Pasar al contenido principal

Este ingeniero español dice que el mundo de los drones está a punto de cambiar y asegura que su startup está lista para reemplazar el uso del helicóptero en las grandes empresas

Carlos Matilla, CEO de FuVeX.
Carlos Matilla, CEO de FuVeX. FuVeX
  • La próxima regulación europea de drones abrirá la mano a que estas aeronaves puedan navegar sin que exista línea de visión del piloto, lo que abrirá la puerta a un nuevo mercado.
  • FuVeX es una de las startups españolas que mejor posicionadas están a expensas de esta nueva legislación: su filosofía es ir integrando todas las nuevas regulaciones en sus dispositivos.
  • Gracias a ello ya han puesto en marcha un proyecto de colaboración con Naturgy: mediante drones vigilan cientos de kilómetros de su red eléctrica en Europa.
  • El coronavirus ha supuesto un contratiempo para la firma, que tuvo que cerrar su taller unas semanas, pero los acuerdos alcanzados le permiten pensar en crecer y expandirse en 2020.
  • La startup, que ha levantado más de un millón de euros desde su creación, tiene ahora mismo 12 trabajadores y fabrican un dron a la semana. Uno de sus principales inversores es Sodena, empresa pública navarra.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una startup española quiere llevar la industria de los drones "al siguiente nivel". Su nombre es FuVeX, en sus cinco años de vida ha conseguido levantar 1,2 millones de euros entre financiación pública y privada, y asegura contar con un prometedor futuro gracias a varios acuerdos comerciales. Uno de ellos, con Naturgy.

Y todo esto, a pesar del coronavirus.

Business Insider España ha hablado con Carlos Matilla, CEO de esta compañía con sede en Navarra. Hoy por hoy, la legislación no permite volar drones más allá de la "línea de vista del piloto". Pero la firma ya ha patentado varios modelos capaces de navegar a más de 40 kilómetros, 80 veces por encima de esos límites.

Esto se debe a que la Unión Europea ya tiene sobre la mesa una reforma del actual marco regulatorio del sector del dron. Ahora mismo, el reglamento es "el tope", confirma Matilla: la legislación impide volar un dron más allá de la línea de vista del operador. Pero esto podría cambiar, y por eso muchos de los modelos con los que cuentan FuVeX ya tienen autonomía para volar mucho más allá.

Leer más: Estas son algunas opciones tecnológicas que el Gobierno tiene sobre la mesa para instalar sistemas de derribo de drones en aeropuertos

Por ello, Carlos Matilla y FuVeX consideran que el sector de los drones va a cambiar mucho en los próximos meses. Ahora, es una suerte del "lejano oeste" de la aeronáutica. Tampoco será un sector hiperregulado como el de la aviación tradicional, repleto de certificados y burocracia.

Será un punto medio.

Vigilarán cientos de kilómetros de la red eléctrica de Naturgy con drones

El objetivo de FuVeX es que las compañías empiecen a confiar más en los dispositivos aéreos no tripulados frente a los helicópteros, "más contaminantes y complejos". Así, en verano de 2019 FuVeX cerró un acuerdo con Naturgy para vigilar las redes eléctricas en toda Europa de UFD, su filial, con drones. Más de 3.000 kilómetros de tendido eléctrico, a vista de pájaro.

Esta labor venía realizándose con helicópteros. La idea es reemplazar paulatinamente este medio de transporte por drones. "Nuestro modelo de negocio, por el que estamos con Naturgy trabajando en el sector eléctrico, es reemplazar los helicópteros. Son complejos, muy contaminantes, y uno se puede imaginar que volar al lado de líneas puede ser peligroso".

Hay, sin embargo, un escollo. La citada regulación. Un escollo que FuVeX espera ver salvado en los próximos meses, gracias a la entrada en vigor de una nueva regulación europea que permita ampliar el pilotaje de estos dispositivos más allá de la vista del operador.

Leer más: El caos de Barajas destapa una batalla por los contratos millonarios para instalar sistemas de derribo de drones en los aeropuertos españoles

Ahora, usar drones de vigilancia para líneas eléctricas no es eficaz. Los aparatos tienen que mantenerse cerca de los pilotos, lo que hace que estas soluciones "no sean eficientes". "Se vuelven más caras que un helicóptero: un dron es más barato, pero el operador tiene que estar constantemente en movimiento".

FuVeX, "posicionada" de cara a la nueva regulación de drones

La crisis del coronavirus podría atrasar la puesta en marcha de esta nueva regulación europea. Pero para FuVeX, no todo son malas noticias. No tienen un catálogo propiamente dicho de drones; fabrican sus dispositivos en función de las necesidades de sus clientes. Su producción está ahora mismo en un dron a la semana, y cuentan con 12 trabajadores.

