Pasar al contenido principal

Estos son los motivos de Mark Zuckerberg en contra de la nueva política de verificación de Twitter: surge la polémica después de que la plataforma contrastara un mensaje de Donald Trump

Mark Zuckerberg, en contra de verificar contenidos en Facebook.
El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg. Erin Scott

Reuters

  • Twitter ha verificado un mensaje de Donald Trump en su red social, de acuerdo a su 'Política de Integridad Cívica'. Jack Dorsey, el CEO de la compañía, ha defendido esta acción en la plataforma. 
  • Marck Zuckerberg ha explicado sus razones en contra de que Facebook haga lo mismo, según ha recogido Newsweek.
  • Dorsey considera que su app aporta más transparencia, mientras que Zuckerberg opta por no posicionarse en política. Ambos han detallado sus argumentos a favor y en contra de la verificación en redes sociales. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"No debes usar los servicios de Twitter con el fin de manipular o intervenir en las elecciones u otros procedimientos cívicos", así arranca la rotunda 'Política de Integridad Cívica' de la red social. "Lo que incluye publicar o compartir contenido orientado a anular la participación electoral o informaciones falsas sobre el cuándo, dónde o cómo intervenir en un proceso democrático". 

Twitter acaba de estrenar hace 24 horas la nueva función de verificación. 

El fin de Twitter con esta política es que su plataforma no se use como una herramienta para manipular o engañar. El posicionamiento de la red social en este sentido se centra en las elecciones u otras convocatorias que requieran la participación pública. 

Y, en línea con la "integridad cívica", el CEO de la compañía, Jack Dorsey ha verificado un tweet de Donald Trump.

Todo empezó con este hilo... 

El presidente de EEUU escribía: "No podemos dejar que las votaciones por correo y a gran escala se arraiguen en nuestro país. Sería dar gratuidad a la gente para que haga trampas, falsifique y robe votos. El más tramposo sería el ganador". 

... A lo que Dorsey reaccionó

El Ceo de Twitter mencionó en este mensaje a Donald Trump y adjuntó el enlace a su política de verificación. Además, Dorsey añadía que el tweet del presidente de EEUU conducía a la gente a malinterpretar el sistema de voto por correo. 

El máximo responsable de la red social continuó argumentando en sucesivos mensajes a favor de no usar ese espacio como una herramienta de manipulación. Empezó diciendo: "no somos árbitros de la verdad". Dorsey ha explicado en su perfil que su cometido consiste en facilitar a la gente toda la información disponible, ayudar a atar cabos y que cada uno juzgue con su propio criterio. 

Para zanjar el tema, Dorsey ha defendido que él es quien toma las decisiones en Twitter, por lo que cualquier responsabilidad debe recaer sobre él —lo que pidió después de la repercusión que ha alcanzado la polémica—. 

Mark Zuckerberg entra en el debate y explica sus razones en contra de la política de Twitter 

El CEO de Facebook ha mostrado su total rechazo a que la red social actúe como árbitro del contenido y de las informaciones que se versan en su plataforma, según informa Newsweek.

Zuckerberg considera que esta no es una función que corresponda a las empresas privadas, como Facebook o Twitter. El máximo responsable de la red social opta por mantener la neutralidad política dentro de las fronteras de su plataforma. En su opinión, solo se debe intervenir cuando haya una amenaza o un daño real derivado de sus contenidos.

"Creo que tenemos una política diferente a la de Twitter", ha dicho en un programa de Fox News, según la misma fuente. 

Leer más: Facebook, Google, Microsoft, Reddit y Twitter trabajan juntos para combatir la desinformación sobre el coronavirus

Por último, Trump reaccionaba a la nueva política de Twitter — desde la propia plataforma— y cargaba en contra de las grandes tecnológicas: "Están haciendo todo lo que pueden con su gran poder para censurar de antemano las elecciones de 2020. Si eso ocurre, perderemos nuestra libertad. ¡Nunca dejaré que eso ocurra!". Así es cómo el presidente de EEUU terminaba diciendo que no iba a permitir que la red social verificara sus mensajes. 

Y además