Alexa dentro del coche: documentos filtrados revelan los planes de Amazon para llevar el sistema de seguridad doméstico a los vehículos

Amazon Auto

Amazon

  • Amazon ha barajado importar la característica de seguridad doméstica, Alexa Guard, a los vehículos, según revela documentos internos.
  • Amazon está tratando de impulsar la omnipresencia, interacción y las oportunidades de monetización de Alexa.
  • El sector de los coches es una de las áreas donde Amazon pretende expandir el uso de Alexa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amazon ha barajado implementar la característica de seguridad doméstica de Alexa, Alexa Guard, en vehículos, según revelan documentos internos vistos por Business Insider.

La intención de Amazon es incrementar la participación de los usuarios y las oportunidades de monetización de su asistente digital de voz.

Alexa Guard, presentada en 2019, es una prestación de seguridad doméstica que alerta al usuario cuando un dispositivo Alexa escucha sonidos extraños, como cristales rotos o alarmas de humos.

Otra característica de Alexa Guard es que puede encender y apagar las luces cuando el usuario está fuera de casa, para lograr la impresión de que hay alguien en el hogar. De acuerdo a los documentos internos vistos por Business Insider, el equipo de Alexa Auto estuvo trabajando el año pasado en un plan para implementar Alexa Guard en vehículos.

Esta nueva prestación cumpliría principalmente dos funciones: enviar alertas a través de una app de Alexa instalada en el vehículo cuando se detecten signos de peligro en las casas, o alertar cuando sea el propio vehículo el que esté bajo riesgo de sufrir un incidente, como un choque o la ruptura de una ventana.

"En los vehículos que puedan ofrecer conectividad y potencia mientras no están en funcionamiento, Guard puede ayudar a detectar sonidos de allanamiento o utilizar otros sensores del vehículo para alertar a los usuarios cuando sea necesario", detalla uno de los documentos.

El equipo de Amazon también consideró implementar un programa de asistencia en carretera bajo suscripción con una pequeña tasa mensual que permitiría a los conductores solicitar a Alexa que llamara a un agente para pedir algunos servicios, como el de grúa, desde el coche.

Otras prestaciones e integraciones de automoción adicionales con Amazon Ring también entraban dentro de los planes.

"Una vez se configura Guard en el modo 'viaje' desde un dispositivo Echo en casa o en el vehículo, Alexa puede enviar alertas entre sus apps si escucha sonidos como el de una alarma de humos o un cristal roto", añade uno de los documentos.

La posibilidad de añadir prestaciones de seguridad en vehículos es un apunte de la ambición de Amazon por lograr que su asistente de voz digital sea omnipresente, tanto en casa como fuera de ella.

Desde que Alexa saliera al mercado en 2014, Amazon ha intentado ubicar a su asistente de voz en más aspectos de la vida diaria de los consumidores, integrándolo en nuevos productos como un microondas, smart TV, o incluso un reloj de pared.

En 2018, Amazon también lanzó al mercado Echo Auto, un dispositivo que da acceso a Alexa cuando se conecta al coche.

No hay indicios claros sobre cuándo se lanzarían las prestaciones de Alexa Guard para vehículos, o si la empresa continúa firme en su idea.

Un portavoz de Amazon ha declinado hacer ningún comentario al respecto.

Está previsto que Amazon celebre su evento anual de hardware el 28 de septiembre, momento en que se espera que revele un nuevo elenco de dispositivos y servicios impulsados con Alexa.

"Conectividad baja del vehículo"

Después de un sorprendente inicio de éxitos, el negocio de Alexa ha tenido resultados ambiguos en los últimos años.

Amazon afirma que hay "cientos de millones" de dispositivos en uso que cuentan con Alexa, pero no está claro si su integración ha logrado captar nuevos usuarios, o promover nuevos casos de negocio.

Empleados de Amazon han detallado a Business Insider que la interacción de los usuarios con Alexa todavía se limita a tareas básicas, como reproducir música o preguntar acerca del tiempo, lo que hace difícil que se generen ingresos.

Para el equipo de Alexa Auto, algunas de las prioridades reveladas en documentos internos son: incrementar la participación y adopción de los usuarios con Alexa, y la monetización.

El equipo estimaba que los "puntos de encuentro" de Alexa en vehículos crecerían de 12 millones en 2021 a 29 millones en 2022 — la app móvil de Alexa contaba con 56 millones de usuarios activos mensuales a fecha de junio del año pasado —.

Amazon ha lanzado al mercado recientemente una Fire TV para el coche, y nuevas características automáticas para la app de Alexa.

La seguridad en los vehículos es otra de las claves en las ideas de monetización de Alexa, revelan los documentos vistos por Business Insider.

Fabricantes de coche como Audi han solicitado la integración de Alexa como prestaciones de seguridad de sus coches y para mejorar la experiencia del usuario en sus vehículos, detalla uno de los documentos consultados.

Alexa está disponible para varias docenas de modelos de coches en marcas como BMW, Ford y Toyota.

General Motors, mientras tanto, anunció esta semana un nuevo acuerdo con Alexa para integrarlo en su sistema de seguridad, OnStar.

4 motivos por los que deberías comprar un Amazon Echo con Alexa

La integración de Alexa en otros coches no ha sido un proceso sencillo, matizan los documentos filtrados.

El tiempo prolongado que hay que pasar para integrar y lanzar Alexa con los fabricantes de coches es un foco de estrés particular, ya que algunas empresas tardan hasta 2 años en hacer sus lanzamientos.

En la mayoría de casos, "esto se debe a sus propios problemas", apunta uno de los documentos.

Volvo, por ejemplo, ha indicado que integrar a Alexa en uno de sus modelos retrasaría el lanzamiento unos 12 meses, de acuerdo al mismo documento.

La conectividad de los vehículos es otro desafío. Muchos fabricantes de coches ofrecen conectividad como una opción por la que los usuarios deben pagar, lo que hace que pocos consumidores, cerca de un 5%, se suscriban a un plan de datos una vez se acaba su periodo de prueba, explican los documentos.

"La baja conectividad de los vehículos limitará el posible número de oportunidades para instalar dispositivos, y afectará a la interacción con Alexa, a su percepción, y a su provecho", sentencia un documento.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

Amazon se plantea desarrollar una Alexa portátil para niños con forma de llavero, pulsera o clip

Si quieres que Alexa esté presente en tu casa, aprovéchate de esta impresionante oportunidad: el Amazon Echo Dot por solo 19,99 euros

Te recomendamos

Y además