Pero precisamente sus drones y patentes presentan una autonomía de incluso 340 kilómetros. Matilla lo explica de la siguiente forma: en menos de un año habrá nueva regulación, y de momento ellos ya pueden operar y hacer las cosas "de forma legal" con los pertinentes permisos. "Digamos que a pequeña escala".

"Nuestra ventaja competitiva al final es que en Estados Unidos muchas empresas intentaron conseguir muchísimo dinero invirtiendo en un tipo de dron y de aeronave con diseños cerrados, pensando que encajaría con la regulación, y no fue así. Acabaron quebrando", apunta. "Nosotros nos vamos adaptando a la regulación".

Para Matilla, FuVeX tiene "la capacidad de ir encajando en todos los requisitos regulatorios". "Las barreras de entrada van a ser altas, pero nosotros ya estamos muy bien posicionados".

Le avalan los premios. En 2018, FuVeX fue galardonada como la mejor startup de Europa en la categoría Espacio, según unos galardones organizados por la Comisión Europea. En 2019, FuVeX también ganó la tercera edición de Cuatrecasas Acelera, a pesar de que la firma no es estrictamente una legaltech.

Descartan la puesta en marcha de pedidos urbanos con drones a corto plazo

FuVeX.
FuVeX

FuVeX se convirtió en empresa en 2015. Antes había sido un spin off de la Universidad Pública de Navarra y de la Escuela Politécnica de Madrid, donde cursó sus estudios Carlos Matilla. Durante estos 5 años, la compañía ha pasado de participar en proyectos europeos a trabajar junto con una gran eléctrica como Naturgy.

Antes de que FuVeX y Naturgy anunciaran su colaboración —"una colaboración entre startup y gran corporación de manual", insiste Matilla—, la compañía ya había participado en iniciativas como el proyecto DOMUS que lideró Enaire, el principal proveedor español de sistemas de navegación aérea.

Leer más: La primera panadería del mundo que probó a repartir con drones explica a Uber Eats por qué no va a poder hacerlo (por ahora)

El consorcio DOMUS desarrolló e hizo incluso una demostración de un espacio de vuelo integrado. "Lo que permitirá que se hagan vuelos por ciudad", advierte Matilla, que matiza: "Este tipo de tecnología todavía se está desarrollando". "El reparto lo veremos a más largo plazo, ahora nos centramos más en temas no urbanos, que es donde está el nicho".

Un espacio aéreo integrado no es otra cosa que un sistema que habilita el tráfico aéreo para drones. Sin embargo, FuVeX se fija más en lo que pasa fuera de las ciudades. "El tope es la regulación", recuerda. Pero las aplicaciones van mucho más allá que la de vigilar tendidos eléctricos.

Un mercado que moverá cerca de 40.000 millones de euros en 2024

"Me encantaría decirte que no hay nadie en el mundo que haga lo mismo que nosotros", ríe el CEO de FuVex.

"Lo que tenemos de distinto es que nuestras patentes nos otorgan las mejores características de nuestro entorno en cuanto a autonomía y rango. Una patente mejora la capacidad de nuestras aeronaves de volar con más viento, clave en situaciones críticas", lo que abre la puerta a pensar en drones-bombero apagando incendios forestales. "Es el futuro".

"En vez de tener un helicóptero, podrías tener 10 aparatos volando a la vez por el mismo precio. Y si se cae alguno y se quema, no pasa nada, es un aparato". Un proyecto en el que ya se encuentran trabajando grandes corporaciones como Telefónica, por ejemplo.

Lo que hace FuVeX lo hacen también otras startups como la salmantina Arbórea Intellbird, que el año pasado comenzó a vigilar los aerogeneradores de Iberdrola en todo el mundo. Sin embargo, lo que plantea FuVeX es permitir que sus dispositivos vuelen mucho más tiempo y sin depender de la ubicación de su operador, lo que permitiría aumentar su eficacia.

Todo con la perspectiva que adelantaba Barclays en un estudio de mercados del año pasado: en 2024, este sector moverá cerca de 40.000 millones de euros.

La crisis del coronavirus, "un contratiempo" para FuVeX

"Teníamos muchos acuerdos a punto de cerrar por los que ahora estamos a la espera", admite Matilla. "Una parte de la producción la tuvimos que parar, y todas las personas que podemos teletrabajar lo estamos haciendo".

La crisis del coronavirus "no ha sido positiva" para FuVeX. "Pero seguimos optimistas: es una oportunidad para todos los temas de automatización. Tenemos vías de financiación y capacidad para crecer".

Leer más: Una exingeniera de Google del Proyecto Maven advierte sobre los peligros de las armas con Inteligencia Artificial y los posibles asesinatos masivos

Carlos Matilla habla, por ejemplo, de un reciente acuerdo que han firmado con instituciones europeas para desarrollar un proyecto de líneas de navegación aérea para drones "de ultra largo alcance", de hasta 150 kilómetros.

"Y algo un poco más futurista", advierte el CEO, sin dar más detalles al tratarse de un asunto que todavía no han firmado.

Y además