Pasar al contenido principal

Estos son los 8 peores camarotes en un crucero: cómo evitarlos

Chica música crucero
freemixer/Getty Images

Cuando se contrata un viaje en crucero no es fácil saber en el plano de las cubiertas qué pros y contras tiene cada uno de los camarotes.

ncluso algunas ubicaciones que parecen ideales pueden ser demasiado ruidosas, estar más lejos de los pensado o tener poca privacidad.

Leer más: 20 errores habituales que debes evitar en un crucero

Cerca de las pistas de baile y el teatro

Diseño del primer crucero de la cadena hotelera Ritz Carlton
Ritz Carlton

A menos de que uno sea tan amante de las fiestas que quiera ser el último en bailar y caminar lo menos posible para ir a dormir, los camarotes ubicados debajo de la discoteca o el teatro pueden ser poco recomendados para los que gustan de acostarse temprano.

Los sonidos graves de los subwoofers se filtran con facilidad por las paredes y el suelo, y si bien estas atracciones cuentan con capas aislantes, no siempre son tan eficaces como uno desearía.

Debajo de la piscina

piscina crucero

Royal Caribbean.

El principio es similar, pero cambia la hora: desde temprano la tripulación del barco comienza a preparar el solárium y la zona de la piscina para los viajeros más madrugadores.

Esto implica acomodar un buen número de tumbonas, mesas y sillas que, en más de una oportunidad, lo hacen arrastrándolas por el suelo. Ese irritante sonido llegará a los oídos de los pasajeros que duermen a pocos metros en una cabina ubicada en el piso inferior.

Con vistas al mar…sin mar

salvavidas

Royal Caribbean.

Cuando la naviera ofrece camarotes con vistas exteriores cabe precisar que sea con panorámicas al mar y no a los botes salvavidas.

Estos se suelen ubicar en los primeros pisos, y además del paisaje poco agradable, también obstaculizan la luz natural.

Camarotes adjuntos

Crucero eléctrico
Este es el único crucero que solo usa electricidad para navegar.

Hurtigrutens

Tener dos habitaciones separadas por una delgada puerta es una buena opción para las familias numerosas: basta abrirla y casi hay un gran dormitorio para disfrutar.

Sin embargo si esta no es la idea esta puerta, menos aislante que las paredes, filtra fácilmente las conversaciones de los vecinos de camarote. Ni hablemos si se les ocurre poner música o el televisor a un volumen alto.

Falta de privacidad

Royal Promenade crucero
Royal Promenade

Grandes compañías de cruceros como Royal Caribbean o MSC cuentan con un paseo central llamado The Promenade, en donde se concentran varios restaurantes y atracciones.

Por encima se encuentran varios pisos de camarotes, más baratos que los que tienen vista al mar, y que reciben luz natural; pero su ubicación disminuye la intimidad, porque uno está en una habitación enfrentada a otra a solo diez metros de distancia.

Si se quiere disfrutar del balcón, sobre todo si se reserva en los primeros niveles respecto a ese paseo, que sepa que estará a la vista del resto de viajeros.

Camarotes en la proa y la popa

Una mujer mira al mar desde la terraza de la suite de su crucero
Getty Images

Estos dormitorios, en caso de marejada, son donde más se percibe el movimiento del barco, sitios poco recomendados para los que sufren de mareos. Para ellos, lo sugerido es reservar camarotes en el cuerpo central del barco.

Los de la proa pueden verse afectados por el ruido de las cadenas y el ancla cada vez que el crucero atraca o sale del puerto, mientras que a los de la popa, ubicados en los primeros pisos, llegan con facilidad los sonidos de los motores.

En los pisos inferiores

cruceros quieren atraer a los millenials
Logan Armstrong/ Unsplah

No en vano estos son los camarotes más baratos. Son los que están más alejados de la atracciones, y a menos de que uno no tenga problemas en subir y bajar escaleras, hay que tener una buena cuota de paciencia porque los ascensores –sobre todo en los mega cruceros- pueden estar siempre llenos.

Evitar sorpresas

plano crucero

El primer consejo es estudiar con detenimiento el plano del barco y evitar realizar una reserva presionado con alguna promoción de último minuto.

Esta lectura debe hacerse de forma horizontal (viendo qué camarotes hay a cada lado) como vertical (analizando qué servicios o atracciones hay arriba y abajo del dormitorio). [Para leer más: Tres razones por las debes rechazar una subida de clase en un crucero] También se puede realizar la reserva con un agente de viajes externo a la naviera, pero que tenga experiencia en cruceros para que asesore sobre los camarotes.

Cuanto antes se reserve un crucero será mejor para poder elegir el dormitorio más adecuado a la comodidad buscada y según el presupuesto que se tenga. Pero cuidado con las prisas, que son malas consejeras

 

 

 Artículo original de Cerodosbé.

 

Y además