Pasar al contenido principal

El Gobierno garantiza a Bruselas que cumplirá con el déficit haya Presupuestos o no

Méndez de Vigo, tras un Consejo de Ministros
Europa Press

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la remisión a la Comisión Europea del Programa Nacional de Reformas 2018, que contiene las prioridades de política económica del Gobierno para materializar las previsiones de crecimiento a medio plazo y el compromiso de consecución del objetivo de déficit del 2,2% del PIB para este año se aprueben o no los Presupuestos de 2018.

Para coordinar las políticas económicas nacionales y lograr los objetivos establecidos para la Unión Europea cada año, en el mes de abril, todos los Estados miembros de la UE presentan ante la Comisión Europea sus Programas Nacionales de Reformas, conjuntamente con los Programas de Estabilidad.

El nuevo programa sigue apostando por la sostenibilidad fiscal y por una política económica dirigida a mejorar la productividad y la competitividad de la economía española, diversificarla y hacerla cada vez más capaz de adaptarse y aprovechar las oportunidades en un entorno más globalizado y cambiante. Además, se incluyen elementos que el Gobierno considera "primordial defender" a nivel europeo.

Eso sí, ve necesario hacerlo en torno a elementos que puedan ser acordados con otras fuerzas políticas en los casos en los que sea necesario legislar y, por tanto, obtener suficientes apoyos parlamentarios, por lo que considera que siguen siendo relevantes los compromisos alcanzados en la investidura con otros grupos políticos.

Se cumplirá con el déficit con o sin Presupuestos

Tras cuatro años de crecimiento económico, tres de ellos por encima del 3%, el Gobierno marca como reto que el crecimiento sea sostenible en el tiempo para superar "por completo" las consecuencias de la crisis y seguir avanzando en la convergencia en empleo, renta, salarios y productividad.

En materia de sostenibilidad financiera, señala que el Gobierno tiene como objetivo que España salga del procedimiento de déficit excesivo y que se cierre el año con un déficit del 2,2% del PIB para seguir enviando a los mercados un mensaje de "prudencia y sensatez" en el manejo de las cuentas públicas, al ser "esencial para mantener la confianza en la economía y crecer".

Por ello, para 2018, y en un contexto de prórroga de los Presupuestos, el PNR pone de manifiesto que el Gobierno ha puesto en marcha una estrategia presupuestaria "responsable" que "garantiza la consecución de ese objetivo, independientemente de si se aprueban o no en el Parlamento los Presupuestos para 2018".

En el Programa de Estabilidad Presupuestaria de España para el periodo 2018-2021, que incluye una previsión de crecimiento medio próxima al 2,5% hasta 2021 y una tasa de paro por debajo del 11% al final del periodo, el Ejecutivo estima que España seguirá registrando déficits tanto este año (2,2%), como en 2019 (1,3%) y 2020 (0,5%), para, en el año 2021, registrar ya un superávit del 0,1% del PIB.

Productividad y sostenibilidad

De esta forma, señala que sostener el crecimiento y la creación de empleo en el tiempo exige mejoras continuas en la competitividad y productividad de la economía española, ya que solo de esa forma será posible acceder a mayores niveles salariales y converger en renta con los países del entorno.

Para ello, el programa pone un énfasis especial en áreas como el reto digital, la I+D+i, la formación o el respaldo al desarrollo empresarial, y remarca que el crecimiento debe ser cada vez "más sostenible medioambientalmente y eficiente energéticamente".

Estos dos ámbitos se recogen en el programa, con referencia a la Ley de Cambio Climático y Sostenibilidad Energética o el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, entre otras actuaciones.

También considera que el crecimiento también debe ser sostenible socialmente, lo que pasa por la necesidad de seguir creando empleo y de que las medidas que se adopten propicien que el empleo sea "inclusivo y de mayor calidad", y que la evolución salarial, que "necesariamente será al alza", sea compatible con el crecimiento, la propia creación de empleo y también con el aumento de la productividad en el que la economía española debe hacer un esfuerzo.

Te puede interesar

Lo más popular