Pasar al contenido principal

La fórmula para no terminar en la ruina por una herencia

Escena de Sucesión, serie de HBO
Escena de Sucesión, serie de HBO TV
  • Las herencias incluyen tanto los bienes como las deudas del fallecido.
  • Al aceptar la herencia se asumen tanto los bienes como las deudas.
  • El Código Civil permite aceptar una herencia a beneficio de inventario para asumir sólo lo que sobre después de pagar las deudas.
  • Para hacer uso de la herencia también hay que pagar el Impuesto de Sucesiones.
  • El plazo para pagar los impuestos de la herencia es de 6 meses. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aceptar una herencia puede salirte caro. Por Internet circulan toda clase de historias, algunas ciertas y otras no tanto, sobre personas que terminaron en la ruina o perdiendo buena parte de sus ahorros por culpa de una herencia.

La principal razón es que al aceptar una herencia recibirás tanto los bienes de la persona que ha fallecido como sus deudas, salvo que indiques lo contrario. A esto se suman los impuestos por la herencia, ya que estos legados tributan en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Aceptar la herencia a efectos de inventario o cómo evitar perder dinero por la herencia

¿Existe alguna forma de recibir la herencia sin las deudas? No, toda herencia incluye tanto los bienes del fallecido como sus deudas. Es imposible aceptar una sin la otra.

Lo que sí puedes hacer es protegerte de esas deudas y evitar que arruine tu economía. Hay dos fórmulas para hacerlo. La primera es renunciar a la herencia. En otras palabras, desistir de la herencia y manifestar la voluntad de no adquirir los bienes de la misma.
Esta renuncia debe ser expresa y hacerse ante notario. La renuncia total hará que no recibas nada de la herencia, ni los bienes ni la deuda.

La segunda fórmula para que las deudas de una herencia no arruinen tu economía es lo que se conoce como aceptar la herencia a beneficio de inventario.

Leer mas: Al morir ya no dejas solo una casa o un coche en herencia, también una vida en internet: cómo eliminar tu herencia digital

Esta herramienta te permite aceptar la herencia sólo en caso de que los bienes a heredar superen a las deudas. Como se explica en el artículo 1023 del Código Civil, “el heredero no queda obligado a pagar las deudas y demás cargas de la herencia sino hasta donde alcancen los bienes de la misma”.

De forma resumida, se realiza un inventario de toda la herencia y el heredero sólo recibe el beneficio de ese inventario. Es decir, se suman los bienes por un lado y la deuda por otro. A continuación se procede a liquidar esa deuda y sólo si después de hacerlo sobra algo, esto pasa al heredero previo pago del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

¿Y si las deudas superan a los bienes? El heredero no recibirá nada, pero tampoco tendrá que asumir esa deuda, ya que él sólo aceptó percibir el beneficio sobrante después de hacer inventario.

Cómo solicitar la herencia solo a beneficio de inventario

El artículo 1010 del Código Civil y posteriores regulan el proceso de aceptar la herencia a beneficio de inventario para no heredar deudas.

Desde 2015 el texto impone que el proceso se lleve a cabo ante notario. El primer paso es solicitar que se realice ese inventario de la herencia, que debe solicitarse en un plazo máximo de 30 días desde que el heredero sabe que tiene el derecho a heredar.

Una vez se formaliza el inventario, el heredero dispone de 30 días para aceptar la herencia o repudiarla. Aquí es donde se puede aceptala herencia a efectos de inventario. Es importante tomar una decisión, ya que en caso de no responder, se entiende que se ha aceptado la herencia en su totalidad, no a beneficio de inventario.

Leer más: Cómo ahorrar dinero al recibir una herencia

¿Qué pasa si no tienes dinero para hacer frente al Impuesto de Sucesiones y Donaciones?

Una vez se acepta la herencia llegará el momento de hacer frente al Impuesto de Sucesiones y Donaciones y pagar a Hacienda la parte que le corresponde. El plazo legal para abonar el tributo es de 6 meses a contar desde el fallecimiento. Hasta que no se liquida el Impuesto de Sucesiones no se podrá hacer un uso pleno de los bienes de la herencia.

Es habitual que quienes heredan no tengan el dinero que necesitan para liquidar el impuesto, especialmente cuando se trata de familiares lejanos. La primera solución para no tener que renunciar a la herencia es solicitar un aplazamiento de seis meses más a Hacienda. Así se dispone de un año entero para ahorrar la cantidad necesaria para abonar el tributo.

Leer más: Los impuestos que pagar por heredar una casa

La segunda solución para cobrar la herencia cuando no tienes dinero es pedir a Hacienda que libere parte de los bienes heredados para poder hacer frente al impuesto. El fisco suele permitir acceder al dinero de depósitos, cuentas corrientes e incluso planes de pensiones para pagar el Impuesto de Sucesiones.

La tercera opción es buscar vías alternativas de financiación. En otras palabras, pedir un préstamo al uso para poder pagar el impuesto y después devolverlo con el dinero de herencia o una vez se vendan los bienes de la misma.

Así se puede recibir una herencia sin heredar las deudas y pagar al fisco aunque no tengas ahorros.

Y además