Un estudio detecta paros cardiacos horas después de tomar bebidas energéticas en personas con arritmia

Redbull

Luis Domínguez/Unsplash

  • Una investigación llevada a cano por médicos de la Clínica Mayo muestra que los casos de paro cardiaco y el consumo de bebidas energéticas guardan relación en las personas con arritmia. 
  • El 5% de los 144 supervivientes de paro cardíaco habían consumido estas bebidas estimulantes.

Un nuevo estudio realizado por médicos de la Clínica Mayo y publicado en Heart Rhythms muestra, tras analizar los registros médicos de 144 supervivientes de un paro cardiaco repentino, que para las personas con arritmia, los casos de paro cardíaco potencialmente mortal —SCA, por sus siglas en inglés— y el consumo de bebidas energéticas puede ir de la mano.

Revisando estos datos médicos, los sanitarios averiguaron quienes habían consumido una bebida energética antes de experimentar el problema cardiaco. De los 144 supervivientes, siete pacientes —seis de ellos mujeres—con distintos tipos de arritmia "experimentaron un SCA inexplicable asociado temporalmente con el consumo de bebidas energéticas".

Además, tres de ellos informaron que bebían bebidas energéticas con regularidad, y los siete estuvieron al borde de la muerte: seis necesitaron una descarga de rescata y la séptima persona necesitó RCP manual.

En total, esta cohorte representó el 5% del total de 144 sobrevivientes. Aunque los autores explican que se trata de un estudio de correlación bastante limitado, defienden la necesidad de investigar más este tema.

"Aunque el riesgo relativo es pequeño y el riesgo absoluto de muerte súbita después de consumir una bebida energética es aún menor, los pacientes deberían poner en la balanza los riesgos y beneficios de consumir este tipo de bebidas", anota Michael Ackerman, cardiólogo genético de Mayo, en un comunicado de prensa.

 

Existen estudios previos que apuntan a que el consumo moderado de cafeína en realidad reduce el riesgo de desarrollar ciertas afecciones cardíacas en personas sanas, y los cardiólogos creen en general que es aceptable que las personas con arritmias y otras afecciones cardíacas tomen café y té con moderación.

Sin embargo, las bebidas energéticas pueden contener —además de la cafeína— altas cantidades de azúcar y estimulantes no regulados en Estados Unidos por la FDA. Por ejemplo, la versión grande de la bebida Panera —que ya no existe— se asoció con la muerte de al menos dos personas. Tenía más cafeína que una bebida Red Bull y Monster Energy juntas. 

En aquel caso, ambos fallecidos presentaban condiciones físicas que los hacían más proclives a los problemas de corazón, y uno de ellos, una estudiante de 21 años llamada Sarah Katz, sufría de arritmia.

Por el momento, el estudio insta a buscar más vínculos entre el consumo de bebidas energéticas —cuya industria está en auge— y la salud cardiovascular. Por el momento, no puede afirmarse que causen estas arritmias potencialmente mortales, pero sí hay un aviso para no mirar hacia otro lado y escarbar en el tema.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.