Pasar al contenido principal

La incertidumbre regulatoria frenará la venta de coches y costará al Estado 350 millones en impuestos, según los fabricantes

Hombre en la gasolinera llenando el depósito de su coche de combustible
Gettyimages
  • La asociación de fabricantes de coches Anfac asegura que la incertidumbre regulatoria sobre los motores diésel, híbridos y eléctricos frenará las ventas en 2019 y afectará a la recaudación de impuestos.
  • Así lo ha asegurado su vicepresidente, Mario Armero, en la presentación de su Informe Anual 2018, en el que señalan que el sector cerró 2018 con una facturación de 66.550 millones de euros, un 3% más que en 2017.
  • Sin embargo, Anfac señala que las inversiones realizadas por los fabricantes a lo largo de 2018 provocaron que sus beneficios cayeran un 50%.

La industria del automóvil vive un momento de incertidumbre sobre su futuro que está provocando que los consumidores se piensen más sus decisiones de compra. Esta mañana, el vicepresidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, Mario Armero, lanzaba las alarmas sobre su efecto en las ventas del sector este año y, por extensión, en la recaudación de impuestos.

Armero ha cifrado en 45.000 los vehículos que se han quedado sin vender por la falta de certeza acerca de la situación regulatoria de los motores diésel, el futuro de híbridos y eléctricos y la puesta en marcha de medidas como Madrid Central. El número 2 de Anfac ha criticado duranmente la "satanización del diésel", en declaraciones recogidas por El Economista.

Leer más: Esto es lo que te va a costar llenar el depósito con el nuevo impuesto al diésel

Como efecto de esa paralización de las ventas, Mario Armero ha pronosticado que “la Hacienda española recaudará alrededor de 350 millones de euros menos en concepto de IVA o matriculaciones por la pérdidas de ventas generadas por la incertidumbre”, que cifra en un impacto del 3% en su facturación de 2019. Y todo ello, a pesar de que su Informe Anual 2018 ofrece buenas noticias para los fabricantes.

En 2018 creció la facturación, pero cayeron los beneficios

El estudio anual de Anfac señala que los fabricantes de automóviles con presencia en España aumentaron en 2018 un 3% interanual su facturación, hasta los 66.550 millones de euros. Pese a este repunte, los beneficios del sector se redujeron un 50%, un fenómeno que la asociación justifica por el aumento de un 42% de las inversiones en sus fábricas el año pasado.

Armero ha precisado que esa inversión ha alcanzado un total de 3.000 millones de euros en 2018, lo que supone que en los últimos 5 años los fabricantes de coches han acumulado una inversión de 13.000 millones de euros en total. Además, el vicepresidente de Anfac ha destacado que su sector mantiene su peso sobre el PIB en el 8,6%, da empleo al 9% de la población activa y supone más del 12% de las exportaciones.

Respecto al futuro, el directivo ha destacado que el Brexit ha costado a la industria española la venta de 100.000 vehículos y ha advertido de que, si se produce un Brexit sin acuerdo, las pérdidas arancelarias podrían alcanzar los 370 millones de euros. Fuera de Europa, las tensiones comerciales con EE.UU. tienen su contrapeso con el acuerdo con Mercosur, por el que Armero se ha mostrado optimista.

Y además