No es magia, sino tecnología: Genaq, la empresa española que genera agua potable a partir del aire en cualquier parte del mundo

GENAC

GENAC

  • La firma española Genaq extrae agua a través del aire con generadores atmosféricos, alcanza hasta los 1,5 millones de litros diarios en proyectos de plantas embotelladoras de agua y está en 45 países. 
  • Su tecnología innovadora producida en Lucena (Córdoba) replica el agua de la lluvia y es altamente personalizable: sirve para emergencias y desastres naturales, zonas de sequía, sitios con problemas de suministro o campos de refugiados. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Aunque extraer agua del aire parezca magia, son la ciencia y la tecnología las responsables de hacer posible este fenómeno y aprovechar la humedad del ambiente para abastecer a millones de personas de este recurso de primera necesidad. 

Una compañía española juega una parte indispensable en esta innovación: se trata de Genaq, que desde 2008 invierte en investigar, desarrollar e industrializar generadores atmosféricos de agua, producidos en Lucena. 

Business Insider España ha tenido la oportunidad de charlar con la directoral comercial Inmaculada Armenteros sobre este proyecto que ya genera 1,5 millones de litros diarios en proyectos de plantas embotelladoras de agua y tiene presencia en 45 países.  

"En el aire que respiramos hay un cierto grado de humedad que en realidad ya es agua. Lo que hacemos es condensarla por medio de un circuito frigorífico", explica Armenteros. "El resultado es un agua con nivel de pureza altísimo y excelente calidad. La filtramos para eliminar cualquier posible vestigio y la remineralizamos para que sea apta para el consumo humano".

Dispensador de agua de Genaq en La guajira (Colombia).
Dispensador de agua de Genaq en La guajira (Colombia).

GENAQ

A partir de ahí, los equipos pueden dispensar el agua que acaban de producir in situ. Sirven para remediar toda clase de situaciones, desde emergencias a un suministro discontinuo o total carencia de agua. "La primera necesidad a cubrir antes que el alojamiento y la comida es el agua".

Su conocimiento y tecnología les ha llevado a maximizar la eficiencia y que los generadores tengan un coste energético realmente bajo, tanto que producir un litro de agua producida por ellos resulta mucho más económico que el precio de mercado estándar, con una calidad equivalente al del agua mineral.

 Su cuarta generación de generadores atmosféricos cuenta con luz ultravioleta que aniquila cualquier tipo de patógeno. 

Además, todo el procedimiento se realiza a través de una fuente de energía que puede provenir de la red eléctrica, grupo electrógeno, o energía solar o eólica, logrando en los dos últimos casos que los generadores sean completamente autónomos y sostenibles, pudiendo ubicarse en cualquier lugar.

"En muchos casos ya no es un uso residual o alternativo, sino la principal fuente de agua", destaca Inmaculada Armenteros. "Se trata de calidad, seguridad, salubridad y ofrecer una solución autónoma". 

GENAQ

QENAQ

Desde 50 a 50.000 litros al día

En condiciones nominales (entre 30% y 80% de humedad) los generadores de la compañía, dependiendo del modelo, pueden producir desde 50 hasta 5.000 litros al día. Se puede conocer con precisión el comportamiento del generador en cualquier ubicación del mundo.

"Monitorizamos el funcionamiento de todos los que tenemos en el mercado y podemos invertir en remoto ante cualquier aviso". Esto es posible al incorporar el Internet de las Cosas, propiciando que los generadores se encuentran permanentemente conectados y pueden ser controlados desde cualquier parte con el móvil. 

"Podemos encender, apagar, cambiar parámetros y velocidad y sobre todo, resolver cualquier incidencia a distancia, resolviendo cualquier problema operativo". 

Cada gama suele orientarse a una necesidad específica: los generadores más pequeños (Stratus) son como fuentes que dispensan agua y sirven para hogares, hoteles, hospitales, oficinas o restaurantes. 

Los intermedios (Nimbus) se orientan al sector industrial en localizaciones remotas, plataformas petrolíferas, campamentos mineros o lugares en construcción.

Por otro lado están los Cumulus, principalmente destinados a emergencias en campamentos militares y civiles, así como en respuesta a desastres naturales. "Se pueden transportar en helicóptero y pueden soportar situaciones realmente inhóspitas". 

Y por último, la gama de mayor tamaño, la AWGPlant, cuyo propósito es surtir una gran necesidad de agua, dirigiéndose a plantas embotelladoras, suministro de agua residencial o procesos industriales. 

Pero esto no es todo, porque su búsqueda sigue: en la actualidad Genaq desarrolla el prototipo de lo que será el futuro Stratus S20, que generará hasta un máximo de 20 litros diarios ideado especialmente como dispensador de agua doméstico y que podría sustituir al agua embotellada en los hogares, evitando la huella de carbono logística o el uso innecesario de plástico. 

"También tenemos futuro para aplicaciones como la agricultura hidropónica y de precisión, con usos increíbles del agua"

Empresas petroleras, centros tecnológicos e incluso Ejércitos usan su tecnología

45 países de los cinco continentes usan su tecnología, incluyendo a Australia, Malasia, Madagascar, Catar, Etiopía, Nigeria, Argelia, Francia, España, Portugal, Puerto Rico, Chile, Panamá, Honduras, México o Estados Unidos. 

También aprovechan sus generadores las Naciones Unidas, ejércitos o Gobiernos como el de Estados Unidos, Panamá, España, Pakistán o Malasia; empresas petroleras como ENSCO, Petronas o Sapura y centros tecnológicos en Jordania, Chile o Catar. 

Su sencillez de instalación es una de las cosas que más llama la atención. "No necesita obra civil ni instalación de ningún tipo, tan solo llegar y conectarlo", apunta Inmaculada Armenteros. 

Consideran a la industria de agua embotellada un partner con el que colaborar y aunar fuerzas en lugar de un competidor. "Conocen al mercado y al consumidor: queremos crear sinergias y acuerdos con este tipo de empresas". "Somos el siguiente escalón en el servicio que prestan". 

Otros artículos interesantes:

El plástico que sí se degrada: crean un polímero que se descompone en solo una semana gracias al sol y al aire

¿Y si la mejor tecnología de limpieza estuviese en los moluscos? Un experimento puntero demuestra que 300 mejillones pueden filtrar 250.000 microplásticos por hora

Gravity Wave, la startup española que sale a "faenar" plástico del Mediterráneo con la ayuda de 800 pescadores tradicionales y lo resucita en forma de muebles o material de oficina

Te recomendamos

Y además