Estos cerdos demostraron su inteligencia jugando a videojuegos hace 20 años

Cerdo jugando
FaithofReason

Desde hace muchos años, algunas investigaciones científicas deciden realizar pruebas con animales para medir su inteligencia, sus capacidades y sus habilidades. Aunque también hay casos como el de Neuralink, la empresa de Elon Musk que consiguió implantar con éxito un chip en el cerebro de un mono, el cual le permite jugar a videojuegos, según el empresario.

Pero hace ya más de 20 se llevó a cabo una investigación de trabajo en la que se siguieron los esfuerzos de dos cerdos yorkshire llamados Hamlet y Omelet, y dos cerdos pequeños llamados Ebony e Ivory jugando a videojuegos ahora retro, pero que en su momento, a finales de los 90, eran relativamente actuales. 

Y los resultados de la investigación son cuanto menos interesantes.

Para ello, los animales contaban con un setup de juego bastante sencillo, compuesto por una televisión de tubo colocada a una altura lo suficientemente baja como para que los animales pudieran verla, y suficientemente alejadas para compensar la hipermetropía que sufrían, así como con un joystick que podían mover empujando con el hocico, el cual estaba diseñado para primates, no para cerdos.

Obviamente, los cerdos no estaban jugando a Doom ni a Quake, sino que se trataba de juegos muy sencillos en los que quizá había que mover un punto en la pantalla hasta colocarlo junto a otros elementos. Lo suficientemente sencillos como para que los cerdos entendieran qué objetivos tenían que alcanzar.

En esta investigación, a los cerdos se les daba el incentivo de que, si jugaban bien, conseguirían una mejor comida, y los cerdos captaron perfectamente qué es lo que se quería de ellos, ya que desarrollaron habilidad jugando, y, de hecho, pasado un tiempo, según el investigador Stanley Curtis, los propios cerdos querían jugar, y se esforzaban por ser los primeros en salir de sus corrales. 

Los cerdos fueron conscientes de que sus acciones determinaban su futuro cercano, y de que estas tenían un impacto en su vida, lo cual es un buen medidor de su flexibilidad cognitiva, y demuestra que son más inteligentes de lo que puede parecer a priori.

Por qué 1 millón de cerdos podrían ser sacrificados en Estados Unidos por problemas en la cadena de suministros provocados por el COVID-19

Según recoge Gizmodo, cuando la investigación concluyó, los cerdos Yorkshire fueron adoptados, mientras que los cerdos pequeños vivieron en un zoo para niños, e incluso años después de separarse, seguían reconociendo a los investigadores.

LEER TAMBIÉN: La NASA renuncia a su "topo" en Marte, un revolucionario experimento para tomar la temperatura al planeta

LEER TAMBIÉN: Así es el experimento que enfrenta cómo te presentas en el mundo real con la huella digital que generas

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”