He viajado a El Salvador, donde el Bitcoin se ha aceptado como moneda de uso legal, y estos son los motivos por los que el experimento podría funcionar

Hay mucho en juego con la adopción del Bitcoin en el Salvador.
Hay mucho en juego con la adopción del Bitcoin en el Salvador.

Alex Pena/Anadolu Agency via Getty Images

En cuanto bajé de la furgoneta que me llevaba a El Zonte, El Salvador, me di cuenta de que no estaba en un pueblo costero cualquiera.

El cartel de bienvenida de El Zonte tiene 2 logotipos de Bitcoin, sus cafés ofrecen descuentos del 75% si se pagan con esta moneda y sus cubos de basura también tienen grabado su logo. Me dediqué a recorrer la costa oeste del país, disfrutando de las posibilidades que ofrece para hacer surf. No viajaba por interés sobre su adopción del Bitcoin pero, sin quererlo, acabé investigando sobre ello.

Cuando El Salvador legalizó el Bitcoin el pasado mes de septiembre, muchos se mostraron escépticos, incluido yo mismo. Nayib Bukele, el presidente de El Salvador, parecía estar jugándose las reservas del país como un usuario de Reddit. Compró millones en esta criptomoneda, quejándose cuando cayó el precio debido a que al país le costó caro

Parecía que iba a ser un desastre. No obstante, la realidad es mucho más complicada que el relato. Me he dado cuenta de que hay verdaderas posibilidades de que acabe funcionando, sobre todo en algunos aspectos.

Esta adopción en El Salvador comenzó en El Zonte cuando un surfista californiano llamado Mike Peterson recibió una donación anónima de más de 90.000 euros en Bitcoin para los residentes del pueblo. Peterson llevaba años haciendo trabajo comunitario en El Zonte y aceptó el dinero con la condición de repartirlo entre la población. "Formulamos un plan para empezar a inyectar Bitcoin en la comunidad. Y, a partir de ahí, la cosa creció", me contaba.

La adopción del Bitcoin está despegando en El Salvador. Este es el porqué

El Bitcoin tuvo éxito en El Zonte por una razón: era útil para su gente.

El primer beneficio, el más inmediato, es que los salvadoreños pueden evitarse los impuestos que pagaban por los más de 5.000 millones de euros que amigos y familiares de fuera del país envían cada año. Otra ventaja menos aparente, pero quizá más importante, consiste en que el 70% de los salvadoreños no estaban bancarizados, y la creación de una cuenta para manejar su moneda digital les ha abierto la puerta a empezar a invertir.

"El pueblo salvadoreño no tenía cuentas bancarias, pero ahora sí", explicaba Román Martínez, que trabaja con Peterson en El Zonte. "La gente está comprando un activo por primera vez", añadía.

Después de que Bukele tomara posesión de su cargo en junio de 2019, se enteró de lo que estaba sucediendo en El Zonte y empezó a trabajar para legalizar el uso de la criptomoneda, obligando a los ciudadanos del país a aceptarlo como pago por sus bienes y servicios

La ley entró en vigor el pasado otoño, convirtiendo a El Salvador en el primer país donde el bitcoin es una moneda oficial (el dólar estadounidense también lo es allí) y poniendo en marcha el mayor experimento cripto del mundo.  El Zonte, donde todo comenzó, se ha convertido en una especie de Meca para los defensores de Bitcoin de todo el mundo.

Así es por dentro 'Bitcoin Beach', el rincón de El Salvador que esconde la primera criptoeconomía completa del mundo

Hoy, apenas 5 meses después de convertirse en moneda legal, el Bitcoin está en todas partes en El Salvador. Se puede utilizar en los McDonald's, en las cafeterías o en las pequeñas tiendas de alimentación. 

El país también tiene su propia wallet, llamada Chivo (que significa "guay"), y ofrece unos 27 euros (30 dólares) a quien la descargue. La tecnología de Chivo ha tenido algunos contratiempos, pero 2,1 millones de salvadoreños, un tercio del país, la utilizan

Los defensores del Bitcoin están llegando a El Salvador. Pero, ¿cumplirá el país con las expectativas?

Para los verdaderos partidarios del Bitcoin, hay mucho en juego con este experimento.

Para que la moneda digital alcance todo su potencial, debe funcionar como reserva de valor y a la vez ser utilizada para las transacciones. El Salvador es algo así como el campo de pruebas. Según Max Kaiser, una persona influyente en la escena del Bitcoin en El Salvador, el recorrido de la criptomoneda es el de "ser primero un coleccionable, luego una reserva de valor, después un medio de intercambio, y finalmente una unidad de cuenta o moneda teórica, es decir, el mismo recorrido de cualquier tipo de dinero". 

Los defensores del Bitcoin han llegado al país, y el entusiasmo que muestran tiene su lado positivo y negativo. Están invirtiendo, algunos incluso gastándose 3 bitcoins con la esperanza de obtener la residencia permanente. 

He intentado comprar una hamburguesa, un café y otros productos con bitcoins en El Salvador, pero el sistema es un desastre

Sin embargo, ese gasto tan exagerado podría llevar al presidente Bukele a tomar decisiones arriesgadas, como la apertura de una "ciudad Bitcoin" casi libre de impuestos y la emisión de "Bonos Volcán" por valor de unos 900 millones de euros, de los que el país invertiría directamente la mitad del dinero recaudado en Bitcoin. Esto se traduciría en mucha volatilidad

La volatilidad de la criptomoneda, por supuesto, afectará a los salvadoreños de a pie que hayan decidido invertir en ella. El dueño de un restaurante que habló con el L.A. Times calificaba el Bitcoin como "el dinero del diablo". Pero en la economía actual, la gente crea riqueza asumiendo riesgos. Y si esto funciona en otros lugares, también debería hacerlo en El Salvador.

El experimento puede no tener éxito finalmente, pero hay una posibilidad de que sí lo tenga, y eso hace que valga la pena intentarlo.

Otros artículos interesantes:

El Salvador aprovecha la bajada generalizada de las criptomonedas para comprar otros 150 bitcoins

Las 8 advertencias del FMI a El Salvador a un mes del "atajo nada aconsejable" de adoptar bitcoin como moneda de curso legal

7 expertos analizan hasta dónde puede caer el precio del bitcoin y cómo puede influir la decisión de El Salvador en el futuro de las criptomonedas

Te recomendamos