por lo que no hay que descartar a la empresa.

Prabhakar Raghavan, vicepresidente senior de Google

Prabhakar Raghavan, vicepresidente senior de Google.

Raghavan es vicepresidente senior de Google, donde, entre otras cosas, es responsable de la gestión de búsquedas. Esto lo convierte en una figura clave para la empresa en caso de que intente integrar chatbots en la búsqueda de alguna forma.

También dirige Assistant, Geo, Ads, Commerce y Payments. Anteriormente, Raghavan fue vicepresidente de Google Apps en Google Cloud. 

Según su biografía, hizo crecer Gmail y Drive por encima de los 1.000 millones de usuarios activos mensuales, e introdujo numerosas funciones de inteligencia artificial en su software ofimático G Suite (ahora conocido como Workspace), como Smart Reply y Smart Compose.

Geoffrey Hinton, responsable de ingeniería de Google Research

Geoffrey Hinton, responsable de ingeniería de Google Research.

Hinton es un investigador que diseña algoritmos de aprendizaje automático. Es uno de los pioneros de la industria de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, y ha logrado grandes avances en la creación de algoritmos que reconocen el habla, pueden identificar objetos y mucho más.

La biografía de su empresa indica que su objetivo es descubrir un procedimiento de aprendizaje que sea "eficiente a la hora de encontrar estructuras complejas en grandes conjuntos de datos de alta dimensión" y "demostrar que así es como el cerebro aprende a ver". 

Ian Goodfellow, científico investigador de DeepMind

Ian Goodfellow, científico investigador de DeepMind.

Goodfellow es investigador en DeepMind, el laboratorio de IA que Google adquirió en 2014. Se reincorporó a Google tras una etapa en Apple, donde fue director de aprendizaje automático en su grupo de Proyectos Especiales.

Se trata de un fichaje bumerán, ya que anteriormente había trabajado como investigador sénior en Google. Se dio a conocer como pionero de la red generativa adversarial, un enfoque en el que un programa intenta generar algo, como una frase, mientras otro programa comprueba si la frase es inteligible. La idea es que el sistema se entrene para producir algo parecido a lo humano.

Otros artículos interesantes:

Los despidos de Microsoft afectan especialmente al equipo encargado de integrar la herramienta ChatGPT en Bing

Un joven programador crea un chatbot para que hable con su novia porque está demasiado ocupado para atenderla

"Transformador, fascinante": qué dicen sobre ChatGPT los líderes mundiales en Davos

Te recomendamos