Pasar al contenido principal

Por qué el director de tecnología de Goldman Sachs cree que la pandemia del coronavirus acelerará la inversión en herramientas digitales como plataformas de trading basadas en realidad virtual

Un trader de Wall Street se sorprende ante el desplome de la bolsa

Reuters

  • La pandemia del coronavirus, pese a que está afectando a los presupuestos en la inversión en tecnología, cada vez genera más muestras de que la epidemia podría agilizar las apuestas por nuevas herramientas digitales.
  • La mayoría de los bancos de inversión ya trabajan con soluciones digitales, pero esta situación obliga a profundizar en ellas.
  • Este es el caso de Goldman Sachs, donde el brote está demostrando, según el director de tecnología, Atte Lahtiranta, por qué la industria financiera desafiará el dominio de los gigantes de la tecnología para liderar el camino hacia la innovación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia del coronavirus está repercutiendo en muchos sectores con fuerza. Con todo, pese a que está afectando a los presupuestos en la inversión en tecnología, cada vez hay más muestras de que la epidemia podría agilizar las apuestas por nuevas herramientas digitales

La gestión automatizada en Europa –realizada bajo algoritmos que detectan tendencias para comprar y vender activos en los mercados–, ya muestra una evolución creciente en cuanto a la relevancia tecnológica se refiere, pues representa ya un 19% del mercado mundial. Unos números que dejan a las claras, efectivamente, el interés por la tecnología por parte de la industria financiera y, también, por los usuarios. Es una evidencia de cómo lo digital se abre cada vez más su paso en la era moderna.

Las fuertes caídas de los últimos días en todas las bolsas reflejan el pánico ante lo que muchos llaman un “cisne negro”, un evento improbable que da la vuelta a todas las previsiones. Ante esta situación, muchos inversores ven cómo sus activos pierden valor de forma precipitada y necesitan del asesoramiento. Sin embargo, no pueden ir a las oficinas de su banco privado o su asesor financiero. ¿Cómo pueden reaccionar los profesionales frente a este esquema?

La mayoría ya trabajan con soluciones digitales, pero esta situación obliga a profundizar en ellas. Los efectos que tiene en el mercado un cataclismo en bolsa como el que se ha visto a raíz del brote de la Covid-19, obligarán a profundizar en la digitalización ya existente y regular una nueva forma de trabajo que redundará en más productividad y mejor competitividad

Las plataformas que respondan mejor a las necesidades específicas de las empresas de inversión y que sean más utilizables e intuitivas para los clientes finales conseguirán triunfar, porque generarán la base de todo el negocio: la confianza

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

El ejemplo de Goldman Sachs

Este es el caso de Goldman Sachs, donde el brote está demostrando, según el director de tecnología, Atte Lahtiranta, por qué el sector financiero desafiará el dominio de los gigantes de la tecnología para liderar el camino hacia la innovación.

Un ejemplo que citó como una posible irrupción futura: es crear plataformas de trading basadas en la realidad virtual. Desde su punto de vista, es algo que “avanzará muy rápidamente”, por lo que adoptarán “nuevas tecnologías” para tratar de ser líderes en este tipo de innovaciones.

De hecho, Goldman Sachs se ha apresurado a adoptar nuevas tecnologías, pero aún está a la zaga de otros competidores como JPMorgan. Recientemente, anunció un nuevo acuerdo con SAP, por ejemplo, para facilitar los pagos transfronterizos en el mercado online del gigante de software alemán.

Por su parte, Lahtiranta se alió con Verizon hace solo 5 meses. Entre sus principales objetivos para la empresa está una coordinación más estrecha con la comunidad de desarrolladores.

A su modo de ver, no cree que la industria financiera se haya centrado "tanto en el mundo de los desarrolladores como de dónde venimos”, afirmó en declaraciones a Business Insider. Debe tener “una excelente documentación, mantener contentos a los desarrolladores, hacer que usen sus servicios y, con suerte, crear algún intercambio de valor", asegura.

Además, indica que ha tenido el desafío de adaptar a los 38.000 trabajadores de la entidad bancaria norteamericana a teletrabajar, una tarea que cambia completamente los esquemas sobre cómo era trabajar en la industria financiera.

En cada momento, todas las noches se pregunta: “’¿Para qué me apunté a todo esto?' Pensé que era un entorno más regulado y de ritmo constante”, afirma. Goldman Sachs, por ejemplo, ya tenía su propio sistema de escritorio remoto y había estado usando Symphony, un sistema de mensajería instantánea diseñado para la industria financiera.

A ello hay que sumarle la implantación del uso de Zoom por todos sus empleados y la instrucción los trabajadores para que fueran igual de productivos en sus casas que en sus oficinas.
 

Y además