Pasar al contenido principal

La fiebre de las criptomonedas dispara el precio de las tarjetas gráficas

Minado Bitcoin
Flickr/Tiger Pixel

La fiebre de las criptomonedas ha convertido a más de un avispado en millonario y, al mismo tiempo, le está complicando mucho las cosas a los aficionados al mundo de los videojuegos por el progresivo encarecimiento del hardware.

El problema gira esencialmente alrededor de las tarjetas gráficas, que han sufrido un espectacular aumento de la demanda ante la posibilidad de utilizarlas para minar criptomonedas como bitcoins o ethereums con la esperanza de ganar dinero prácticamente sin moverse. 

Las ventas se han traducido en un período de vacas gordas para los principales fabricantes de tarjetas gráficas como Nvidia o AMD, pero podría suponer a largo plazo un problema para toda la industria.

Leer más: Qué es el bitcoin (y por qué todo el mundo habla de él)

A lo largo de los últimos meses el valor de muchas criptomonedas se ha disparado hasta llegar a cifras inimaginables hace solo un año. El bitcoin es el ejemplo por excelencia ya que ha llegado a superar los 16.500 euros aunque a día de hoy, tras varias semanas de caída, se sitúa por debajo de los 8.000 euros, una cifra aún así increíble si lo comparamos con los apenas 900 euros que valía a principios de 2017.

El caso no es ni mucho menos exclusivo del bitcoin ya que ha sucedido algo muy similar con ethereum, que en apenas 12 meses ha pasado de valer 10 euros a superar la barrera psicológica de los 1.000 euros

Valoracion Bitcoin
La valoración del bitcoin en los últimos cinco años ha experimentado un crecimiento exponencial. Markets Insider

¿Cómo puede afectar la explosión del bitcoin al precio de las tarjetas gráficas? La respuesta se esconde tras el minado de criptomonedas, un asunto que algunos particulares (y sobre todo empresas) han conseguido convertir en negocio.

En pocas palabras, el minado de criptomonedas consiste en destinar recursos informáticos para que realicen de manera autónoma cálculos complejos con el objetivo de descifrar los problemas matemáticos que se proponen para verificar cada una de las transacciones que se realizan con las criptomonedas: el primero que lo consiga se lleva la recompensa en forma de una pequeña porción de la criptomoneda.

Tarjetas cada vez más difíciles de encontrar

Los "mineros" descubrieron hace tiempo que las tarjetas gráficas de alta gama son ideales para realizar estos cálculos, ya que estos problemas matemáticos requieren de un alto poder computacional. Y cuanto más potente es el equipo, con varias tarjetas gráficas integradas, más fácil lo tendrá para descifrar todos esos problemas matemáticos.

Por esta razón la venta de tarjetas gráficas se ha incrementado significativamente a lo largo de los últimos años, coincidiendo con el mayor interés del público y el aumento del valor de todas estas criptomonedas. El stock de tarjetas gráficas se ha visto superado por la demanda, lo que ha derivado en una sucesiva escalada de precios y una enorme frustración por parte de los aficionados a los videojuegos.

Como muestra, el precio oficial de la Nvidia GTX 1070 Ti es de 429 euros, pero la realidad es que a día de hoy es complicado encontrar modelos de ese diseño por menos de 600 euros.

De hecho, la falta de stock y el consiguiente encarecimiento de precios ya no afecta exclusivamente a los modelos más potentes, sino que también se ha trasladado a la gama media: algunas de las versiones más vendidas llevan varias semanas sin stock en las principales tiendas.

La situación se mantiene a pesar de que algunas marcas han sacado a la venta tarjetas gráficas diseñadas específicamente para el minado de criptomonedas, pero la falta de stock ha llevado a muchos a seguir comprando tarjetas gráficas "tradicionales" para montar sus equipos de minado, desde el nivel más doméstico al empresarial, enfocándose en la actualidad fundamentalmente en el minado de ethereum ya que el minado de bitcoins es más difícil de rentabilizar a día de hoy.

