Europa apuesta por el humanismo digital y emprende para hacer frente al capitalismo digital de EEUU

Mesa redonda sobre como el arte y la creatividad pueden promover la innovación en el seno del InnovEIT 2019 en Budapest.
Mesa redonda sobre como el arte y la creatividad pueden promover la innovación en el seno del InnovEIT 2019 en Budapest.
EIT
  • Las industrias culturales y creativas emplean a 12 millones de trabajadores en Europa, el 7% de la población.
  • El Instituto Europeo de Innovación y Tecnología creará una nueva comunidad para promover el desarrollo de startups de las industrias creativas y culturales de cara a 2021, según se anunció en el InnovEIT 2019 celebrado en Budapest.
  • Los ponentes analizaron los retos de las industrias culturales europeas, buscaron nuevos mecanismos para impulsarlas y reclamaron un humanismo digital europeo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las industrias culturales, paradójicamente, acostumbran a ser las primeras en quedarse fuera de las rutas de los ecosistemas de innovación. En estos ciclos, donde tan frecuentemente se encuentran empresas de sectores tan variopintos como las previsibles tecnológicas, las revolucionarias de movilidad e incluso algunas más conservadoras como las de alimentación, el punto de partida para todas ellas, la creatividad, parece un olvidado más.

Y su peso no es baladí, pues las industrias culturales y creativas emplean a 12 millones de trabajadores en Europa, “el 7% de la población”, aseguró el director del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), Martin Kern en el seno del congreso InnovEIT 2019 que se celebró esta semana en Budapest. La cifra supone 2,5 veces más que la industria automovilística y 5 veces más que la industria química. 

En cualquier caso, en su avance para promover un ecosistema de emprendimiento e innovación en el Viejo Continente, el Instituto Europeo de Innovación (EIT) ha anunciado que creará una nueva comunidad para promover el desarrollo de startups de las industrias creativas y culturales de cara a 2021. 

Leer más: Cómo Letonia se está convirtiendo en un polo del emprendimiento europeo para competir con EEUU y China

“El sector es vital en términos sociales y económicos. Es crucial para la democracia y un driver para la innovación”, opina Kern.
Para ello, además, la Comisión Europea tiene sobre la mesa ampliar el presupuesto del EIT en un 25% para el periodo 2021-2027, hasta los 3.000 millones de euros. Lo que no es más que una declaración de intenciones por parte de la Unión Europea para acelerar el ecosistema de innovación.

La tecnología está disponible, falta la visión de futuro

Al final, se trata de dar con soluciones creativas más allá de las aplicaciones tradicionales de la tecnología. Lo explicó muy bien Horst Hörtner, director de Ars Electrónica. “La tecnología llegará el próximo año, nuestras necesidades cambiarán en los próximos diez años y solo nos falta la visión”, analizó el ponente.

Hörtner apunta que la tecnología es cultura y debe estar en todos los proyectos empresariales y dejó, de paso, una reflexión sobre la mesa: “Estados Unidos lidera el capitalismo digital, China lidera el comunismo digital, a Europa le toca liderar el humanismo digital”.  

Leer más: 6 razones por las que Europa nunca ha visto nacer ninguna gran compañía tecnológica como Facebook, Google o Amazon

Y no hay más que ver hacia donde evoluciona la industria de videojuegos, como ejemplo, una de las mayores del mundo actualmente y que se articula como una confluencia de disciplinas que está dando lugar a lo que llaman “beyond enterteinment”, es decir, más allá del entretenimiento. Lo explicó Yoan Fanise, cofundador de DigixArt. “Mezclamos artistas, músicos, historias. Es interdisciplinar”.

Ante los retos de la innovación cultural y creativa

La gestión de la propiedad intelectual es, sin duda, uno de los mayores retos en el camino de las industrias culturales. Así es que Magas abogó por crear un sistema de gestión de la propiedad intelectual que sea democrático y se adapte al cambio de mentalidad y la transformación tecnológica en un guiño al brockchain como solución.

En este sentido, estuvieron de acuerdo todos los ponentes que el primer paso es incluir el pensamiento creativo y el pensamiento innovador en las rutinas de aprendizaje de la educación, y no sólo la educación superior. 

Uno de los grandes retos en el sector cultural es la financiación. Los ponentes reclamaron más financiación pública ante el hecho evidente de que a la industria cultural le cuesta más levantar capital privado frente a las start ups puramente tecnológicas. “Las pequeñas compañías luchan porque no hay suficiente financiación pública”, reclamó Fanise instando a buscar un equilibrio.

Leer más: El CEO de dos startups de éxito asegura que el ecosistema emprendedor de España está en un "muy buen momento" y explica qué dos grandes cambios deben ocurrir para alcanzar a Estados Unidos

Pero las industrias culturales también tienen que luchar contra estereotipos como que se trata de empresas pequeñas o que no entienden los negocios. “ Se puede tener éxito en diferentes sentidos. Se puede crecer pero no es la única forma de éxito. Otra es tener influencia en una comunidad o impulsar valores y no estar limitado por ellos”. 

“La innovación nace del sector cultural”, reclamó Fanise recurriendo a ejemplos prácticos. “La cultura es el cambio fundamental en las actividades de nuestra sociedad”.

Para alcanzar la fusión entre arte y tecnología

Es la combinación entre disciplinas lo que crea un ecosistema innovador fuerte, avanzó la fundadora de Music Tech Fest, Michaela Margas. “Si pensamos en los unicornios, en las startups disruptivas se benefician de la tecnología, de los canales de distribución, de las redes de valor y de tomar riesgos en mercados emergentes”, apunta Margas su particular receta, también, para las startups culturales. 

Leer más: Radiografía del emprendimiento en España: Barcelona es de retail, Madrid es del Ibex 35

Se trata de buscar nuevas ideas y maneras de pensar diferenciales que arrojen nuevas perspectivas, apuntó la vicepresidenta de Arte y Creatividad en la Univeridad de Aalto. “Si queremos organizaciones competitivas y vanguardistas en Europa aquí entran las industrias creativas”.  

De lo que hablan es de la fusión entre arte y tecnología para dinamizar el ecosistema emprendedor. Una conjunción que ha dado luz a gigantes como Spotify. 

LEER TAMBIÉN: 3 claves para que España tenga su propia meca del emprendimiento al estilo de Silicon Valley, según el cofundador de eDreams

LEER TAMBIÉN: Esta emprendedora española rompe mitos: lo que hay que hacer para poner en valor el emprendimiento femenino

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Emprendimiento
  2. Unión Europea
  3. Startups
  4. Cultura
  5. Trending
  6. Top