Un filón para los fabricantes

El aumento de las ventas de tarjetas gráficas ha impulsado los ingresos de los fabricantes. La división gaming de Nvidia creció un 25% durante el tercer trimestre del 2017 en comparación a los datos del año anterior y las existencias de una de las tarjetas gráficas más recientes lanzadas al mercado por AMD se agotaron en apenas cinco minutos.

Cotización Bolsa Nvidia
Business Insider

"Las criptomonedas y el blockchain están aquí para quedarse. Con el tiempo, se convertirán en algo bastante grande y ahora mismo el mercado de las criptomonedas es fantástico para el mercado de las tarjetas gráficas", explicaba hace unos meses el CEO de Nvidia, Jen-Hsun Huang. 

La cotización de Nvidia ha mejorado más de un 99% a lo largo del 2017 y se mueve en máximos históricos, igual que le sucede a AMD, que esta misma semana ha reconocido que casi un tercio del crecimiento en su división enfocada al gaming y la informática se debe al criptominado.

Cotización AMD Bolsa
Business Insider

"La rentabilidad del minado de criptomonedas sigue estando en máximos históricos", subraya la analista Christopher Rolland de la firma global Susquehanna. Ese aumento en la rentabilidad del negocio ha despertado ya el interés de otras compañías del sector, dominado hasta ahora por Nvidia y AMD. En las últimas semanas se ha conocido que Intel está trabajando ya en el desarrollo de sus propias tarjetas gráficas dedicadas y Samsung ha reconocido que está fabricando chips destinados a la criptominería.

La importancia del gaming para la industria del videojuego

La falta de disponibilidad de estas tarjetas gráficas para los usuarios que quieren utilizar ese componente para lo que realmente fue diseñado puede ser un problema para la industria a medio plazo. Las tarjetas gráficas son un elemento fundamental para exprimir al máximo los videojuegos de última generación que cuentan con gráficos hiperrealistas o necesitan de un alto poder computacional, por lo que la falta de medios para poder disfrutar de una experiencia completa puede frenar a los usuarios no solo a comprar videojuegos sino a adaptar nuevas tecnologías como la realidad virtual para las que también son imprescindibles las gráficas de alta gama.

"Los gamers son lo primero para Nvidia", puntualizaba hace unas semanas Boris Böhles, director de comunicación de Nvidia en Alemania durante una entrevista con la revista especializada ComputerBase. "Recomendamos a nuestros clientes a buscar soluciones para asegurarse de que se cubran las necesidades de los gamers", añadía trasladando el foco a los distribuidores.

Leer más: Cómo comprar bitcoins de forma segura en España

La capacidad de las tiendas es en todo caso limitada para frenar esta tendencia. Una de las primeras en reaccionar ha sido Micro Center, una popular cadena de tiendas de informática radicada en Estados Unidos, que ha enviado una nota a sus clientes en la que explica que va a limitar la cantidad de componentes que se pueden comprar en un solo pedido y además algunos usuarios de Reddit han explicado que han conseguido significativos descuentos en las tiendas físicas de la empresa, por debajo de mercado, al acudir allí para montar un ordenador gaming.

El negocio de las gráficas orientadas a la minería de las criptomonedas puede parecer muy suculento para los fabricantes, pero se trata de un mercado muy fluctuante y que puede cambiar en cualquier momento, reduciendo al mínimo la rentabilidad potencial del criptominado.

De hecho, AMD ya sufrió entre 2013 y 2014 una situación complicada cuando la cotización de algunas de estas monedas se desplomó de la noche a la mañana, lo que llevó a muchos mineros a poner a la venta sus tarjetas gráficas en mercados de segunda mano. Aquello se tradujo en un frenazo a nivel de ventas para la compañía por un exceso de oferta que hoy parece completamente inimaginable.

Te puede interesar